Alemania se aboca a un “confinamiento duro” en un momento de estabilización de la pandemia en Europa

Centro de pruebas de covid-19 en un restaurante cerrado en Fráncfort (Alemania). EFE/EPA/RONALD WITTEK

Redacción Internacional (EuroEFE).- Alemania, cuyas cifras de contagios y muertes siguen este sábado en la linea de máximos que se alcanzaron el viernes, se dirige hacia un “confinamiento duro” y todo indica que decretará este domingo unas restricciones a la vida pública y la actividad económica tan drásticas como las de marzo.

Si en los comienzos de la pandemia Alemania fue un referente para Europa y para todo el mundo, por las bajas cifras de contagios y sobre todo de muertes, en las últimas 24 horas ha registrado 28.500 nuevos casos y casi 500 muertes. Y aunque sus cifras totales distan mucho de alcanzar las de Gran Bretaña, Francia, Italia o España, la preocupación en Berlín y los “Länder” es máxima.

En total, Alemania ha registrado 1.300.516 casos de contagio por coronavirus (el 1,5 % de la población), de los que 21.466 son fallecidos, según los datos del centro epidemiológico Instituto Robert Koch.

Como referencias destacadas a continuación en la panorámica europea, Francia y el Reino Unido muestran estabilización en sus casos diarios tras semanas de descensos, mientras que la curva a la baja se mantiene en los siguientes dos países más afectados, Italia y España, ambos con más de 1,7 millones de positivos.

Italia, con 649 muertos ayer, una cifra algo inferior a la de los últimos días, totaliza cerca de 64.000 fallecidos desde que se inicio la pandemia, una cifra muy similar a la del Reino Unido y, ambas, las dos mas elevadas de toda Europa.

España, cuyos últimos datos reflejan 10.500 nuevos contagios y 280 muertes, ha visto reducir substancialmente la incidencia acumulada, que ahora es de 189,5 casos por cada 100.000 habitantes. La mejoría en las cifras ha hecho que muchas de las comunidades autónomas comiencen a suavizar las medidas de restricción a la movilidad y cierres de negocios, en especial de cara a las Navidades.

En este clima de mejora, el titular de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado este sábado que las vacunas contra el coronavirus “dibujan un horizonte de esperanza” y suponen “el principio del fin”, pero ha pedido que no se baje la guardia y que se restrinjan movimientos y contactos durante la Navidad para evitar una tercera ola.

 

Las vacunas de Pfizer, después de que el Reino Unido aprobara la pasada semana su uso y ya se estén inoculando a la población en Gran Bretaña, han obtenido hoy también luz verde en EEUU y México.

Europa, por tanto, se mantiene como uno de los continentes mas castigados por la pandemia de Covid-19, pero la OMS ha ofrecido hoy además las peores cifras globales diarias en casi un año de desarrollo de la enfermedad: 692.000 nuevos casos y 13.000 muertes en un solo día, lo que eleva los contagios a casi 70 millones y los muertos a mas de un millón y medio en todo el mundo.

Las cifras también se mantienen altas en Rusia, que registró en las últimas 24 horas 28.137 nuevos casos de la covid-19 y 560 muertes por la enfermedad.

Portugal ha experimentado un leve descenso en sus cifras, con 84 muertos y 4.413 casos diarios, según los últimos datos divulgados. El país, que tiene diez millones de habitantes, suma un total de 5.461 muertes y 344.700 casos de covid desde que empezó la pandemia.

En el otro extremo, Letonia, con cifras relativamente mas bajas, registra manifestaciones para protestar por las restricciones que ha impuesto el gobierno letón y varias personas han sido detenidas en el cetro de Riga. Los manifestantes protestaban por los recortes en la movilidad y, en algún caso, portaban pancartas que negaban la existencia de la pandemia.

Editado por Miriam Burgués