«Las elecciones en Nicaragua son una farsa», dice el copresidente de Eurolat

Alt= Una mujer nicaragüense vota en Managua, Nicaragua. EFE/Jorge Torres /Archivo

Una mujer nicaragüense vota en Managua, Nicaragua. EFE/Jorge Torres /Archivo

Bogotá (EuroEFE).- El copresidente de la Asamblea Parlamentaria Eurolatinoamérica (Eurolat), Javi López, calificó este miércoles las próximas elecciones presidenciales de Nicaragua como «una auténtica farsa» y criticó la «campaña de represión furibunda» que está en marcha en el país centroamericano.

«La democracia en Nicaragua está muriendo y es responsabilidad del régimen de (Daniel) Ortega», aseguró López en declaraciones a Efe, y subrayó que las elecciones convocadas para el próximo domingo «son una auténtica farsa».

El europarlamentario socialista, que copresidió la reunión de dos días de la cúpula de Eurolat celebrada en Bogotá, rechazó «de plano», como Unión Europea, la «campaña de represión furibunda sobre la oposición del país» centroamericano.

Este mismo martes, el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, también se pronunció de la misma manera, hablando que los comicios son «completamente un ‘fake'» y de ellas no se puede esperar ningún «resultado legítimo».

«Hay elecciones que son completamente un ‘fake’. Allí no vamos a mandar ninguna misión de observación electoral porque el señor Ortega ya se encargó de encarcelar a todos los opositores políticos que se presentaban a las elecciones», afirmó Borrell durante un encuentro con medios en Perú, donde llegó el lunes en su primera visita a América Latina desde que asumió el cargo.

Nicaragua votará el domingo a su próximo presidente donde todo indica que saldrá reelegido el sandinista Ortega, después de que la oposición política haya tenido que salir al exilio o ha sido detenida por la persecución política en marcha en el país.

Cristiana Chamorro, la aspirante a la presidencia de Nicaragua que tenía mayor probabilidad de derrotar al actual mandatario, fue detenida por «traición a la patria» y presunto lavado de dinero y se encuentra en arresto domiciliario desde junio pasado e inhabilitada para participar en las elecciones a pedido del Ministerio Público, que dirige la exguerrillera sandinista Ana Julia Guido.

También quedaron fuera de la carrera electoral por arrestos e investigaciones legales impulsadas por el régimen de Ortega, Arturo Cruz, un exembajador de Nicaragua en EE.UU., arrestado a su regreso de un viaje a Washington; Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro, el periodista Miguel Mora, el líder campesino Medardo Mairena y Noel Vidaurre.

LAS ELECCIONES EN VENEZUELA

Por otra parte, el eurodiputado socialista Javi López considera que las elecciones locales y regionales que se celebrarán en Venezuela el próximo 21 de noviembre y en las que participará por primera vez en cuatro años la oposición son una oportunidad para «una reinstitucionalización del país» que conlleve más democracia.

Así lo aseguró en declaraciones a Efe el eurodiputado español, quien dijo que los comicios y la mesa de diálogo instalada en México entre Gobierno y oposición son «un primer paso con algunas garantías, con garantías democráticas, para una reinstitucionalización del país, que es la única salida, la democrática, la posible para una crisis como la que vive Venezuela».

La UE  tiene «las esperanzas» en este proceso, que está paralizado después de que el Gobierno de Nicolás Maduro se levantara de la mesa en México tras la extradición a Estados Unidos del empresario colombo-venezolano Alex Saab, presunto testaferro del mandatario.

«Nosotros los europeos siempre hemos apostado por una salida negociada de esta grave crisis y por eso ponemos esperanzas en el proceso de negociación que existe entre venezolanos hoy en México», dijo López en Bogotá, donde copresidió la reunión de dos días de la cúpula de la Asamblea Parlamentaria Eurolatinoamericana (Eurolat),

Además, las elecciones locales y regionales en Venezuela, a las que la UE enviará una misión de observación, son también una oportunidad en ese mismo sentido.

La Misión de Observación Electoral tiene «el objetivo de observar el proceso, verificar y buscar garantías en el proceso democrático necesario en el país después de una gravísima crisis que aún padece Venezuela, no solo política e institucional, sino también económica y que ha devenido lamentablemente humanitaria», dijo el eurodiputado.

La UE espera tener un centenar de observadores en todo el territorio venezolano para verificar el proceso y así estar en 22 de los 23 estados, además de Caracas, y con la excepción de Amazonas, donde solo se desplazará un equipo los días previos, por condiciones de logística y seguridad.

A estas elecciones se presentará también la oposición, incluido el sector que lidera el exdiputado Juan Guaidó, en la primera vez que acude la mayoría del bloque antichavista a las urnas desde 2017.

López también aprovechó la visita a Colombia para elogiar el esfuerzo realizado por el Gobierno colombiano con el Estatuto de Protección Especial anunciado a principios de año que pretende regularizar la situación de casi dos millones de venezolanos en el país.

«El mundo debería reconocer más a menudo eso porque no es lo normal», dijo el europarlamentario español.

EUROPA NO SE FIJA EN LATINOAMÉRICA

Por otra parte, el copresidente de Eurolat, Javi López, reconoció este miércoles tras un encuentro en Bogotá centrado en impulsar la relación entre los dos continentes que Europa en los últimos años no ha prestado atención suficiente a Latinoamérica.

«Desgraciadamente durante los últimos años Europa ha estado muy centrado en su vecindario, en los conflictos de Siria, Libia, Ucrania, Europa del Este, Oriente Medio, Norte de África, y probablemente no haya tenido tanta atención sobre Latinoamérica como merece», dijo el europarlamentario español, en declaraciones a Efe, después de terminar la reunión de dos días de la cúpula de Eurolat.

El europarlamentario socialista destacó el «potencial» de las relaciones entre los dos bloques «por los lazos históricos y culturales y sobre todo por tener una misma visión del mundo».

En la declaración conjunta alcanzada, la cúpula de Eurolat destacó la «imperiosa necesidad de revitalizar y fortalecer el diálogo y la cooperación entre América Latina y el Caribe y la UE», e hizo un llamamiento a «reactivar y revitalizar el diálogo político entre la UE y América Latina y el Caribe al más alto nivel».

Y hablan de «una posible Cumbre UE-América Latina y el Caribe en diciembre de 2021«.

La Unión Europea ha quedado muy abajo como socio comercial en varios países latinoamericanos, a favor de China, Estados Unidos o las relaciones entre los propios países vecinos.

En ese sentido, López recordó que China ha multiplicado el comercio con América Latina por 26 en los últimos 10 años.

«Nosotros éramos históricamente el mayor inversor en la región, China ya nos ha sobrepasado y además estos lazos económicos van acompañados de lazos políticos muy fuertes», dijo López, que lo ejemplificó con las visitas del presidente de China, Xi Jinping, a países de la región y las constantes cumbres entre estos bloques

En esta reactivación de diálogo, hay dos aspectos concretos que se pretenden abordar: reactivar los acuerdos de asociación, como los que la UE tiene que renovar con México y Chile y el de Mercosur, y también a que se reactiven las cumbres entre la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), suspendidas hace 6 años por las discrepancias con Venezuela.

MEDIO AMBIENTE, PANDEMIA Y GÉNERO

Tras año y medio, los catorce miembros europeos y latinos de la Mesa Ejecutiva de Eurolat se volvieron a reunir de forma presencial en la capital de Colombia donde abordaron cuestiones como la propia situación del nuevo coronavirus y la cooperación en materia sanitaria o «cómo trabajar para tener una agenda común para la recuperación económica necesaria después de la pandemia».

En ese sentido, López recordó que Latinoamérica es «una región atravesada por la desigualdad que se ha visto agravada por la pandemia», y que la recuperación solo puede pasar por que haya «maniobra fiscal» con un «apoyo social que es absolutamente necesario y una recuperación que sea no solo socialmente justa, sino medioambientalmente sostenible».

Además, abordaron las metas conjuntas medioambientales que se están tratando actualmente en la Cumbre del Clima de Glasgow (COP26) y la agenda de género y los problemas estructurales que hay en la región como los feminicidios o la discriminación.

En resumen y en palabras del copresidente de Eurolat, la Asamblea hizo una «llamada a relanzar estas relaciones entre Europa y Latinoamérica con una agenda concreta, la que compartía: recuperación verde, lucha contra la pandemia, recuperación justa y una agenda de género fuerte en cuanto a la discriminación».

Editado por Sandra Municio

En ausencia de la OEA y la UE, ¿quién observará las elecciones en Nicaragua?

Los observadores internacionales que habitualmente acompañan los procesos electorales en Latinoamérica, como la OEA, la Unión Europea (UE) y el Centro Carter, estarán ausentes en los comicios generales del próximo domingo en Nicaragua.