La UE quiere producir más vacunas pero pide que se cumplan los contratos

Imagen de varias dosis de la vacuna de AstraZeneca. EFE/EPA/NEIL HALL/Archivo

Bruselas (EuroEFE).- Aumentar la producción de vacunas en la Unión Europea (UE) es uno de los principales objetivos que se han marcado tanto los Veintisiete como el Ejecutivo comunitario, mientras mantienen la presión sobre las farmacéuticas, especialmente AstraZeneca, para que cumplan con el calendario de distribución acordado. Mientras, los líderes de España, Bélgica, Dinamarca, Lituania y Polonia llamaron a aumentar la capacidad para producir dentro del bloque comunitario.

“El acceso a tiempo de Europa para tener suficientes vacunas sigue siendo un reto sin resolver”, escriben los líderes de España, Bélgica, Dinamarca, Lituania y Polonia en una carta enviada hoy al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y al resto de Jefes de Estado y de Gobierno, en vísperas de la cumbre en la que abordarán el asunto.

TEMOR AL INCUMPLIMIENTO DE ASTRAZENECA

En las últimas horas ha vuelto a aumentar el foco sobre AstraZeneca ante las dudas que han surgido sobre la posibilidad de que tampoco en el segundo trimestre entregue las dosis pactadas con la Comisión Europea (CE).

“Lo importante para nosotros es que, junto con los Estados miembros, podemos garantizar la entrega rápida de un número suficiente de dosis. La Comisión y los Estados miembros están en contacto con la empresa y trabajan para conseguirlo”, señaló a Efe el portavoz comunitario de Sanidad, Stefan de Keersmaecker, tras las dudas que han resurgido sobre la capacidad de AstraZeneca de poder cumplir sus compromisos contractuales con la UE.

Por su parte, AstraZeneca confirmó a última hora del martes sus previsiones de suministrar 180 millones de dosis de su vacuna contra la covid-19 a la Unión Europea en el segundo trimestre de este año, desmintiendo así informaciones periodísticas que reducían esa cifra a menos de la mitad.

AstraZeneca confirma que “su previsión más reciente del segundo trimestre para la entrega de su vacuna covid-19 pretende cumplir con su contrato con la Comisión Europea”, dijo un portavoz de la compañía anglosueca en un comunicado difundido por una agencia de comunicación en Bruselas.

La declaración de la farmacéutica anglosueca se produce después de que la agencia Reuters asegurase que la compañía suministraría menos de la mitad, o menos de 90 millones, de las dosis esperadas a los Veintisiete en el segundo trimestre, citando fuentes próximas a la negociación.

El acuerdo de AstraZeneca con la UE ha sido objeto de tensiones desde que la farmacéutica anunciara en enero pasado que sus entregas al club comunitario serían unos 75 millones de dosis menos de lo previsto durante los primeros tres meses del año.

La compañía tiene un contrato para suministrar a la UE 300 millones de dosis de su vacuna hasta finales de junio, según una copia del documento firmado en agosto de 2020 y filtrada a la prensa.

Bruselas publica el contrato con AstraZeneca sin datos sobre el volumen de entrega de vacunas

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea hizo público este viernes el acuerdo con la farmacéutica anglo-sueca AstraZeneca tras los problemas de entrega de su vacuna en la UE: es un documento que, sin embargo, oculta, entre otros datos relevantes, el número …

Las previsiones de AstraZeneca eran que podría suministrar 30 millones de dosis en 2020, 90 millones en el primer trimestre de 2021 y 180 millones en el segundo.

Según este contrato, “aproximadamente la mitad del volumen previsto debe proceder de la cadena de suministro de la UE, mientras que el resto provendría de su red de suministro internacional”, explicó anoche el portavoz de AstraZeneca.

En este momento, AstraZeneca “está trabajando para aumentar la productividad de su cadena de suministro en la UE y para seguir haciendo uso de su capacidad global con el fin de lograr la entrega de 180 millones de dosis a la UE en el segundo trimestre”, añadió.

La Comisión Europea pidió este martes a los Veintisiete que incrementen su capacidad de vacunación en el segundo trimestre para poder aprovechar los 300 millones de dosis que Bruselas espera recibir de las firmas Pfizer-BioNTech, Moderna y AstraZeneca.

“Esto requiere una gran movilización de instalaciones, personal y logística. Administrar 300 millones de dosis en abril, mayo y junio es una labor de gran envergadura y por eso pedimos a los Estados miembros que estén preparados para esta importante tarea”, dijo el vicepresidente del Ejecutivo comunitario, Maros Sefcovic.

Hasta el momento, los países de la UE han recibido un total de 40,7 millones de dosis, dijo Sefcovic.

Según las previsiones de Bruselas, entre enero y febrero se tendrían que recibir 51 millones de dosis y si se añade el conjunto del primer trimestre, la cantidad asciende a 106 millones de dosis.

La semana pasada la CE presentó un plan para incrementar la capacidad de producción de las farmacéuticas, y acelerar la aprobación de las modificaciones que sean necesarias en las vacunas para adaptarse a las nuevas variantes del virus.

Sobre cómo abordar la pandemia discutirán el jueves los Jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre que celebrarán de forma virtual. Una reunión que se alargará hasta el viernes, cuando hablarán de la política de defensa con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

MÁS PRODUCCIÓN EN LA UE 

Mientras, los líderes de España, Bélgica, Dinamarca, Lituania y Polonia llamaron a aumentar la capacidad para producir vacunas en la Unión Europea ante los retrasos registrados en el inicio de las campañas de inmunización contra la covid-19, en una carta dirigida al resto de jefes de Estado y de Gobierno comunitarios.

“Nuestro mensaje clave hoy es que necesitamos urgentemente integrar y dirigir estratégicamente nuestra cadena de valor para impulsar las capacidades de producción de vacunas en Europa”, dice la misiva enviada el martes al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y a la que tuvo acceso Efe, en víspera de la cumbre telemática de líderes comunitarios del próximo jueves y viernes en la que se abordará la cuestión.

Estos cinco país subrayan que el acceso a tiempo a vacunas suficientes “sigue siendo un desafío” y que los problemas en la producción están provocando “importantes retrasos” que, unidos a la emergencia de nuevas variantes del covid podrían “poner en peligro nuestro camino hacia una recuperación total y vida normal”.

En este contexto, abogan por dar apoyo a los productores con sede en Europa en caso de que surjan problemas inesperados en la producción y consideran que “las instalaciones de producción existentes tendrán que ser adaptadas” y que “tendrán que construirse otras nuevas”.

“Esto debería permitirnos proporcionar -también en el futuro- a nuestros ciudadanos en Europa acceso a nuevas vacunas, incluyendo vacunas (con tecnología) m-RNA, cuando sea necesario volver a vacunar o adaptar nuestros programas de vacunación a mutaciones o incluso nuevas pandemias”, dicen en la carta fechada el 23 de febrero.

Esta tecnología del ARN mensajero es la utilizada por las vacunas de Pfizer y BioNTech y por la de Moderna, mientras que la vacuna de AstraZeneca, la tercera autorizada por el momento en la UE además de las dos anteriores, utiliza la tecnología conocida como vector viral, en la que se basa también la inyección desarrollada por Johnson and Johnson, que está pendiente de aprobación.

Madrid, Bruselas, Copenhague, Vilna y Varsovia llaman a los países y la Comisión Europea a trabajar con todos los potenciales productores de vacunas en Europa, a impulsar las colaboraciones público-privadas para aumentar los esfuerzos en investigación y desarrollo; y a “reforzar y adaptar las capacidad de suministro”.

“Deberíamos estar listos para estudiar abiertamente los posibles modos y necesidades para asegurar financiación para facilitar estos esfuerzos”, inciden en la carta.

Subrayan además que atajar los problemas de producción es “crítico” para que la UE pueda apoyar el despliegue de vacunas en el resto del mundo y confían en que los jefes de Estado y Gobierno lancen “el mensaje más fuerte posible de que no hay tiempo que perder”.

“Es necesario un cambio de mentalidad sobre cómo enfocar esta cuestión colectivamente. Esa cuestión estratégica nos concierte a nosotros, líderes, directamente”, dice la misiva firmada por el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y sus homólogos belga, danés, lituano y polaco.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, agradeció en la red social Twitter a estos países su “apoyo y compromiso” con el nuevo programa comunitario de biodefensa y preparación ante futuras pandemias, bautizado como HERA, que busca acelerar el desarrollo, producción y autorización de las vacunas en la UE.

 

Los retrasos en la entrega de las vacunas a la UE, que hasta ahora ha recibido 40,7 millones de los 106 millones que espera obtener en el primer trimestre del año, han puesto el foco en los problemas de producción en el continente, dónde solo hay 16 fábricas con capacidad para producirlas.

Bruselas ha creado un grupo de trabajo para ayudarles a acelerar la tarea y uno de los objetivos es promover el intercambio voluntario de las patentes entre las farmacéuticas para que puedan fabricar los fármacos de otras compañías, como ya está haciendo la francesa Sanofi con las vacunas de Pfizer.

La Comisión Europea presenta un plan para combatir las nuevas variantes del covid-19

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) presentó este miércoles un plan de más de 225 millones de euros para combatir las nuevas variantes de la covid-19, que prevé actualizar y firmar nuevos contratos con las farmacéuticas, acelerar la aprobación de las …

Editado por Miriam Burgués y Virginia Hebrero