La Comisión Europea relajará «de inmediato» las normas sobre ayudas públicas por la guerra

La Comisión Europea relajará de inmediato las normas sobre ayudas públicas por la guerra

La vicepresidenta ejecutiva de la Comisión Europea, Margrethe Vestager, en una imagen de archivo. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET/Archivo

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) tiene la intención de adoptar «muy rápido» el nuevo marco temporal de ayudas públicas para paliar las consecuencias de la guerra en Ucrania, de forma que esté disponible «de inmediato» para los gobiernos europeos.

Así lo ha asegurado en declaraciones a EFE el director general de Competencia del Ejecutivo comunitario, Olivier Guersent, antes de participar en un acto sobre política industrial europea y competitividad global organizado por la Cámara de Comercio de España en Bélgica y Luxemburgo.

Bruselas lanzó la pasada semana un borrador para que los Estados miembros aporten sus comentarios y el plazo termina «hoy», por lo que los servicios comunitarios de Competencia revisarán «esta noche» las aportaciones de las capitales.

El asunto será debatido también por la vicepresidenta del Ejecutivo comunitario responsable de Competencia, Margrethe Vestager, con los ministros de Finanzas de la UE (Ecofin) en la reunión prevista para este martes.

«Después de esto esperamos adoptarlo muy rápido y que esté disponible inmediatamente, lo antes posible, para los Estados miembros», explicó el director general de Competencia de la Comisión Europea.

El objetivo, señaló, es facilitar a los gobiernos del bloque la actuación para contrarrestar el impacto de la guerra en sus economías, especialmente para mitigar el incremento de los precios de la electricidad en aquellas empresas.

«Corresponde a los Estados miembros estudiar si es necesario (utilizarlo) y en qué medida, pero queremos que pueda ser usado lo antes posible porque la situación es excepcional», remarcó Guersent.

Sin embargo, el director general de Competencia del Ejecutivo comunitario prefirió «no ir a los detalles» del texto final porque su «calibración definitiva» depende de los comentarios que hayan enviado los Estados miembros y de la discusión de mañana a nivel de ministros.

En particular, el borrador que Bruselas envió a las capitales abre la puerta a que los Estados miembros den apoyo temporal de liquidez a las empresas en forma de avales o de préstamos subsidiados y también permitirá a los gobiernos dar ayudas directas para compensar parcialmente los costes «adicionales» y «excepcionalmente altos» del gas y la electricidad.

NO PODRÁN BENEFICIARSE EMPRESAS PÚBLICAS RUSAS

Ambos tipos de medidas tendrán que estar disponibles también para compañías que ya se encuentren en dificultad y puedan enfrentarse a problemas «graves» de liquidez debido a las «circunstancias actuales», pero no podrán beneficiarse empresas públicas rusas u otras sancionadas por la UE.

También plantea una serie de preguntas sobre cuestiones como los límites en las ayudas, la definición de consumidores intensivos de energía, la posibilidad de incluir condiciones climáticas a las firmas receptoras, si también debe considerarse el incremento de los precios de otras materias primas o si el marco debe englobar también otros sectores, como la agricultura.

Una vez aprobado, el marco temporal de Ayudas de Estado para contrarrestar el impacto de la guerra sería el segundo que la UE pone en marcha para permitir que los países puedan desplegar una serie de ayudas públicas a su tejido empresarial que estarían prohibidas en virtud de las reglas comunitarias de Competencia.

El bloque ya puso en marcha un esquema similar cuando estalló la pandemia de coronavirus que dejó margen a los gobiernos para dar ayudas directas, préstamos y avales crediticios a sus empresas más afectadas por las restricciones para contener la propagación de la enfermedad.

Editado por M.Moya