España declara luto oficial, Alemania retirará aviso contra los viajes europeos y Francia anuncia ayudas al automóvil

Banderas a media hasta en la sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid, después de que el Gobierno español declarase diez días de luto oficial por las víctimas del coronavirus. EFE/Emilio Naranjo

Redacción Internacional (EuroEFE).- España ha declarado un luto oficial de diez días en homenaje a las víctimas del coronavirus, Alemania prevé levantar la recomendación de no viajar por Europa el próximo 15 de junio y Francia acaba de anunciar un plan de ayudas estatales para el sector del autómovil.

Así está el panorama en Europa, donde un 58 % de los ciudadanos está experimentando algún tipo de dificultades económicas desde el inicio de la crisis del coronavirus, según una encuesta del Parlamento Europeo.

España declara luto oficial en homenaje a las víctimas

España declaró este martes un luto oficial de diez días, el más largo de su historia democrática, en homenaje a las víctimas por el coronavirus, mientras la pandemia sigue retrocediendo lentamente y continúa el gradual desconfinamiento de la población.

El luto comenzará esta próxima medianoche y fue aprobado por el Gobierno en un día en el que siguieron bajando las cifras de muertes por la enfermedad, con 35 en la última jornada.

Mañana, miércoles, toda la población está convocada a un minuto de silencio a mediodía (10.00 GMT), que se seguirá en las instituciones oficiales nacionales.

Sin embargo, el Gobierno no aprobó finalmente el previsto sistema de un ingreso vital mínimo, ya que faltaban por ajustar algunos detalles, y aplazó la decisión a la sesión extraordinaria del Consejo de Ministros que tendrá lugar el viernes.

El mecanismo, que busca dar una ayuda económica básica para combatir la pobreza y la exclusión social -que han aumentado notablemente como consecuencia de la pandemia-, beneficiará a unos 2,3 millones de personas, según los cálculos del Ejecutivo.

Los beneficiarios podrán acceder a una ayuda que oscilará entre los 462 y los 1.015 euros al mes, dependiendo de las circunstancias de cada unidad familiar.

El Gobierno español insistió en su objetivo de permitir el turismo extranjero el 1 de julio, para reactivar uno de los grandes motores de la economía nacional, pero en condiciones de seguridad para evitar posibles rebrotes de la enfermedad.

Su apuesta es reabrir las fronteras al turismo internacional no solo por países, sino por regiones con una situación epidemiológica similar, que permita evitar los riesgos de rebrotes.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, afirmó que España trabaja con sus socios europeos -origen de muchos de los turistas- para definir las normas comunes para la reapertura de fronteras.

Alemania retirará aviso contra viajes europeos

Alemania, por su parte, prolongará hasta el 29 de junio las medidas de distanciamiento social vigentes en el país desde mediados de marzo, aunque previsiblemente levantará la recomendación de no viajar a 31 países europeos el día 15 del próximo mes.

El gobierno federal y los poderes regionales acordaron, como norma general, mantener la limitación de los contactos personales, aunque se autorizarán salidas en grupo o reuniones de un máximo de diez personas, ampliables a más para miembros de dos hogares.

Se aconseja, asimismo, restringir los contactos y procurar que éstos sean entre personas de círculos estables, informaron fuentes del gobierno, al término de la consultas mantenidas por el ministro de la Cancillería, Helge Braun, con representantes de los gobiernos de los 16 “Länder”.

Asimismo se espera que el Consejo de Ministros formalice mañana el plan para retirar el 15 de junio la advertencia general contra los viajes a cualquier país del mundo, emitida por el Ministerio de Asuntos Exteriores el pasado marzo.

Esta recomendación global quedará sustituida por informaciones específicas sobre la situación en cada país o región, según avanzó hace diez días el ministro de Exteriores, Heiko Maas.

Los 31 países mencionados son los de Unión Europea (UE), así como Reino Unido y otros cuatro asociados al espacio Schegen -Islandia, Noruega, Suiza y Liechtenstein-.

Tanto Maas como la canciller Angela Merkel han insistido en las últimas semanas en que el objetivo es lograr la normalización de la situación a partir del 15 de junio, aunque lo han supeditado a que la evolución de la pandemia así lo permita.

Francia anuncia ayudas al sector del automóvil

Mientras, el presidente francés, Emmanuel Macron, ha anunciado este martes un plan de apoyo al sector del automóvil centrado en el vehículo eléctrico, que supondrá ayudas estatales de 8.000 millones de euros (unos 8.775 millones de dólares), para convertir al país en líder mundial de producción de vehículos limpios.

El plan incluye 1.000 millones (casi 1.100 millones de dólares) para el fomento de la demanda con ayudas a la compra de vehículos eléctricos o híbridos, además de subvenciones para la modernización de cadenas de producción para que se adapten a la fabricación de coches ecológicos.

El objetivo pasa por que los productores automovilísticos fabriquen en Francia más de un millón de coches limpios en 2025.

El sector automovilístico representa casi el 16 % del volumen de negocios de la industria francesa, 4.000 empresas y casi 800.000 empleos directos e indirectos, y se ha visto duramente afectado por la crisis del coronavirus, con una caída de ventas del 80 %.

El plan francés perseguirá mantener en el país la producción de vehículos con alto valor añadido y apostar por los eléctricos y los autónomos, con el objetivo de que “el coche del futuro se diseñe y se produzca en Francia”, afirmó Macron.

Para ello, el presidente aseguró contar con el acuerdo de los dos grandes productores franceses, Renault y PSA.

Baja el número de enfermos en Italia

Italia ha registrado 78 nuevos fallecidos por coronavirus en las últimas veitincuatro horas, mientras se produjo una importante reducción de enfermos en todas las regiones, según informó Protección Civil.

El total de las víctimas mortales es de 32.955 personas desde que comenzó la crisis, el pasado 21 de febrero, tras la detección del primer contagio local.

Sin embargo este aumento de 78 fallecidos es de los menores desde principios de marzo, después de los 50 del pasado domingo, cuando la región de Lombardía (norte), la más afectada, aseguró que no había detectado ningún muerto en los registros de sus hospitales.

Los contagios totales ascienden a 230.555 en todo el país, lo que supone solo 397 nuevos casos en las últimas veinticuatro horas, y además se produjo una importante caída del número de personas actualmente enfermas, 2.358 menos que el lunes.

En este contexto Italia sigue su proceso hacia la “nueva normalidad” después de que desde el pasado 18 de mayo permitiera la apertura de prácticamente todos los sectores y la libre salida de la gente de sus casas tras casi dos meses y medio de confinamiento.

Desde ayer la gran mayoría de las regiones, excepto Lombardía y Basilicata (sur), han permitido la reapertura de sus gimnasios, centros deportivos y piscinas.

La próxima fecha en el calendario de la desescalada italiana, tras casi dos meses y medio confinada, desde el 10 de marzo, será el próximo 3 de junio, cuando se permitirá el movimiento entre regiones.

Dimite un subsecretario de Estado en el Reino Unido

En el Reino Unido, el subsecretario de Estado del Gobierno para Escocia, Douglas Ross, presentó este martes su dimisión por considerar que la “interpretación” de las reglas de confinamiento de Dominic Cummings, el polémico asesor del primer ministro, Boris Johnson, “no son compartidas por la mayoría”.

Cummings lleva varios días siendo objeto de controversia en el Reino Unido desde que la prensa destapara que se desplazó en marzo a casa de sus padres en Durham (norte del país), a unos 400 kilómetros de Londres, con su mujer enferma de coronavirus y su hijo, contraviniendo las restricciones del Ejecutivo.

En una excepcional rueda de prensa celebrada ayer desde los jardines de Downing Street – despacho oficial del líder tory -, el colaborador de Johnson justificó su conducta argumentando que obró “de manera razonable” y sin infringir la ley, y admitió que no se arrepentía y que no se ha planteado abandonar su cargo.

Al presentar su dimisión en un comunicado difundido hoy, Ross dijo que abandona su puesto a raíz de los argumentos esgrimidos por Cummings porque se siente incapaz de justificarlos “de buena fe” ante sus electores.

El 58% de los europeos reconoce dificultades económicas

El 58 % de los europeos está experimentando algún tipo de dificultades económicas desde el inicio de la crisis del coronavirus, según una encuesta realizada a finales de abril por el Parlamento Europeo (PE).

Dichos problemas incluyen una pérdida de ingresos (mencionado por un 30 % de los encuestados), desempleo total o parcial (23 %), el uso de ahorros personales antes de lo planeado (21 %), dificultades para pagar el alquiler, las facturas o los préstamos bancarios (14 %), y dificultades para tener una alimentación “decente” (9 %).

Además, uno de cada diez encuestados señaló que tuvo que pedir ayuda financiera a familiares o amigos, mientras que el 3 % de ellos se declaró en bancarrota.

En general, los encuestados de Hungría, Bulgaria, Grecia, Italia y España tienen más probabilidades de haber experimentado problemas financieros, mientras que los de Dinamarca, los Países Bajos, Suecia, Finlandia y Austria se vieron menos afectados por la crisis.

De hecho, más de la mitad de los encuestados de estos países declararon que no han experimentado ninguno de los problemas citados anteriormente.

Por lo que respecta a la lucha contra esta crisis económica y sanitaria, el 69 % de los encuestados creen que la Unión Europea (UE) debería tener “más competencias” en la lucha contra el coronavirus.

Según la encuesta, los ciudadanos europeos querrían que la Unión Europea (UE) se centrara principalmente en garantizar suministros médicos suficientes para todos los Estados miembros, además de en asignar fondos de investigación para desarrollar una vacuna, brindar un apoyo financiero directo a los países y mejorar la cooperación científica entre ellos.

Por otra parte, el 57 % de los encuestados no están satisfechos con la solidaridad mostrada entre los Estados miembros de la UE durante la pandemia y solo el 42 % de ellos creen que las medidas y acciones adoptadas por el club comunitario hasta ahora han sido suficientes.

Editado por Miriam Burgués