La nueva líder de la Eurocámara, Roberta Metsola, pide abordar la «inflexibilidad cruel» en las normas fiscales

Roberta Metsola líder de la Eurocámara habla sobre las reglas fiscales de la UE

La nueva líder de la Eurocámara, Roberta Metsola, durante una rueda de prensa este martes 18 de enero de 2022 en Estrasburgo, Francia. EFE/EPA/JULIEN WARNAND

Estrasburgo (Francia) (EuroEFE).- La nueva presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, aseguró este martes que la Eurocámara debe respaldar a «los países que tienen que seguir invirtiendo para asegurarse que no se quedan atrás» y, de cara a la reforma de las reglas fiscales europeas que el club acaba de emprender, pidió que se aborde su «inflexibilidad cruel».

En un encuentro informativo con periodistas de cuatro agencias de prensa europeas, entre ellas Efe, Metsola abordó dos de los asuntos que tendrán una presencia constante en la agenda legislativa europea este año, la reforma de las reglas fiscales y la defensa del Estado de derecho ante la deriva iliberal de Polonia y Hungría, y se explicó además respecto a la polémica por su posición sobre el derecho al aborto.

REGLAS FISCALES: ABORDAR LA “INFLEXIBILIDAD CRUEL”

Respecto a la reforma de las normas europeas de disciplina presupuestaria, suspendidas por la pandemia y cuyos planes de reforma se reiniciaron a finales de 2021, Metsola insistió en la necesidad de abordar la “inflexibilidad cruel” de estas normas que controlan los desvíos en las tasas nacionales de déficit y deuda.

“Este Parlamento debe estar del lado de los países que tienen que seguir invirtiendo para asegurarse que no se quedan atrás, que no hay partes de los países marginalizadas tras la pandemia”, incidió Metsola.

Bruselas suspendió en marzo de 2020 estas reglas para permitir el ingente gasto público necesario para responder a la crisis y está previsto que sigan congeladas hasta principios de 2023.

La Comisión y algunos países, incluida España, quieren que ya se hayan actualizado cuando llegue el momento de aplicarlas, pero no todos los Estados comparten esta urgencia.

La maltesa precisó que las futuras reglas fiscales a nivel comunitario deberán “ir acompañadas de transparencia, evitar los abusos y promover la rendición de cuentas de los gastos”, unos principios que, dijo, defienden sus colegas de las comisiones parlamentarias dedicadas a los presupuestos.

ESTADO DE DERECHO, ENTRE SUS PRIORIDADES

Metsola también fue cuestionada sobre la acción del Parlamento Europeo respecto a la defensa del Estado de derecho en la Unión Europea después de que su predecesor, David Sassoli, materializara en octubre una demanda a la Comisión Europea por no haber empezado a aplicar las nuevas normas que condicionan la entrega de fondos comunitarios al respeto de los valores comunitarios.

La postura que ha mantenido hasta ahora el Parlamento Europeo en esta disputa legal –en la que considera que la Comisión Europea no está cumpliendo con los deberes que le exigen los tratados- “continuará siendo defendida por este Parlamento”, aseguró Metsola.

“En mis primeras conversaciones con diferentes comisarios, este es un asunto que estará a la cabeza de nuestras prioridades porque este Parlamento, durante la pandemia, ha peleado para asegurar que esta condicionalidad se incluyera en el marco financiero”, recordó la presidenta de la Eurocámara.

Una vez comience a aplicarse, dicha condicionalidad permitirá por primera vez paralizar el desembolso de fondos comunitarios cuando se detecten violaciones de principios del Estado de derecho -como la independencia judicial, la igualdad ante la ley o la separación de poderes- que afecten al buen uso de los fondos europeos.

“Esto es algo de lo que estar orgulloso, en lo que fuimos ambiciosos, y en lo que ahora debemos cumplir. Depende de nosotros asegurar que presionamos por ello”, afirmó.

ABORTO, UN DEBATE QUE DEBE TENER LUGAR EN MALTA

Sobre el asunto que ha traído la mayor controversia a su campaña para la Eurocámara, su postura sobre el derecho al aborto, Metsola afirmó que siempre ha sido “una luchadora por las mujeres” y siempre lo será “contra las desigualdades en todas partes”.

Su llegada a la Eurocámara, sin embargo, ha estado marcada por el recordatorio de la bancada progresista en el Parlamento Europeo de que Metsola siempre ha votado en contra de los textos y resoluciones parlamentarias que pedían un mayor acceso de las mujeres al derecho al aborto.

Malta, el país natal de Metsola, es el país más restrictivo de la Unión Europea en cuando al acceso a esta práctica -la prohíbe en cualquier circunstancia- y además negoció un protocolo al entrar en la Unión Europea para aclarar que la competencia sobre este asunto recaerá siempre en el Parlamento de Malta, motivo por el que todos los diputados de este país votan tradicionalmente en contra en estos asuntos en la Eurocámara.

“La situación en mi país natal es diferente a la de otros Estados miembros. Es histórica y es un debate que es continuo pero que, espero que lo entiendan, debe tener lugar en ese Estado miembro”, explicó.

Como nueva líder del Parlamento Europeo, aseguró que asume “la postura de esta institución en todos los asuntos relacionados con la desigualdad de género, violencia doméstica, asuntos LGBTIQ+, salud sexual y reproductiva”, que «es inequívoca».

Al mismo tiempo, aseguró, promoverá y presentará la posición de la Eurocámara sobre la salud reproductiva de las mujeres “en todos y cada uno de los Estados miembros”, algo que, dijo, ya ha hecho como vicepresidenta al llevar a Polonia una resolución sobre la ley del aborto en este país y su regresión en los derechos de las mujeres.

Editado por Sandra Municio

Roberta Metsola, una maltesa para feminizar el liderazgo de la Eurocámara

Estrasburgo (Francia) (EuroEFE).- Con sus 43 años cumplidos el mismo día que se ha hecho con la presidencia de la Eurocámara, la popular Roberta Metsola es la persona más joven en llegar al máximo cargo de una institución comunitaria, la …