Costa sella la mayoría absoluta en unos comicios con nueve puntos menos de abstención

Costa sella la mayoría absoluta en comicios con 9 puntos menos de abstención

El primer ministro portugués, António Costa, en un discurso tras ganar con mayoría absoluta los comicios de este domingo. EFE/EPA/MIGUEL A. LOPES

Lisboa (EuroEFE).- El Partido Socialista (PS) de António Costa, en el poder desde 2015, obtuvo la mayoría absoluta en las legislativas de Portugal celebradas este domingo, en las que la abstención fue del 42 %, nueve puntos menos que en 2019.

A falta de los cuatro diputados que saldrán del recuento del voto extranjero, el PS ha logrado 117 de los 230 escaños del arco parlamentario (9 más que en 2019), lo que representa el 41,68 % de los votos.

Los conservadores del PSD (logró 79 en 2019) han acaparado el 27,8 % de los votantes, resultado por el que su líder, Rui Rio, empieza a ser cuestionado. Las formaciones de izquierda han experimentado un fuerte retroceso, ya que el Bloque de Izquierda (BE), que era la tercera fuerza con 19 diputados, ahora tan solo suma cinco.

La coalición del Partido Comunista (PCP) y Los Verdes (CDU) también ha salido debilitada, ya que ha logrado, hasta el momento, seis diputados, todos del PCP y ninguno de Los Verdes. En 2019 logró 10 asientos. Por su parte, el partido Livre revalida el diputado de la pasada legislatura y su electo, Rui Tavares, dijo anoche que representará a la «izquierda verde europea».

Otro partido con un escaño es el animalista PAN, que logró «in extremis» un diputado por la demarcación de Lisboa, a pesar de que en los comicios de hace dos años obtuvo cuatro representantes.

AVANCE DE LA ULTRADERECHA

La ultraderecha ha logrado dar un salto relevante y pasa de tener un representante a doce, por lo que se convierte en la tercera fuerza política de Portugal con el 7,15 % de los votos.

Entre los grandes derrotados, los democristianos del CDS, que se quedan sin representación parlamentaria, a pesar de que en 2019 llegaron a los cinco diputados.

Y entre los partidos que han despegado en estas elecciones se encuentra Iniciativa Liberal (IL) -centroderecha-, que pasa a ser la cuarta formación con 8 diputados, frente al único escaño que obtuvo en 2019.

En todos los distritos de Portugal continental, el Partido Socialista ha logrado la mayoría de los diputados. La única demarcación en la que el PS no ha ganado ha sido la insular de Madeira, donde el PSD se ha impuesto con el 39,8 % de los votos frente al 31,4 % del PS.

EL FIN DEL TABÚ DE LA MAYORÍA ABSOLUTA

Costa no quiso pronunciar «mayoría absoluta» hasta hace un par de semanas. «La mitad más uno», «mayoría suficiente», «solución para cuatro años». Son las expresiones que utilizaba Costa en las primeras semanas de la campaña, mientras los sondeos lo situaban como claro favorito.

Cuando por fin pidió abiertamente una «mayoría absoluta», la intención de voto empezó a caer y parecía un escenario prácticamente imposible, ante unas encuestas que incluso auguraban un empate técnico con los conservadores.

Los expertos tampoco lo esperaban. «Costa pidió la mayoría absoluta, pero es muy difícil en el actual sistema electoral portugués la mayoría de un solo partido», aseguraba a EFE el politólogo António Costa Pinto hace poco más de una semana.

Ni el propio primer ministro quiso aventurarse la noche de este domingo cuando las primeras proyecciones daban al Partido Socialista (PS) una horquilla de votos que, siendo muy optimistas, le podía dar la mayoría absoluta.

«Es un escenario extremo, que no es posible, que no es previsible», dijo.

SÓCRATES, ÚNICA MAYORÍA ABSOLUTA… HASTA HOY

Es la segunda vez que los socialistas consiguen una mayoría en toda la historia del partido, después de la que logró José Sócrates en 2005, cuando sumó 120 escaños.

Cuatro años después ganó con mayoría simple, pero tuvo que dimitir en 2011 después de no conseguir sacar adelante su último plan de medidas de ajuste para hacer frente a la crisis financiera que arrasó al país.

Al otro lado del hemiciclo, los conservadores presumen de haber tenido cuatro mayorías absolutas desde que la democracia llegó a Portugal.

Alianza Democrática, una coalición del centroderecha (PSD), democristianos y monárquicos liderada por Francisco Sá Carneiro la consiguió dos veces, en 1979 y 1980. Pero el fallecimiento de Sá Carneiro en un polémico accidente de avión en 1980 y la inestabilidad dentro de la propia coalición llevó a que los mandatos fueran breves.

Las dos primeras mayorías absolutas de un partido en solitario las conseguiría el PSD con Aníbal Cavaco Silva, quien se convertiría en el primer ministro más longevo del país -gobernó diez años (1985-1995), aunque con varias elecciones de por medio-.

Editado por María Moya