España estrena ministra de Sanidad en plena tercera ola

La nueva ministra española de Sanidad, Carolina Darias, recibe los aplausos de su predecesor Salvador Illa mientras posa con su nuevo maletín tras la ceremonia de traspaso de la cartera celebrada en el Ministerio de Sanidad este miércoles. EFE/Chema Moya POOL

Madrid (EuroEFE).- La nueva ministra de Sanidad española, Carolina Darias, asume desde este miércoles el reto de gestionar la imparable tercera ola del coronavirus, mientras el ministro de Política Territorial, Miquel Iceta, deberá ocuparse de la situación que se abra en Cataluña tras las elecciones regionales del próximo mes.

La llegada de Darias a Sanidad y de Iceta a Política Territorial y Función Pública es fruto de la pequeña remodelación que realizó ayer el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras la salida del anterior responsable de Sanidad, Salvador Illa, que se presenta como candidato socialista a las elecciones regionales de Cataluña el próximo 14 de febrero.

Darias, como antigua ministra de Administración Territorial, conoce bien la situación de la pandemia en España por sus relaciones con las comunidades autónomas (regiones), encargadas de gestionar la Sanidad en sus territorios, ya que asistía a las reuniones gubernamentales relacionadas con la covid-19.

Ambos ministros continuarán con lo que Sánchez llamó “cogobernanza”, cuando el pasado mes de mayo, tras frenar a la primera hora de coronavirus, apostó por que las Comunidades Autónomas, muy críticas hasta entonces por la gestión centralizada de la pandemia, asumieran las competencias en esta materia, aunque en coordinación con el Ejecutivo español.

Esta política ha sido muy criticada por la oposición conservadora, que considera que debe haber criterios comunes en toda España y no diecisiete maneras de afrontar la pandemia, en referencia al número de comunidades autónomas que componen el Estado.

 

OBJETIVO: FRENAR LA PANDEMIA JUNTO CON LAS REGIONES

Carolina Darias, en su toma de posesión como ministra de Sanidad afirmó hoy que “el objetivo urgente y prioritario es frenar el virus desde la cogobernanza” y anunció que continuará con “la senda trazada” por su predecesor, Salvador Illa, con el refuerzo de “la cooperación y las decisiones compartidas” con las regiones.

La nueva ministra, quien anunció que el equipo de Illa será “mi equipo”, apuntó que el nuevo esfuerzo colectivo está también en el proceso de vacunación, al que calificó como “largo y complejo”.

En las últimas semanas España, como otros países de la Unión Europea, ha tenido problemas con el suministro de vacunas, al no llegar todas las dosis previstas.

Darias hizo un llamamiento al diálogo con todas las administraciones para derrotar al coronavirus, en lo que calificó “una guerra sin tregua” contra la pandemia.

En estos momentos, España está en lo más duro de la tercera ola de la pandemia de coronavirus, con cifras de nuevos casos, muertes y ocupación hospitalaria que no se conocían desde la primera ola.

El país marcó este miércoles otro récord de incidencia de la tercera ola de la covid-19, al llegar a los 900 casos de media por cien mil habitantes en los últimos 14 días, además de notificarse otros 40.285 contagios y 492 muertes más en 24 horas.

Desde que comenzó la pandemia, 2.670.102 personas se han contagiado en España y 57.291 han muerto.

Los 30.789 enfermos hospitalizados ocupan el 24,03 % de las camas, una tasa que roza de media ya el 42 % en las unidades de cuidados intensivos, algo preocupante especialmente en las regiones de Valencia (este), con prácticamente el 63 %, y Madrid, Castilla-La Mancha (centro), Extremadura (oeste) y La Rioja (norte), todas por encima del 50 %.

Respecto a la incidencia, seis de las 17 regiones españolas superan el millar de casos: Castilla-La Mancha, Castilla y León (centro), Valencia, Extremadura, Murcia (sureste) y La Rioja.

España, con 900 casos por cien mil habitantes, sigue a la cabeza en incidencia epidémica entre los países europeos occidentales más poblados, por delante del Reino Unido (788,8), Francia (407,9), Italia (302,7) y Alemania (250,4).

ICETA, UN DEFENSOR DE LA ESPAÑA DIVERSA

El nuevo ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, tendrá que gestionar el nuevo escenario político que se abra en Cataluña tras las elecciones regionales, previstas para el 14 de febrero.

En estos comicios, los socialistas podrían quedar como primer partido en el Parlamento regional, según algunas encuestas, después de años de tensión política, en los que las demandas independentistas centraron toda la vida política de la región.

Iceta, líder de los socialistas catalanes, en su toma de posesión este miércoles afirmó que le gusta España “como es: diversa, plural y unida”, y que es un hombre de “concordia y acuerdo”, lo que va a poner en práctica mientras esté en el Ministerio.

El nuevo ministro se refirió a los “deberes” que le puso Sánchez tras hacer público ayer su nombramiento, como la cooperación y la cogobernanza con las regiones españolas.

El responsable de Política Territorial afirmó que no va a haber “inventos ni improvisaciones” en su gestión en el Ministerio, ya que coincide en las prioridades de su predecesora, como modernizar las administraciones, su digitalización y “pelear” por unos fondos europeos para seguir adelante en la reconstrucción económica y social de España tras la pandemia.

Editado por Miriam Burgués