Charles Michel, dos años y medio de tormenta al frente del Consejo Europeo

Charles Michel, dos años y medio de tormenta al frente del Consejo Europeo

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en una imagen de archivo. EFE/EPA/JOHANNA GERON /Archivo

Bruselas (EuroEFE).- Los líderes de los países de la Unión Europea (UE) renovaron este jueves por dos años y medio más en el cargo al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, un equilibrista de la política belga que dio el salto a Europa por sorpresa y ha coordinado a los Estados miembros desde finales de 2019 saltando de crisis en crisis.

Forjado en la compleja escena política belga, Michel recaló por sorpresa en la terna de líderes europeos para la legislatura actual durante la cumbre del verano de 2019, impulsado por los buenos resultados de los liberales en las elecciones europeas y el respaldo personal del presidente francés, Emmanuel Macron.

Su mandato comenzó oficialmente el 1 de diciembre de 2019, el mismo mes en el que las autoridades chinas de Wuhan comenzaron a informar de una serie de casos de neumonía de origen desconocido que acabarían deteniendo al mundo durante más de un año y forzando una respuesta sin precedentes de la UE como sostén para la recuperación económica y comprador conjunto de vacunas.

Michel venía de dirigir Bélgica desde 2014 bajo una coalición apodada «kamikaze», con otros tres partidos flamencos de centroderecha, los nacionalistas de la N-VA, los democristianos del CD&V y los liberales Open VLD.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en una imagen de archivo

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en una imagen de archivo. EFE/EPA/YVES HERMAN /Archivo

El frágil equilibrio aguantó hasta la salida de la N-VA en diciembre de 2018, pero en estos casi cuatro años el Gobierno de Michel logró sacar adelante una gran reforma fiscal, una reducción del impuesto de sociedades y un retraso de la edad de jubilación muy criticado por los sindicatos.

Ya al frente del Consejo Europeo, en su primera cumbre se quedó a las puertas de lograr la unanimidad de todos los países para fijar el compromiso unánime de alcanzar la neutralidad climática en 2050, bloqueado por Polonia, aunque el primer gran examen para su capacidad de impulsar consensos fue el nacimiento del fondo de recuperación pospandemia.

Gestado por la entonces canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, la idea suscitó reacciones encontradas entre los más partidarios de compartir la carga de la reconstrucción económica tras la covid y los reacios a dar una respuesta común a la crisis e hizo falta una histórica cumbre de cuatro días para alumbrar el fondo final de 750.000 millones de euros.

Con un perfil menos combativo políticamente que su predecesor, el polaco Donald Tusk, Michel ha sido especialmente activo en el área de asuntos exteriores: una vez se reanudaron los viajes tras la pandemia se desplazó a países como Georgia, donde medió en la crisis que surgió a raíz de las elecciones parlamentarias de octubre de 2020, consideradas fraudulentas por la oposición, y contribuyó a un acuerdo firmado por el Gobierno georgiano y parte de la oposición.

EL TRASPIÉS DEL «SOFAGATE»

En uno de sus viajes al extranjero se produjo el que probablemente haya sido el mayor traspiés de sus dos años y medio de mandato, que acabó con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, relegada a un sofá mientras el propio Michel y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ocupaban el centro de la escena de una reunión entre la UE y Turquía en Ankara.

Tras un inicial silencio y de que se señalara como responsables a los servicios protocolarios que organizaron la reunión, Michel acabó disculpándose con Von der Leyen, que aseguró en público haberse sentido «sola y dolida», «como mujer y como europea» durante el incidente.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en una imagen de archivo

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en una imagen de archivo. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET /Archivo

En vísperas del estallido de la guerra en Ucrania, otro desaire a Von der Leyen -esta vez en una cumbre UE-África por parte del ministro de Exteriores ugandés Jeje Odongo, y de nuevo aparentemente ignorado por parte de Michel- estuvo cerca de encender las diferencias entre los dos mandatarios europeos, que tienden a competir por el mismo espacio en la escena internacional.

En su nuevo mandato al frente del Consejo Europeo, el futuro inmediato pasa por el reto de continuar gestionando a los Veintisiete para lidiar con la invasión rusa de Ucrania, tras un primer mes de guerra en el que la Unión Europea ha adoptado medidas sin precedentes en un tiempo récord, tanto sancionadoras contra Moscú como de apoyo a Kiev para hacer frente a la agresión.

Michel tiene tres hijos, dos de ellos de su relación actual con la también belga Amélie Derbaudrenghien, con quien se casó en 2021 después de tener que posponer la boda planeada para el verano de 2020 debido a las restricciones por el coronavirus.

Editado por M.Moya