Alemania refuerza cierres, R.Unido multará a quienes viajen al extranjero y Francia insta a vacunar más

Sillas de una terraza apiladas en Marienplatz, en el centro de Múnich. Alemania ha extendido y reforzado sus medidas de cierre nacional hasta el 18 de abril de 2021. EFE/EPA/LUKAS BARTH-TUTTAS

Berlín (EuroEFE).- Alemania da marcha atrás en el levantamiento de restricciones por la pandemia y afronta una Semana Santa atípica, con un país que casi cerrará por la subida de contagios, tras un difícil acuerdo entre Gobierno y regiones no exento de polémica. Reino Unido impondrá multas a quienes viajes al extranjero de vacaciones

Hoy las cifras oficiales respaldaron a los partidarios del nuevo confinamiento -cuya parte más visible serán unas vacaciones de Pascua con movilidad muy limitada y desaconsejada y contactos personales restringidos- al confirmarse que la incidencia de la covid supera los 100 casos semanales por cien mil habitantes.

El Instituto Robert Koch (RKI) de virología constató que la tendencia se confirma con 108,1 nuevos contagios, poco más que la jornada precedente pero afianzando una escalada que se teme exponencial durante las próximas semanas.

Las nuevas restricciones aplican el freno a la desescalada, una carta que ya acordaron dejarse guardada por si la situación se deterioraba el Gobierno y los estados federados antes de la maratoniana reunión del lunes cuyos resultados anunciados de madrugada dejaron traslucir tensiones y marcadas diferencias cuyo relato contaron hoy en detalle medios alemanes.

Durante las horas de vídeoconferencia entre la canciller, Angela Merkel, y los primeros ministros de las regiones alemanas se hicieron patente las marcadas diferencias de criterio y estrategia, por ejemplo, entre estados del norte, menos partidarios de más restricción, y otros como Baviera, decididamente apostando por el cierre de la vida pública para frenar el avance de la tercera ola.

“NOS QUEDAMOS EN CASA”

El ministro en la Cancillería alemana, Helge Braun, resumió hoy en declaraciones al canal de noticias Ntv que el objetivo del Gobierno es aplicar más que nunca el principio de “nos quedamos en casa” para tener “un buen verano”.

La Semana Santa se contempla ahora como un período en el que “no gastar ahora recursos”, explicó Braun, para poder afrontar el verano con menor presión y poder ofrecer a los alemanes una desescalada que cada vez se ve más lejana.

Eso se traduce en que desde el jueves al lunes de Pascua se declara de modo general y excepcional que habrá un período de “descanso” y que casi solo abrirá al público el sábado el comercio de alimentación.

Braun agregó que el deseo es permitir para el verano “la mayor libertad posible”, por lo que viajar por turismo en Semana Santa lo dificultaría.

Recordó que el año pasado, después de una Semana Santa en pleno parón de la vida pública, fue posible comenzar el verano con cifras muy bajas de contagio y un movimiento relativamente normal, lo que se quiere lograr también este verano, dijo.

Para ello, un mayor testeo constituye un instrumento adicional, pero la clave, agregó, son las vacunas; en Alemania la campaña de vacunación avanza a un ritmo menor al deseado y a día de hoy han recibido las dos dosis de la vacuna tan sólo 3.345.235 personas, un 4,0 % de la población, y 7.523.137 (el 9,0 %), al menos una.

LAS VACACIONES EN MALLORCA, EN EL PUNTO DE MIRA

Un asunto no menor en el debate del lunes previo al anuncio de la marcha atrás fue el de las vacaciones posibles en Mallorca, destino preferido de vacaciones de los alemanes, después de que varios estados federados lamentaran que se fuera a dar la paradoja de que se podrá viajar a la isla española pero no a la costa del mar Báltico, por ejemplo.

Gobierno federal y las regiones decidieron que se obligará a todos los viajeros a hacerse un test PCR negativo al llegar al país desde cualquier lugar del mundo, aunque no sea considerado zona de riesgo.

La demanda hacia Mallorca se disparó después de que las autoridades alemanas sacasen a las Baleares de la lista de zonas de riesgo, lo que eliminaba la obligación de presentar un PCR y guardar cuarentena; ahora habrá una “obligación general” de realizarse un test, medida que sustituye el sistema anterior, en el que sólo las zonas de riesgo implicaban test y cuarentena.

“Desaconsejamos todos los viajes al extranjero, en general todos los viajes que nos son estrictamente necesarios”, señaló Merkel al explicar las decisiones de la larga cumbre, que ahora podrá trasponerse en decisiones específicas en cada región.

González Laya dice que España sigue "escrupulosamente" normas europeas de movilidad ante polémica

Bruselas (EuroEFE).- La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, aseguró este lunes que España está “siguiendo escrupulosamente” las recomendaciones que la Comisión Europea ha hecho en materia de movilidad para prevenir la propagación de la pandemia, tras la …

Entre la frustración y descontento que se percibieron al conocerse las decisiones del lunes estuvieron las de los representantes de las Iglesias católica y evangélica, las mayoritarias en el país, que recibieron con sorpresa la recomendación de que los servicios religiosos de Semana Santa sean preferentemente virtuales y no presenciales.

“La Pascua es la festividad más importante para nosotros, los servicios religiosos no son un accesorio”, dijo el presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, el obispo Georg Bätzing, quien reclamó un tratamiento como el permitido en Navidad cuando, agregó, “mostramos cómo podemos celebrar la misa con cautela”.

REINO UNIDO: MULTA DE CASI 6.000 EUROS A QUIEN SALGA DEL PAÍS DE VACACIONES

Londres, 23 mar (EFE).- Los residentes en el Reino Unido que se vayan de vacaciones al extranjero se enfrentarán a partir de la próxima semana a multas de 5.000 libras (5.789 euros), según la nueva legislación que prepara el Gobierno británico y que será votada este jueves en el Parlamento.

Así lo indicó este martes el ministro británico de Sanidad, Matt Hancock, ante la posibilidad de que una nueva ola de contagios llegue desde Europa a este país, que registró el lunes su cifra más baja de muertes diarias, 17, por el virus desde el pasado septiembre.

La nueva ley, que endurecerá las restricciones para contener la propagación de la covid-19, impone multas cuantiosas para quienes no tengan una razón de fuerza mayor para salir del país –algo que de hecho no está permitido desde enero– y, de ser aprobadas el jueves, entrarán en vigor el próximo lunes.

Pese a que el Reino Unido mantiene relativamente bajos los números de contagios y muertos diarios por el virus gracias a su programa de vacunación, los positivos están aumentando en otros países de Europa, lo que ha puesto en alerta a las autoridades británicas.

En un principio, la hoja de ruta detallada por el Ejecutivo de Boris Johnson para proceder con la desescalada contemplaba permitir los viajes no esenciales a partir del 17 de mayo, como muy pronto.

Sin embargo, según un borrador de ley que recogen hoy medios locales, salir del país sin una “excusa razonable”, como por motivo de trabajo o de educación, será ilegal hasta el 30 de junio.

Los personas que viajen desde Inglaterra a otra parte del Reino Unido con el objetivo de abandonar el país o se dirijan a un aeropuerto con ese objeto también serán multadas.

En declaraciones al canal “Sky News”, Hancock señaló hoy que el grupo de trabajo gubernamental sobre viajes revisará las disposiciones relativas a los desplazamientos al extranjero e informará de ello el próximo 12 de abril.

 

 

Apuntó que el plan del Gobierno para la desescalada “detalla que la fecha más temprana por la que se permitirán los viajes internacionales sin uno de los motivos claros que se necesitan ahora es el 17 de mayo”.

“Eso no ha cambiado”, puntualizó, aunque todavía es “demasiado pronto” para saber cuál será la decisión final sobre las vacaciones en el extranjero a causa del repunte detectado en las infecciones por toda Europa.

“La razón es que estamos viendo cómo aumenta esta tercera ola en algunas partes de Europa y estamos viendo nuevas variantes”, explicó Hancock.

MACRON URGE A ACELERAR LA VACUNACIÓN Y POTENCIAR EL TELETRABAJO

El presidente francés, Emmanuel Macron, urgió este martes a acelerar la campaña de vacunación contra el coronavirus y a potenciar el teletrabajo para limitar los contagios.

Con el país en una situación sanitaria similar al peor pico de la segunda ola de la pandemia en noviembre, Macron dijo que en abril llegarán muchas más dosis y nuevas vacunas, por lo que hace falta inocularlas a un ritmo “máximo” y sin parar “fines de semana ni festivos”.

Francia tiene la sanidad privatizada, por lo que son los ciudadanos los que deben tomar la iniciativa de acudir a vacunarse. Macron, en un desplazamiento a Valenciennes (norte), insistió a los franceses a inmunizarse, porque la vacunación “está en el corazón de la batalla” contra la pandemia.

También anunció que la vacunación se abrirá ya a la población entre 70 y 75 años, y que se prevé lanzar “lo antes posible” una campaña de inmunización de profesores y maestros.

El Gobierno ya anunció que movilizará al Ejército y a los bomberos para crear hasta 35 grandes “vacunódromos” en espacios grandes, como estadios deportivos, para facilitar el proceso.

Macron también urgió hoy a las empresas a aumentar el teletrabajo “al máximo” posible, ya que las autoridades calculan que casi un tercio de los nuevos contagios en Francia ocurren durante el trabajo.

La pasada semana, el Gobierno colocó en un nuevo confinamiento suavizado a 16 departamentos del país, incluyendo a Francia y su región, lo que supone cerca de un tercio de la población.

Francia alcanzó ayer el nivel más alto de ocupación de unidades de intensivos con enfermos de coronavirus en lo que va de año, con 4.548 pacientes, y en algunas zonas, como la región de París, esas unidades están desbordadas, con una saturación de más del 100 %.

DESAFÍO EN FRANCIA A LAS NUEVAS RESTRICCIONES

 El creciente hartazgo de una parte de la población en Francia, que desafía abiertamente las reglas para evitar contagios, amenaza la estrategia del Gobierno de Emmanuel Macron que acaba de endurecer las restricciones para evitar el colapso de las ucis por el repunte epidémico.

Las imágenes de la fiesta de carnaval en la que participaron unas 6.500 personas en el centro de Marsella, la inmensa mayoría sin mascarilla y sin ninguna distancia, eran este lunes el símbolo de esas dificultades para un Ejecutivo que se ve atacado por el galimatías en la puesta en marcha administrativa de esas restricciones y por su gestión de la vacunación.

El Ministerio de Interior, que consideró lo ocurrido “totalmente inaceptable”, aseguró que habrá consecuencias judiciales. Para el jefe de la UCI del Hospital Norte de Marsella, Laurent Papazian, la preocupación es que el carnaval va a aumentar el número de infecciones y de posibles internamientos.

El episodio de Marsella no fue el único. En Annecy (sureste), un millar de personas se reunieron, también en su inmensa mayoría sin mascarillas, en una marcha autorizada para protestar contra lo que en una de sus pancartas calificaban de “dictadura sanitaria”.

Editado por Virginia Hebrero