Suiza aprueba en referéndum participar junto a la UE en la expansión de Frontex

Suiza aprueba en referéndum participar junto a la UE en la expansión de Frontex

Vista de personas paseando en Ginebra, Suiza, en una imagen de archivo. EFE/EPA/MARTIAL TREZZINI

Ginebra (EuroEFE).- Los suizos aprobaron hoy por amplia mayoría en referéndum que el país aumente su contribución financiera y de personal a la agencia de seguridad fronteriza de la Unión Europea, Frontex, lo que disipa los temores a que el país centroeuropeo pudiera quedar fuera del espacio Schengen.

Con casi todo el voto ya escrutado, un 71 % de los participantes en el referéndum aprobó ese aumento presupuestario, que en la práctica elevará progresivamente la contribución suiza anual desde los 24 millones de francos suizos actuales (23 millones de euros) a 61 millones de francos (58 millones de euros) en 2027.

La participación en la consulta fue de sólo el 39 %, un bajo porcentaje habitual en un país donde hay cuatro jornadas de referendos anuales, en las que los suizos deben decidir simultáneamente sobre distintas cuestiones federales, cantonales y locales.

El aumento de la participación suiza en Frontex ya había sido aprobado el 1 de octubre por el Consejo Federal (Ejecutivo) y el Parlamento, aunque una plataforma de activistas contrarios a Frontex logró reunir las firmas necesarias para someter la decisión oficial a una consulta popular.

La Unión Europea decidió ampliar los fondos para Frontex y el personal encargado de seguridad fronteriza a raíz de la crisis de refugiados de 2015 y se reclamaba a Suiza que también ampliara su contribución en la agencia, de la que recibe ayuda operacional para el control de las entradas y salidas desde hace diez años.

Tanto el Gobierno como el Legislativo de Suiza habían recomendado a los votantes que dieran el «sí» al aumento presupuestario, advirtiendo de que una victoria del «no» podría excluir al país del espacio Schengen.

La inclusión en el espacio beneficia, por ejemplo, a cientos de miles de personas que cada día cruzan las fronteras entre Suiza y sus países vecinos de la UE (Francia, Alemania, Italia y Austria) para trabajar, hacer turismo o compras.

Los promotores del referéndum y del «no» sostenían que Frontex era «responsable de la violencia, la miseria y las muertes que se producen a las puertas de Europa», por lo que eran contrarios a expandir con dinero suizo la agencia, con prácticas controvertidas como las presuntas devoluciones en caliente de migrantes.

La reciente dimisión del director ejecutivo de Frontex, Fabrice Leggeri, por las acusaciones de que la agencia expulsó ilegalmente a numerosos migrantes en la ruta a través del Egeo, dio fuerza a estos argumentos, aunque los suizos finalmente optaron hoy por reforzar su cooperación en seguridad fronteriza con la UE.

Editado por Sandra Municio