Bielorrusia anuncia el embargo a productos y sanciones a las aerolíneas occidentales

Vista de una tienda móvil en el pueblo de Usa, situada a unos 35 kilómetros de Minsk, en Bielorrusia. EFE/EPA/Tatyana Zenkovich /Archivo

Moscú (EuroEFE).- Bielorrusia anunció hoy un embargo a los productos de los países occidentales que adoptaron sanciones contra Minsk y sanciones contra las aerolíneas de los miembros de la Unión Europea (UE) y el Reino Unido.

Las medidas de respuesta contra «la ilegal presión sancionadora externa» de Occidente buscan defender los intereses nacionales, señala el comunicado de Exteriores.

Los productos occidentales serán sustituidos «por productos similares de países amigos», explica.

Minsk considera que las «ilegítimas restricciones» contra el sector de aviación bielorruso están dictadas por la competencia desleal.

«Medidas análogas serán adoptadas por nuestro país en relación a las aerolíneas de la UE y el Reino Unido», indica.

A su vez, con el fin de rebatir la presión occidental y fortalecer la seguridad económica, la antigua república soviética proseguirá la senda de la integración económica con Rusia.

También ampliará la lista de individuos «indeseables» que no podrán acceder a territorio bielorruso, que incumbirá a los ciudadanos de países que discriminan a funcionarios, periodistas y representantes de organizaciones del régimen de Alexandr Lukashenko.

Minsk también explicó que las medidas pueden ser anuladas si los países que adoptaron sanciones renuncian a la lógica de «la Guerra Fría» y retoman el camino de la «cooperación constructiva».

La pasada semana Minsk acusó a Bruselas de intentar estrangular su economía y de continuar la política de «demonización» del régimen por la decisión del Consejo de la UE de imponer las primeras sanciones relacionadas con la crisis de migrantes en su frontera, que han sido coordinadas con EE.UU., Canadá y el Reino Unido.

Las sanciones, que suponen la respuesta de Bruselas a la crisis que estalló el pasado 8 de noviembre con la concentración de varios miles de migrantes en la frontera entre Bielorrusia y Polonia, afectan a funcionarios de alto rango, prominentes miembros del poder judicial, así como a medios de propaganda y once entidades, entre ellas la aerolínea bielorrusa Belavia.

Esta es la quinta ronda de sanciones que la UE impone a Bielorrusia desde las elecciones presidenciales de agosto de 2020, en las que volvió a imponerse Lukashenko y que provocó medidas restrictivas europeas por la ola de represión que desató el régimen contra los manifestantes pacíficos.

Editado por Sandra Municio