La crisis de Frontex ha afectado a su personal, según su máxima responsable

La crisis de Frontex ha afectado a su personal, según su máxima responsable

Vista de la fachada de la sede de la Agencia Europea de Fronteras (Frontex), en una imagen de archivo. EFE/JAKUB KAMINSKI /Archivo

Bruselas (EuroEFE).- La actual máxima responsable de Frontex, Aija Kalnaja, dijo este lunes que la crisis provocada por los escándalos relacionados con las supuestas devoluciones en caliente, y la opacidad en la gestión, ha tenido un impacto sobre el personal que trabaja en la agencia europea de fronteras.

Kalnaja compareció ante la Comisión de Libertades Civiles de la Eurocámara para hablar con los eurodiputados después de haber asumido temporalmente la dirección de Frontex tras la dimisión de Fabrice Leggeri, al mando de la agencia de fronteras europea desde 2015.

«Mentiría si dijera que no afecta al personal» todo lo ocurrido, dijo la responsable de Frontex, y añadió que algunos funcionarios están «preocupados» y que otras personas «no quieren trabajar en la agencia» por la «reputación» que tiene en estos momentos.

Indicó que, en el marco de los cambios iniciados, últimamente se han tomado medidas para «abrir las puertas» de la institución.

«Tenemos trabajo por delante» para cambiar las cosas, consideró.

Kalnaja dejó claro que su objetivo es que la oficina sea «más transparente y esté mejor gestionada».

En ese contexto, valoró que exista un «control público» que permita ser «críticos» con el trabajo que desarrolle y analice «cómo poder mejorar».

Las presuntas devoluciones en caliente en el Mediterráneo desembocaron el pasado abril en la renuncia del director ejecutivo de Frontex, Fabrice Leggeri, un año y medio después de que saltaran las primeras denuncias de expulsiones ilegales de migrantes en el Egeo.

Leggeri alegó en su carta de despedida que su mandato al frente de la agencia había sido «silenciosa, pero efectivamente modificado», aunque sin dar explicación alguna sobre el cambio que, a su juicio, ha sufrido ese mandato.

Desde la Comisión Europea se precisó después que el mandato de Frontex no ha sido revisado y que este sigue siendo ayudar a los Estados miembros a proteger las fronteras externas comunes de la UE y defender al hacerlo los derechos fundamentales.

Editado por M.Moya