La UE respalda la Convención Constitucional de Chile y acompañará el proceso

Los Constituyentes festejan tras dar inicio de la sesión inaugural de la Convención Constitucional, hoy en el antiguo Congreso Nacional, en Santiago (Chile). EFE/Elvis González

Bruselas (EuroEFE).- El alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, celebró este lunes la instalación de la Convención Constitucional que redactará la nueva Carta Magna de Chile y aseguró que la UE “acompañará” el proceso.

“La Unión Europea saluda la primera sesión de la Convención Constitucional de Chile, de la que debe salir una nueva Constitución, fruto del diálogo abierto y democrático entre los ciudadanos”, indicó Borrell a través de su perfil en la red social Twitter.

“Acompañaremos este proceso innovador e histórico”, agregó el político español, que hizo alusión al diálogo político establecido entre la Unión y Chile.

Actualmente, Chile y el club comunitario trabajan en la modernización iniciada en 2017 del acuerdo de asociación -que incluye un tratado de libre comercio- que ambas partes concluyeron en 2002 y que es la principal plataforma para sus relaciones.

El proceso constituyente de Chile nació en 2019 como un acuerdo entre los partidos políticos para tratar de amainar la crisis social generada por las protestas de ese año, que estalló con masivas marchas por un modelo socioeconómico más justo y que dejó al menos una treintena de fallecidos y miles de heridos.

En un plebiscito en octubre de 2020, los chilenos decidieron por abrumadora mayoría que una Convención Constituyente integrada por 155 personas elegidas para la ocasión redactara una nueva Constitución, y en mayo de este año se escogió en las urnas a sus integrantes.

El órgano, que acabó siendo integrado en su mayoría por ciudadanos independientes, -la mayoría de tendencia progresista, mientras que la derecha tiene solo 37 escaños-, comenzó a funcionar este domingo con su sesión de instalación y con la elección de su presidenta y vicepresidente.

A partir de ahora, tiene un máximo de un año para proponer una nueva Constitución, texto que deberá refrendarse en otro plebiscito en 2022, con voto obligatorio.

De aprobarse, sustituirá a la actual Constitución, heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y criticada por muchos por su corte neoliberal.

La UE felicita a Chile por la respuesta democrática a las peticiones del pueblo

Bruselas (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) felicitó este lunes a Chile por el plebiscito en el que los chilenos decidieron reemplazar su actual Constitución, redactada durante la dictadura de Augusto Pinochet, y lo consideró una “respuesta democrática” a las peticiones …

Editado por Virginia Hebrero