Bélgica endurece ligeramente sus medidas tras cinco días con toque de queda

Bruselas

Aspecto vacío de un céntrico bar de Bruselas, el 8 de octubre de 2020, tras las medidas contra la pandemia. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- Una semana después de haber impuesto un toque de queda nocturno y cerrado los restaurantes de todo el país, Bélgica ha anunciado nuevas restricciones para frenar la expansión de la covid-19 en el ámbito del deporte, la cultura y el entretenimiento, mientras siguen aumentando los contagios.

“Es la prolongación de las reglas que tomamos el viernes pasado”, declaró este viernes el primer ministro, Alexander de Croo, al término de la reunión en la que miembros del Gobierno federal y de los Ejecutivos regionales acordaron las medidas conjuntamente.

Los nuevos protocolos, que se aplicarán desde este viernes y al menos hasta el 19 de noviembre, evitan el confinamiento generalizado de la población y sirven para ganar tiempo hasta que se pueda notar si surten efecto las restricciones impuestas el viernes pasado, y efectivas desde el lunes.

Deporte

En el deporte profesional no se permitirá público, medida que entra en vigor desde esta noche con el partido de fútbol entre el Courtrai y el Anderletch.

En cuanto al deporte de aficionados en exterior, se podrá seguir entrenando pero sólo se permitirán competiciones para menores de 18 años y acompañados por un solo adulto. Se prohibirán en cualquier caso las consumiciones en los centros deportivos.

En interior, sólo se podrán practicar deportes en los que se pueda mantener una distancia física de seguridad de 1,5 metros salvo en el caso de los menores, que sí podrán practicar deportes de contacto.

Enseñanza y actividades juveniles

Las clases de primaria y secundaria seguirán siendo presenciales, pero las universidades y escuelas superiores sólo podrán acoger a un 20 % de los alumnos en las clases presenciales y con mascarilla, con excepción de los cursos de primer año, donde se podrá llegar hasta el 50 % de aforo.

Se seguirán permitiendo las actividades de juventud pero para los mayores de 12 años tendrán que celebrarse en el exterior y con mascarilla.

Cultura y eventos

Se limitará a 40 personas el aforo en eventos religiosos, culturales y educativos, con la posibilidad de llegar a 200 personas para en caso de la cultura si se puede respetar la distancia de seguridad.

Además, cierran los parques de atracciones aunque siguen abiertos los zoológicos, pero no los acuarios.

Hospitales

Los hospitales tendrán que reservar una cierta proporción de camas y de unidades de cuidados intensivos para pacientes de covid y el personal médico militar contribuirá al esfuerzo médico contra el coronavirus.

Se deberán posponer cuatro semanas las operaciones programadas no urgentes pero se mantendrán los tratamientos como quimioterapia o diálisis.

“Con medidas estrictas pero indispensables visto la evolución de las cifras”, declaró el presidente del Ejecutivo regional de Flandes (norte), Jan Jambon.

Los datos

Bélgica es el segundo país de la Unión Europea con mayor incidencia acumulada, sólo por detrás de República Checa, y registra una media de 1.013,3 casos en 14 días sobre 100.000 habitantes, con Lieja y Bruselas como principales núcleos de contagio y una incidencia de en torno a los 1.500 casos en ambas.

Los contagios por Sars-Cov-2 crecen a un ritmo semanal del contagios 251 % semanal, con 8.318,2 infecciones diarias de media sobre 11,5 millones de habitantes, mientras que las hospitalizaciones avanzan a un ritmo semanal del 82 % y las muertes muestran un incremento del 12,6 %.

La tasa de positividad media nacional en la última semana es del 16,6 %, con una media de 61.100 test de media diarios realizados.

Con 573 pacientes ingresados en cuidados intensivos este viernes, entre ellos la ministra de Exteriores, Sophie Wilmès, de 45 años, el miedo de las autoridades belgas es que se supere la barrera de los 2.000 personas en uci, listón que al rimo actual podría alcanzarse a mediados de noviembre, según el portavoz del comité técnico contra la covid, Yves Van Lanthem.

Los expertos

Mientras tanto, epidemiólogos y expertos en salud pública de referencia en Bélgica como Yves Coppieters, Marc Van Ranst, Marius Gilbert o Emmanuel André han opinado esta semana que el confinamiento será inevitable, visto el ritmo al que avanzan los contagios y dado que el sistema sanitario empieza a estar sometido a mucha tensión.

“Un confinamiento estricto y corto puede evitar uno parcial mucho más largo”, ha dicho Van Ranst en las redes sociales, en línea con André, quien considera que “no hay que pensar qué debe cerrar, sino preguntarse qué hay que dejar abierto”.