El veto húngaro y polaco al presupuesto se cuela en la videocumbre sobre el covid

Michel

Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, en una imagen del 21 de octubre de 2020. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- La videocumbre de líderes europeos que se celebra este jueves, originalmente dedicada por completo a la respuesta comunitaria a la segunda ola de la pandemia, tendrá que hacer un hueco para hablar del bloqueo de Varsovia y Budapest al acuerdo sobre el presupuesto de la Unión Europea para 2021-2027.

El encuentro por videoconferencia, que comenzará a las 18.00 hora local (17.00 GMT), volverá a retomar la necesidad de un esfuerzo colectivo para responder a la pandemia de coronavirus, después de que en la cumbre anterior del 29 de octubre los Veintisiete coincidieran en la necesidad de intercambiar datos y armonizar aspectos como el reconocimiento mutuo de test.

No obstante, fuentes diplomáticas señalaron que en la reunión se abordará también el veto polaco y húngaro al presupuesto comunitario entre 2021 y 2027 y a la decisión sobre los recursos propios para financiarlo, un veto que de momento aboca al retraso a la entrada en vigor de las ayudas europeas pospandemia.

Estos dos países rechazaron el lunes dar luz verde a estos dos trámites clave para la puesta en marcha del plan de recuperación, cumpliendo así su amenaza de vetar cualquier pacto que incluyera una potencial suspensión de fondos a un país que viole los principios del Estado de derecho.

La UE ha evitado una crisis social y de empleo "masiva" durante la pandemia, pero persiste la incertidumbre

Bruselas (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) ha logrado evitar hasta ahora una crisis social y de empleo “masiva”, pero persisten las incertidumbre sobre la duración de la pandemia de covid, la recuperación económica y su impacto en los grupos más …

Las fuentes diplomáticas señalaron que en el Consejo se espera ahora que sean Polonia y Hungría las que den un paso adelante y expliquen “cuál es su problema de verdad” con el mecanismo de Estado de derecho acordado con la Eurocámara.

“Las negociaciones han llegado a un resultado que está dentro de los límites de lo que se acordó en la cumbre de julio. A nadie le queda claro por qué Polonia y Hungría no lo ven así”, alertaron las fuentes.

Una delegación apuntó a que desde estos dos países solo han llegado quejas sobre “elementos generales” y “en algunos aspectos ideológicos”, pero “no sobre el contenido del mecanismo”, mientras que otro país señaló que las protestas húngaras y polacas son “casi de moral, muy abstractas”.

Preguntadas por posibles soluciones al bloqueo, como una potencial aclaración por parte de la Comisión sobre el alcance legal del mecanismo, varias fuentes diplomáticas coincidieron en que aún no se ha llegado a la fase de buscar un plan B, sino que primero se intentará que Hungría y Polonia expliquen bien sus reticencias.

“Esperaremos a ver lo que quieren y qué desean hacer para resolver la situación”, señalaron las fuentes diplomáticas, que no esperan otra propuesta ni por parte del Consejo ni por la presidencia semestral alemana.

Las fuentes apuntaron, sin embargo, a que “mañana no es el momento correcto para resolver nada”, ya que no es un Consejo Europeo formal sino “una videocumbre de covid que da la oportunidad de ver el desarrollo de otros asuntos”.

De hecho, también se espera que varios países saquen el tema de las negociaciones entre la UE y el Reino Unido para su futura relación una vez se consume el Brexit, aunque será para pedir a la Comisión Europea que desempolve sus planes de contingencia para proteger a ciudadanos y empresas ante una salida accidentada.

La UE se prepara para la próxima pandemia

Bruselas (EuroEFE).- Mientras el coronavirus sigue sacudiendo el mundo y se buscan fórmulas para someter al Sars-CoV-2, la Comisión Europea ha lanzado una propuesta para que la Unión Europea esté más preparada para afrontar futuras pandemias y otras crisis sanitarias …

En cuanto al coronavirus, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, informará a los jefes de Estado y de Gobierno sobre los últimos avances en cuanto a la compra conjunta de vacunas tras los prometedores anuncios de Pfizer y Moderna respecto a la efectividad.

La Comisión ya ha dado luz verde a la firma del contrato para adquirir 300 millones de dosis de la futura vacuna que desarrollan la farmacéutica estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech.

También podrían abordarse durante la cumbre las estrategias de testeo, como ya sucedió en la videocumbre del 29 de octubre.

Varias fuentes coincidieron, en cualquier caso, en que el coronavirus es precisamente “el asunto más urgente con el que tienen que lidiar los Veintisiete” y una delegación predijo que la crisis creada por el bloqueo presupuestario por Hungría y Polonia “no será grave”, pero sí vio “desesperante” la “cantidad de energía que perdemos en esto cuanto las urgencias son tan grandes”.