Bruselas presiona a las farmacéuticas y espera un plan detallado de AstraZeneca

Punto de vacunación en Nimes (Francia). EFE/EPA/GUILLAUME HORCAJUELO

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) incrementó la presión sobre las farmacéuticas ante el retraso en la distribución de las vacunas, mientras espera que la británica AstraZeneca le presente este miércoles un calendario detallado sobre la entrega de sus fármacos en la Unión Europea.

En una intervención virtual en el Foro Económico de Davos, la presidenta del Ejecutivo comunitario, Ursula Von der Leyen, pidió el martes a las compañías que cumplan los contratos firmados con Bruselas porque “Europa ha invertido miles de millones para ayudar a desarrollar las primeras vacunas del mundo contra la Covid-19”.

Von der Leyen: la UE invirtió millones y las farmacéuticas deben cumplir

Bruselas (EuroEFE).- La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, insistió este martes en que las empresas farmacéuticas deben cumplir sus obligaciones en la entrega de vacunas contra la Covid a la Unión Europea después de que …

 

Además, la CE -que insinúa que AstraZeneca ha vendido a terceros países las dosis firmadas con Bruselas- avanzó hoy que a finales de esta semana espera tener lista la medida para obligar a las farmacéuticas a avisar con antelación cada vez que quieran exportar a terceros países sus vacunas fabricadas en la UE.

“La idea es crear un sistema que permita tener transparencia de las vacunas que se han producido en la UE y que se exportan”, dijo hoy el portavoz de Sanidad de la CE, Stefan de Keermaecker.

El enfado de Bruselas con los laboratorios aumentó después de que AstraZeneca anunciase el viernes que entregará en las próximas semanas menos dosis de las que acordó con el Ejecutivo comunitario en el contrato que firmaron en verano.

Según ese acuerdo, la CE le compró 300 millones de dosis, con la posibilidad de adquirir 100 millones adicionales.

La CE intentó ayer de forma infructuosa obtener una respuesta de la farmacéutica sobre las causas de este retraso y le dio de plazo hasta mañana miércoles para presentarle un calendario preciso sobre la distribución de las vacunas en la UE.

Una portavoz de la empresa británica dijo a Efe que cuando Bruselas le conceda la autorización para comercializar su vacuna estarán preparados para “suministrar a la UE decenas de millones de dosis al mes de forma continua” y que “los primeros millones de dosis se entregarán en la primera mitad de febrero”.

SIN DATOS SOBRE MAYORES

Para que la CE pueda conceder la autorización de la comercialización del fármaco, primero debe recomendarlo la Agencia Europea del Medicamento (EMA), previsiblemente a finales de esta semana.

En una comparecencia en el Parlamento Europeo, la directora ejecutiva de la EMA, Emer Cooke, abrió hoy la puerta a una autorización parcial de la vacuna de AstraZeneca, ante la falta de datos que demuestren su efectividad en la población de mayor edad.

“Los estudios que se han incluido en el dossier hasta ahora tienen una cantidad muy pequeña de la población mayor”, dijo.

Los científicos de la agencia están estudiando ahora “qué significan estos datos en relación a la población estudiada y qué se puede esperar respecto a la población que aún no se ha estudiado”, comentó y añadió que “es posible concluir una autorización que se centre en un grupo de edad particular”.

No obstante, evitó prejuzgar la decisión final sobre la vacuna de AstraZeneca, “porque se trata de una discusión científica” que aun no ha concluido.

VARIANTES DE COVID-19

Ante el surgimiento de las nuevas variantes del Sars-Cov-2, la EMA está pidiendo información adicional a los laboratorios sobre la eficacia de sus vacunas ante estas mutaciones.

Según la información preliminar, las de Pfizer-BioNTech y las de Moderna -las dos únicas que han recibido autorización para comercializarse en la UE- son eficaces ante la variante del Reino Unido, pero presentan menos garantías ante la de Sudáfrica.

No obstante, Cooke dijo que se necesitan más datos para poder corroborar estos primeros indicios.

Editado por Miriam Burgués