La UE se ralentiza y la libertad de movimientos se vigila

Controles en la frontera eslovaca. [EFE/EPA/PETER KOMKA HUNGARY OUT]

Redacción Internacional (EuroEFE).- Los países europeos siguen este viernes adoptando medidas para evitar la propagación del coronavirus. Empiezan ya a verse afectados los lugares de ocio, las terrazas y los restaurantes. La libertad de movimientos no se impide, pero algunos países desaconsejan visitar los lugares más infectados y ponen bajo aviso a los que vengan de dichas zonas.

El ministerio británico de Asuntos Exteriores desaconsejó este viernes viajar, si no es «esencial», a varios lugares de España -las comunidades de Madrid y La Rioja, y a Labastida, Vitoria y Miranda de Ebro-, por el coronavirus.

Un portavoz oficial indicó hoy que si bien las aerolíneas continúan operando sus vuelos con normalidad hacia y desde esos lugares, el Gobierno de Londres ha actualizado su recomendación después de que las autoridades españolas consideraran esas zonas como «áreas de transmisión comunitaria» del COVID-19.

El Foreign Office no está desaconsejando viajar a otras partes de España, ni tampoco está sugiriendo que los ciudadanos británicos que residen en ese país deban abandonarlo, pues las rutas de transporte continúan estando abiertas.

Austria ordenó este viernes el cierre de todos los comercios a partir del lunes próximo, salvo supermercados, farmacias, gasolineras y bancos, además de suspender conexiones de vuelo con España, Francia y Suiza.

De esta forma, el Gobierno austríaco espera frenar el aumento exponencial de los contagios de coronavirus, según dijo en una rueda de prensa el canciller federal del país, el conservador Sebastian Kurz.

Para combatir algunos focos de contagio, las autoridades van a poner bajo cuarentena durante dos semanas a dos zonas en el Tirol austríaco, donde todos los hoteles han sido clausurados hoy.

Los turistas extranjeros que se encuentren en estos lugares, sobre todo estaciones de esquí, podrán abandonar Austria para volver a sus países de origen.

En ese sentido, los viajeros austríacos que se encuentren en España, Francia y Suiza son llamados a volver lo antes posible a sus hogares en Austria.

Irlanda: viajeros desde España e Italia deberán «restringir sus movimientos»

El ministro irlandés de Sanidad, Simon Harris, anunció este viernes que los viajeros procedentes de España e Italia deberán «restringir sus movimientos» e interacciones sociales para frenar la propagación del coronavirus.

El titular del ramo explicó que equipos de autoridades sanitarias recibirán en los aeropuertos y puertos de este país a los que entren en trayectos procedentes de España e Italia, a fin de presentarles con una serie de recomendaciones.

«No se trata de que se auto-aislen, sino de que restrinjan sus movimientos y, por ejemplo, trabajen desde casa si pueden», señaló Harris, quien recordó que la República de Irlanda ha pasado de la fase de «contención» a la de «retraso».

Desde este viernes y hasta el 29 de marzo, todos los colegios, universidades y guarderías del país permanecerán cerrados, mientras que se suspenden las actividades culturales y deportivas que se celebren en interiores y en exteriores y congreguen a más de cien y 500 personas, respectivamente.

También se han cerrado todos los museos, galerías o lugares turísticos del país, a las puertas de un fin de semana en el que se esperaba que llegaran a la isla miles de visitantes para festejar el día San Patricio (17 de marzo), el patrón nacional.

La imagen de una tienda en Bruselas. [EFE/EPA/STEPHANIE LECOCQ]

Bélgica acuerda medidas drásticas para frenar la propagación del virus

Bélgica ha acordado medidas drásticas para frenar la propagación del coronavirus, incluidos el cierre de restaurantes, bares y discotecas y la cancelación de actividades recreativas, deportivas y culturales, así como la suspensión de las clases en escuelas, aunque no su cierre.

Las medidas, decididas en la noche del jueves y que excluyen a los hoteles, se aplicarán hasta el próximo 3 de abril.Las tiendas como supermercados y farmacias permanecerán abiertas durante toda la semana incluidos sábados y domingos, mientras que el resto de comercios abrirá de lunes a viernes.

En los colegios, el Gobierno belga ha decidido mantener un servicio de acogida para los niños con familias que no tengan opción de cuidarlos, medida destinada a facilitar que trabaje el personal sanitario con hijos y a evitar que los abuelos, que se encuentran entre la población más vulnerable al virus, tengan que hacerse cargo de los nietos.

Las guarderías se mantendrán abiertas.Dado que a partir del 6 de abril comienzan las vacaciones de Semana Santa, los niños no retomarán las clases en principio hasta el 20 de abril.

Queremos evitar situaciones como la de Italia», dijo la primera ministra belga en funciones, Sophie Wilmès, al anunciar las medidas acordadas a nivel federal.Bélgica, que cuenta con 11,4 millones de habitantes, tenía hasta el jueves 12 de marzo 399 casos de coronavirus.

Tres personas, de 90, 73 y 86 años, han fallecido hasta la fecha en en este país como consecuencia del COVID-19.

Dinamarca: aislamiento o ingreso hospitalariio forzoso de infectados

El Folketing (Parlamento danés) aprobó esta madrugada por unanimidad en una sesión extraordinaria un paquete de medidas urgentes por la crisis del coronavirus (COVID-19) que permitirán aislamientos o ingresos hospitalarios forzosos de infectados.

El Ministerio de Sanidad podrá obligar a personas contagiadas o que se cree puedan estarlo a ser examinados por un médico, y en caso de no hacerlo, la policía puede usar la fuerza «necesaria» para asegurar el cumplimiento de esas medidas o facilitar un ingreso hospitalario.

El Gobierno podrá prohibir el acceso a instituciones oficiales, supermercados y tiendas, asilos, hospitales e introducir restricciones en los medios de transporte.

El paquete, que estará vigente hasta el 1 de marzo de 2021, no incluye sin embargo una polémica medida que aparecía en el proyecto de ley inicial para que las autoridades puedan entrar en viviendas privadas sin orden judicial, si hay sospecha de infección por COVID-19.

Dinamarca ya había decretado hace dos días el cierre de escuelas, guarderías y universidades, además de prohibir las concentraciones de más de 100 personas.

Las autoridades danesas han confirmado hasta ahora 674 casos de coronavirus, aunque aún no se han informado de muertos, mientras que las vecinas Suecia y Noruega sí han registrado ya dos fallecimientos.

El nuevo brote de coronavirus ha provocado la cancelación de todas las competiciones deportivas y que hayan sido suspendidos los actos del 80 aniversario de la reina Margarita II, que se iban a desarrollar durante la primera quincena de abril.

 Eslovaquia prohíbe la entrada a los extranjeros que no tengan residencia permanente

Eslovaquia anunció que prohíbe la entrada en el país a todos los extranjeros que no tengan su residencia permanente en este país centroeuropeo.

El primer ministro eslovaco, Peter Pellegrini, indicó en una rueda de prensa que todos los ciudadanos que regresen del extranjero se someterán a una cuarentena como medida de prevención frente al coronavirus.

Eslovaquia, un país perteneciente a la Unión Europea, de unos 5,5 millones de habitantes, tiene en la actualidad detectados 16 casos de coronavirus.

Los tres aeropuertos internacionales del país se cierran para el transporte de pasajeros, mientras que las conexiones con el exterior de ferrocarriles y autobuses se interrumpen, excepto para el suministro de mercancías.

El aeropuerto de Praga. La República Checa es uno de los países que ha limitado ya la libre circulación de personas.EFE/EPA/MARTIN DIVISEK

Y la República Checa ya prohíbe la entrada de españoles e italianos, entre otros

La República Checa declaró este jueves el estado de emergencia que, entre otras medidas, incluye la prohibición de entrar en su territorio a ciudadanos procedentes de España, Italia, Irán, Corea del Sur, China y otros diez países donde la pandemia de coronavirus es especialmente grave.

Además, los ciudadanos checos no podrán viajar a esos países, conforme a una serie de medidas que entrarán en vigor en la medianoche del viernes y que durará treinta días, anunció en una rueda de prensa el primer ministro checo, Andrej Babis.

Noruega, Holanda, Bélgica, Reino Unido, Dinamarca y Francia están también en esa lista de Estados con los que se interrumpe la circulación de personas.

Además, no podrán entrar a República Checa los extranjeros desde Austria y Alemania, países con los que se ha cerrado la mitad de los puntos de cruce.

En Alemania ya hay dos estados que cierran los colegios

Los estados federados alemanes del Sarre y de Baviera cerrarán los colegios y las guarderías a partir del lunes y al menos hasta después de las vacaciones de semana santa, informó hoy el Gobierno regional.

Con ello, el Sarre y Baviera serán los primeros de los 16 estados federados en cerrar los colegios.

«Se necesitan ahora decisiones que también pueden traer consigo irremediablemente una limitación de la vida pública», dice un comunicado del Gobierno regional.

En Baviera no ha habido todavía una comunicación oficial pero varios medios han divulgado la noticia citando «fuente del Gobierno».

En Alemana la educación es potestad de los estados federados por lo que el Gobierno federal no puede determinar un cierre de colegios en todo el país.

En la reunión de anoche de los 16 primeros ministros con la canciller Angela Merkel no se llegó a un acuerdo para un cierre generalizado.

Las escuelas de Baviera han cerrado. EFE/EPA/PHILIPP GUELLAND

Reino Unido: un 60 por ciento tendrá que contraer el coronavirus para inmunizarse

El asesor científico del Gobierno británico, Patrick Vallance, consideró este viernes que un 60 % de la población del Reino Unido -de más de 65 millones de habitantes- tendrá que contraer el coronavirus para que la sociedad «se inmunice grupalmente» frente a futuros brotes.

El número de casos confirmados de COVID-19 en este país se cifró ayer en 590, si bien Vallance cree que el número real de afectados podría oscilar entre los 5.000 y los 10.000, y diez personas han fallecido a consecuencia del virus.

En declaraciones al canal de televisión Sky, Vallance alertó de que probablemente el virus regresará «cada año» y que será necesario que millones de ciudadanos en este país lo contraigan a fin de poder controlar su impacto.

De esa manera, dijo, se lograría lo que se conoce como «inmunidad del grupo», la resistencia a una enfermedad contagiosa en una población cuando un número suficiente de personas se vuelve inmune a ella y se dificulta su propagación.

«Creemos que es probable que este virus regrese cada año, se convierta en una especie de virus estacional», opinó el experto en declaraciones a la citada cadena.

Cancelada la próxima ronda negociadora del Brexit

Por otro lado, el Reino Unido y la Unión Europea (UE) comunicaron este jueves la suspensión de la reunión que estaba prevista la próxima semana en Londres para continuar negociando una relación bilateral tras el Brexit.

En un comunicado conjunto, ambas partes indicaron que están «explorando modos alternativos de continuar el diálogo», incluida la posibilidad de retomarlo a través de videoconferencia.

Los equipos negociadores habían programado una nueva ronda de negociaciones a partir del próximo miércoles, tras un encuentro inicial en Bruselas el pasado día 2.

Londres y Bruselas esperan llegar a un acuerdo sobre sus futuros lazos antes del próximo 31 de diciembre, cuando termina la fase de transición acordada para el Brexit.

El Reino Unido abandonó el bloque comunitario de manera oficial el pasado 31 de enero, pero continuará integrado en las estructuras comunitarias durante este año.

Hasta ahora, el primer ministro británico, Boris Johnson, ha insistido en que no tiene intención de solicitar una prórroga para alargar la negociación, a pesar de las significativas diferencias de partida con las que se ha iniciado el diálogo en ámbitos como los derechos pesqueros y las regulaciones de competencia.

El Reino Unido quiere dejar de aplicar la Convención Europea de Derechos Humanos y tampoco quiere que el Tribunal de Justicia de la UE desempeñe su papel «de manera plena» a la hora de interpretar el Derecho comunitario, según ha indicado el negociador comunitario, Michel Barnier.

Eso significa, según el político francés, que el alcance de la cooperación entre ambos lados del canal de la Mancha «no podrá ser tan ambicioso» como hubiera deseado.

Francia y España cierran colegios y universidades

En España y Francia, dos de los países europeos más afectados por el virus tras Italia, se han anunciado este jueves restricciones adicionales para tratar de frenar los contagios.

España está cerrando poco a poco la actividad pública mientras se suspenden actividades económicas, culturales y sociales para evitar aglomeraciones, y más empleados trabajan ya desde sus viviendas.

Las autoridades aplican restricciones que afectan cada vez más a la vida laboral y personal, después de que los fallecimientos se dispararan un 68 % en 24 horas, hasta alcanzar este jueves los 84, mientras que los contagios aumentaron un 39 % y llegaron a los 3.004, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad.

Mientras tanto, a nivel de las autoridades, pero también de expertos en redes sociales, se están multiplicando los llamamientos a la población para que actúe con reponsabilidad y no salga de casa más que cuando sea necesario.

En Francia los colegios y universidades cerrarán a partir del lunes para evitar la propagación del coronavirus, según ha adelantado este jueves el presidente Emmanuel Macron en un discurso a la nación.

Macron informó asimismo de que las elecciones municipales, cuya primera vuelta está prevista para este domingo y la segunda para el siguiente, se celebrarán como estaba previsto, aunque «en el respeto estricto de los gestos de protección contra el virus».

El presidente francés reconoció que país está «en el comienzo de la epidemia», que calificó como «la mayor crisis sanitaria que ha conocido Francia en un siglo», por lo que la prioridad absoluta es proteger a los más vulnerables.

Con el objetivo de frenar la propagación del covid-19 y evitar que se acumulen los pacientes en los hospitales, Macron anunció que «a partir del lunes cerrarán las guarderías, colegios y universidades», ya que «niños y jóvenes son quienes propagan el virus más rápido aunque no tengan los síntomas».

Portugal declara el «estado de alerta», cierra colegios y discotecas y pone límites en restaurantes

El Gobierno de Portugal anunció este viernes una batería de medidas por valor de 2.300 millones de euros, entre líneas de crédito, adelantos a las empresas y atrasos en el pago de impuestos, para aliviar el impacto que tendrá el coronavirus sobre el sector turístico.

«Hay menos actividad, hay menos clientes, en el sector del turismo, se puede decir que los clientes cayeron en picado, lo que significa que no entra dinero en caja», explicó el ministro de Economía, Pedro Siza Vieira, en una rueda de prensa.

Para pequeñas y medianas empresas que registren una descenso del 20 % de facturación se pondrá en marcha una línea de crédito con 200 millones.

Portugal implanta desde este viernes el «estado de alerta». Asegura así que los «medios de protección civil y fuerzas de seguridad» estén listas para actuar con «prontitud».

El Estado de alerta se toma para reorganizar las fuerzas de seguridad ante eventos imprevistos.

El Gobierno de Portugal ya decretó este jueves el cierre de todos los colegios, guarderías y discotecas hasta Semana Santa, y limitaciones a la afluencia a restaurantes y centros comerciales para tratar de contener la expansión del coronavirus, que deja 78 infectados en el país.

«Esta es una lucha por nuestra propia supervivencia», aseguró el primer ministro, António Costa, en una declaración tras un Consejo de Ministros en el que se han aprobado una batería de medidas.

La primera, «la suspensión de todas las actividades lectivas presenciales hasta periodo de Pascua», desde el próximo lunes, avisando además de que la medida se revaluará el próximo 9 de abril para decidir qué pasos se dan después.

También se cerrarán discotecas «y establecimientos similares», y se reducirá «un tercio la capacidad máxima de cada establecimiento de restauración» e impone limitaciones «de frecuencia» en centros comerciales.

Otra de las medidas será permitir que atraquen cruceros turísticos solo para abastecimiento, «no para desembarco de pasajeros», con excepción de aquellos viajeros que residan en Portugal.

Asimismo, limitará las visitas a residencias de ancianos en todo el país para proteger a una población «particularmente vulnerable».

«Este puede ser un brote más duradero de lo que se puede haber estimado inicialmente», agregó.

Editado por Miriam Burgués y Luis Alonso