Bruselas no supervisó bien los controles en las fronteras en la pandemia, según auditores europeos

Bruselas no supervisó bien los controles en las fronteras en la pandemia, según auditores europeos

Controles este lunes en la frontera hispanolusa de Fuentes de Oñoro y Vilar-Formoso por las autoridades policiales de España y Portugal, debido a las restricciones establecidas para cruzar la frontera por la pandemia de covid-19. EFE/Carlos García

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) no supervisó lo suficiente los controles que los Estados miembros establecieron en sus fronteras internas durante la pandemia de Covid-19, según un informe de los auditores europeos publicado este lunes.

Las escasas comprobaciones fueron debidas a «la falta de herramientas» a disposición del Ejecutivo comunitario, indica el documento del Tribunal de Cuentas Europeo.

Los auditores denuncian en su informe también la falta de coordinación entre las restricciones de viaje establecidas por los Estados miembros y «las incoherencias respecto de las orientaciones y recomendaciones de la UE».

«En nuestra opinión, la Comisión Europea debería haber comprobado con cuidado que toda restricción estaba justificada», indicó en rueda de prensa Baudilio Tomé, miembro del Tribunal de Cuentas de la UE.

Las notificaciones de los países al reintroducir los controles en las fronteras internas tampoco aportaron pruebas que permitieran demostrar que esas medidas eran «proporcionadas, de una duración limitada y el último recurso», indicó el mismo experto, que explicó que en algunos casos los países ni siquiera llegaron a informar de la adopción de esas medidas.

Durante la pandemia de COVID-19, los Estados miembros adoptaron medidas para restringir la libertad de circulación dentro de la UE, entre ellas diversas restricciones de viaje transfronterizos, como cuarentena o el requisito de prueba de COVID-19 con resultado negativo, o la prohibición de viajes no esenciales.

El objetivo de la auditoría fue determinar si la Comisión Europea adoptó medidas eficaces para proteger el derecho a la libre circulación de personas durante la pandemia de COVID-19.

Su revisión mostró que las notificaciones «no aportaron pruebas suficientes para demostrar que los controles fronterizos eran, efectivamente, una medida de último recurso o que eran proporcionados y de duración limitada».

Además, los auditores critican que la Comisión no iniciara procedimientos de infracción en relación con los controles fronterizos que se introdujeron antes de la pandemia.

Editado por M.Moya