Katalin Novák, la primera presidenta en Hungría, conservadora y leal a Orbán

Katalin Novak primera presidente de Hungría

La recién electa presidenta húngara Katalin Novak este jueves 10 de marzo de 2022 en el Parlamento húngaro en Budapest, Hungría. EFE/EPA/SZILARD KOSZTICSAK

Budapest (EuroEFE).- La presidenta electa de Hungría, Katalin Novák, es una calvinista devota, muy leal al primer ministro Viktor Orbán, tras protagonizar una rápida carrera política en las filas del gobernante partido conservador y ultranacionalista Fidesz.

Apenas necesitó 15 años para ascender desde las bases del partido, con menos de 30 años de edad, hasta la jefatura del Estado, siendo así no solo la primera mujer en ese cargo sino también la persona más joven, con 44 años.

Tras entrar en 2010 en el ministerio de Exteriores, fue secretaria de Estado de Juventud y Familia entre 2014 y 2020.

Luego fue ministra de esa misma cartera hasta diciembre pasado, cuando dimitió poco después de que Orbán sorprendiera a la opinión pública al presentarla como su candidata para la jefatura del Estado.

LEAL A ORBÁN

Fiel seguidora del primer ministro y su visión conservadora y nacionalista del país centroeuropeo, ha sido una de las artífices de las políticas conservadoras del Fidesz y defensora de la «tradicional familia cristiana».

Novák, quien es madre de tres hijos, adoptó con cierto éxito algunas medidas para impulsar la natalidad en Hungría, con el objetivo de hacer frente a la crisis demográfica que sufre el país desde hace décadas.

También ha sido una de las caras visibles de las posturas ultraconservadoras que revalorizan los roles tradicionales de género y que han levantado indignación fuera y dentro de Hungría por considerarse discriminatorias contra las minorías sexuales.

Un ejemplo es la polémica ley considerada homófoba y aprobada el año pasado por el Fidesz, que prohíbe las representaciones de la homosexualidad en lugares accesibles a los menores.

La controvertida ley llevó a que la Comisión Europea iniciara contra Hungría un procedimiento de infracción de los tratados europeos.

Pese a las duras críticas de Bruselas y desde numerosos países de Europa occidental, Novák asegura que no asistirá a «la destrucción del Estado de derecho» y que su objetivo como presidenta será unificar la nación.

POLÍGLOTA Y DIPLOMÁTICA

La nueva presidenta cuenta con una amplia experiencia diplomática y domina cuatro idiomas aparte del húngaro: el inglés, francés, alemán y español.

Como vicepresidenta del Fidesz (2017 a 2021) y ministra de Familia fue anfitriona en 2021 de la «Cumbre Demográfica», un encuentro de políticos conservadores y derechistas de todo el mundo, entre ellos, Jaime Mayor Oreja, presidente de la federación One Of Us.

Entre otros, ha recibido en 2016 el premio «Luchador por la Familia» de la Associació Plataforma per la Família Catalunya.

Katalin Novak elegida presidenta de Hungría

EFE/EPA/SZILARD KOSZTICSAK

Nacida en Szeged, al sur de Hungría, Novák se licenció en relaciones internacionales y derecho en Hungría. Además, realizó estudios de politología y administración en Francia.

Ya antes de ser candidata a la presidencia, la revista estadounidense Forbes la había elegido como la mujer más influyente de Hungría.

Sus oponentes critican su incuestionable lealtad a Orbán y su activa participación en la adopción de polémicas leyes que socavan los estándares democráticos del país y lo enfrentan a las instituciones europeas.

Entre las competencias más importantes al frente de la presidencia de Hungría, Novák podrá vetar leyes o convocar referendos.

Aficionada al deporte, la futura presidenta practica el boxeo y corre maratones desde los 18 años. Su marido, István Veres dirige la Oficina de Mercados de Divisas del Banco Nacional de Hungría.

Editado por Sandra Municio