La CE prevé el “pasaporte sanitario” para mitad de junio mientras crecen contagios y restricciones

París/Londres/Bruselas/Berlín/Roma/Madrid (EuroEFE).- El “pasaporte sanitario” de la Unión Europea estará disponible hacia “mediados de junio” en versión física o digital anunció el comisario europeo de Mercado Interior, el francés Thierry Breton. Mientras, los países de la UE endurecen las restricciones ante el incremento de los contagios 

En una entrevista el domingo con la cadena de radio RTL, Breton dio un calendario más concreto y más detalles específicos de lo avanzado hasta ahora por la Comisión Europea (CE).

Breton detalló que el documento, además de un código QR, en el que estarán incluidos el nombre y fecha de nacimiento de la persona, así como el número de pasaporte, si ha sido vacunada y con qué tipo de vacuna, si ha tenido covid y si es portador o no de anticuerpos.

Para quienes no hayan sido vacunados ni hayan padecido la enfermedad “se pedirá un test PCR, en el que se encontrará el estado” de la prueba, recalcó.

Añadió que el documento no será obligatorio, pero sí podrá ser demandado a la hora de viajar en avión, participar en acontecimientos o entrar en lugares públicos.

Francia, con su presidente Emmanuel Macron a la cabeza, insistía en que ese certificado sanitario europeo no debía depender solo de la vacunación, porque sería discriminatorio para quienes no hayan podido ser inmunizados.

La CE, órgano ejecutivo de la UE, anunció el pasado día 17 el proyecto de certificado digital que permita viajar a los ciudadanos de la UE, con el objetivo inicial de que estuviera listo antes del verano, posiblemente en junio.

Sánchez apremia a la UE a que entre en vigor el certificado de vacunación

Madrid (EuroEFE).- El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha apremiado este jueves ante el resto de líderes europeos a que entre en vigor cuanto antes el certificado verde digital, que incluirá datos como la vacunación contra el coronavirus, para …

Ante el incremento de nuevos contagios, Europa sigue reforzando las restricciones a la movilidad.

ESPAÑA

España prorroga hasta el próximo 30 de abril la restricción temporal de viajes no imprescindibles desde terceros países a la Unión Europea y países asociados al espacio europeo Schengen, debido a la COVID-19, según publica este lunes el diario oficial (BOE).

Por otro lado, se deja sin efecto la restricción temporal de acceso por vía terrestre al territorio de Gibraltar, colonia británica en el sur de España, a partir del 30 de marzo.

Esta orden española responde a la recomendación del Consejo Europeo de 30 de junio sobre la restricción temporal de los viajes no esenciales a la Unión Europea y el posible levantamiento de dichas limitaciones.

Quedan exentos los residentes de esos terceros países en España o en algún otro país de la UE, los estudiantes, profesionales de la salud y del transporte o personas que viajen por motivos personales, entre otras excepciones.

ITALIA

Desde hoy, lunes, diez regiones italianas se encuentran en la llamada zona roja, la de mayores restricciones, y así se encamina hacia los tres festivos de Semana Santa, cuando todo el país quedará confinado, mientras el Gobierno piensa ya en nuevas medidas para después de las festividades.

Con los nuevos parámetros epidemiológicos, pasan hoy a la zona roja Toscana, Calabria y Valle d’Aosta, junto a las que ya lo estaban, Emilia Romaña, Friuli Venezia Giulia, Lombardía, Las Marcas, Piamonte, Véneto, Apulia y la provincia autónoma de Trento, mientras que el Lacio y Roma entran este martes en zona naranja, con medidas menos duras que permiten la apertura de algunas actividades.

Después de Semana Santa, Italia abrirá los colegios incluso en la zona roja, desde las guarderías hasta el primer año de la educación secundaria, tal como anunció este viernes el primer ministro, Mario Draghi, que ha convertido la educación en la prioridad de su Gobierno.

La curva de contagio lleva días estabilizada, pero no baja y el índice de contagio Rt está en toda Italia por encima de 1, por lo que el país estará en la zona roja y naranja al menos hasta el 30 de abril.

FRANCIA

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, advirtió el domingo sobre la posibilidad de aplicar nuevas restricciones para frenar la pandemia si la actual estrategia de confinamientos regionales no funciona, ante la progresiva degradación de los hospitales que denuncian los responsables médicos.

La presión de la pandemia sobre los hospitales franceses continuó agravándose este domingo, con nuevos incrementos de enfermos hospitalizados y en unidades de intensivos, según los últimos datos divulgados por las autoridades sanitarias. El número de pacientes en unidades de cuidados intensivos alcanzó los 4.872, muy cerca del máximo de 4.903 que marcó el pico de la segunda ola, a mediados de noviembre.

ALEMANIA

La incidencia acumulada en Alemania sigue subiendo y se sitúa en 134,3 nuevos contagios con coronavirus por 100.000 habitantes y 111.776 nuevos positivos en siete días, frente a 129,7 ayer y 107,3 el lunes pasado.

Las autoridades sanitarias notificaron 9.872 nuevas infecciones en las últimas 24 horas -más de dos mil más que hace una semana- y 43 víctimas mortales -50 hace siete días-, según datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología actualizados la pasada medianoche.

La canciller alemana, Angela Merkel, sugirió ayer que la “nueva pandemia” en Alemania puede exigir restringir el movimiento de personas y reclamó más disciplina a las regiones para controlarla.

BÉLGICA

El primer ministro de Bélgica, Alexander De Croo, afirmó el domingo que la tercera ola de covid-19 que afronta el país es “casi una nueva pandemia”, ya que el virus es “mucho más virulento”. “Ahora estamos en otra situación, es casi una nueva pandemia.

El virus se ha vuelto mucho más virulento, se transmite mucho más rápido. También vemos que hay muchos más jóvenes en nuestros hospitales y debemos romper esta tercera ola”, dijo De Croo a la radio televisión pública RTBF.

Bélgica alcanzó este domingo una incidencia acumulada en catorce días de 505 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes, la cifra más alta desde el inicio de la tercera ola

R.UNIDO

Inglaterra permite a partir de este lunes las reuniones al aire libre, incluido en jardines privados, de hasta seis personas o de dos hogares, así como los deportes en el exterior, en un nuevo paso de la desescalada comenzada el pasado 8 de marzo.

Entre otras medidas de suavización de las restricciones, también volverán a ser autorizadas las bodas con hasta seis personas, dentro de la hoja de ruta para salir del estricto confinamiento que Inglaterra vive desde el comienzo de este año y que mantiene cerrados, por ejemplo, todos los comercios no esenciales. Inglaterra -el resto de regiones del Reino Unido, como Escocia o Gales, tienen su propio calendario de desescalada- levanta también la orden de quedarse en casa y permite los desplazamientos dentro del país, si bien mantiene la recomendación de trabajar desde el domicilio mientras sea posible.

Editado por Virginia Hebrero