Charles Michel respalda las prioridades francesas en la UE

El presidente francés, Emmanuel Macron, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, durante una reunión en el Elíseo.

El presidente francés, Emmanuel Macron, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, durante una reunión en el Elíseo. EFE/EPA/GONZALO FUENTES / POOL MAXPPP OUT

París (EuroEFE).- El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, respaldó este martes en París las prioridades de Francia para su semestre al frente de la Unión Europea, que pasan por impulsar una «soberanía» comunitaria en defensa y seguridad, al tiempo que aplaudió el «liderazgo» de Emmanuel Macron.

«Estoy convencido de que la presidencia francesa va a dar un impulso a los diferentes a asuntos comunes«, dijo Michel tras haber mantenido un almuerzo de trabajo en el Elíseo con Macron para repasar la agenda que París quiere para los próximos meses.

En particular, el presidente del Consejo destacó el «liderazgo de Macron» a la hora de impulsar la idea de soberanía europea, tanto en seguridad y defensa, así como para la consolidación de un nuevo modelo de crecimiento, que Francia quiere plasmar en una cumbre extraordinaria de los 27 en marzo.

Ese encuentro debe ser, a su juicio, una oportunidad para pasar de la gestión de la crisis del covid a sentar los pilares de la recuperación, que se ha de definirse de forma conjunta y asentarse en las inversiones comunes en digitalización, lucha contra el cambio climático, conectividad, seguridad y gobernanza.

La construcción de un «nuevo paradigma» de crecimiento, una de las propuestas fuertes del semestre francés al frente de la UE, debe apoyarse en la revolución digital, en la agenda climática, que persigue convertir a Europa en 2050 en el primer continente con cero emisiones netas de gases de efecto invernadero, y en la cohesión de la política exterior y de seguridad, dijo Michel.

Sobre este último punto, insistió en la respuesta común al desafío ruso en Ucrania y reiteró la firmeza europea, que pasa por una respuesta «masiva» en caso de ataque de Moscú.

SEGURIDAD COLECTIVA

Macron destacó que Europa está presente en ese conflicto, a través del llamado «formato Normandía» en el que, junto a Alemania, Francia actúa como garante, y aseguró que rinden cuentas a sus socios en los diferentes Consejos Europeos.

De esa forma, justificó la ausencia de los europeos en la cumbre entre Estados Unidos y Rusia que tiene lugar en Ginebra y en la que -hizo notar Macron- Ucrania no es más que uno de los puntos de interés.

«El retorno del compromiso de Estados Unidos en este caso es una buena noticia (…). Pero están hablando de seguridad colectiva», señaló el presidente galo, que reclamó la inclusión de los europeos en la mesa de negociaciones cuando se trate de asuntos que les afecten.

Macron reclamó presencia comunitaria si Washington y Moscú tratan asuntos relativos a la «seguridad colectiva de Europa, el control de armas, la vecindad o las fronteras europeas, de armamento o de misiles que puedan afectar a suelo europeo».

El presidente francés aprovechó para reclamar que se profundice en la construcción de una «arquitectura de seguridad europea» que, una vez establecida, debe dialogar con la OTAN y con sus vecinos, en particular Rusia.

También subrayó la creciente cooperación europea en escenarios como Mali, donde la implicación militar francesa ha ido dando paso a una europea «inédita» que comparte visión con los organismos regionales a la hora de mantener las exigencias a la Junta militar que gobierna al país.

Michel afirmó que «hay una conciencia europea creciente de la necesidad de cooperar, coordinarse, actuar juntos para garantizar la seguridad y la estabilidad de la UE», al tiempo que señaló que la relación con otros países figura de forma regular en el menú de las cumbres.

ENERGÍA

Otro de los puntos espinosos es el camino hacia la transición ecológica y la definición de las energías limpias, con la firme intención de París de incluir la nuclear entre la taxonomía europea.

En ese sentido, Michel evitó tomar partido, reconoció que existen «diferentes ángulos» y pidió esperar el informe del grupo de expertos, al tiempo que recordó que otras instituciones, como el Parlamento Europeo, también deben pronunciarse.

Macron reiteró su apuesta por la nuclear, sin la cual, dijo, no se cumplirán los compromisos europeos de reducción de emisiones.

Al tiempo, el presidente francés reclamó un cambio en el sistema de establecimiento de los precios de la energía, marcados ahora por las tarifas marginales, y apostó por contratos plurianuales.

Editado por María Moya