España “nunca va a renunciar a los eurobonos”

Captura de la señal institucional del Palacio de la Moncloa del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia ante la prensa hoy sábado en Moncloa, en Madrid. Sánchez pedirá al Congreso a lo largo de la semana que viene una nueva prórroga del estado de alarma hasta el 26 de abril. EFE/Moncloa

Madrid (EuroEFE).- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado este sábado que España “nunca va a renunciar a los eurobonos” porque, ha explicado, “eso es la solidaridad y eso es Europa”, al tiempo de que ha considerado que “Europa no puede fallar esta vez”.

Pedro Sánchez se ha pronunciado en estos términos en la rueda de prensa en la que se ha mostrado convencido de que de la pandemia se puede sacar una “lección” para que salga fortalecida la Unión Europea, que “se ha resistido durante demasiado tiempo a dar pasos para avanzar”.

El jefe del Ejecutivo ha anunciado además que prolongará el estado de excepción dos semanas en el país para tratar de frenar la pandemia, aunque no descarta que haya más prórrogas. Pero la gran industria y la construcción podrán volver a trabajar con controles después de Semana Santa.

España “nunca va a renunciar a los eurobonos”

España “nunca va a renunciar a los eurobonos” porque, ha explicado, “eso es la solidaridad y eso es Europa”.

“Si la Unión Europea existe es para hacer frente a este tipo de crisis”, ha advertido.

A preguntas remitidas previamente a la comparecencia por los periodistas, el jefe del Ejecutivo ha considerado que el hecho de que “estamos en un punto de inflexión es evidente”, aunque ahora lo que está por ver es cuál será la dirección que se emprenderá.

“Va a depender mucho de la respuesta que demos”, ha indicado el presidente.

Y ha incidido: “Si la UE existe es para hacer frente a este tipo de crisis. Lo hicimos después de la II Guerra Mundial y lo estamos haciendo ahora: es la mayor crisis de nuestras vidas y nos estamos jugando la fortaleza o el debilitamiento de la UE”.

Sánchez ha reafirmado que la determinación del Gobierno es “total y absoluta”: no renunciar nunca a los eurobonos.

“Es la hora de que Europa proteja a los europeos”

“Europa no puede fallar esta vez, es la hora de que Europa proteja a los europeos frente a esta calamidad y esta desgracia… Se ha resistido durante demasiado tiempo a dar pasos para avanzar”, ha afirmado el presidente durante su intervención inicial.

En ese sentido, se ha mostrado convencido de que también aquellos gobiernos más reticentes “al final serán conscientes de que para salvaguardar y fortalecer este proyecto común que se llama Europa” tendrán que sacar lecciones de la pandemia y avanzar en el proyecto europeo.

Ha alertado además el jefe del Ejecutivo de que todos los países necesitarán el “pleno apoyo europeo” para asegurar la fluidez de la economía, respaldar las deudas y “poner en marcha un Plan Marshal de reactivación a escala continental”.

El COVID-19, ha dicho, “es una pandemia que afecta al conjunto de la humanidad” y por ello no se puede dar respuesta “solo y exclusivamente desde los estados nación.

Unos nuevos pactos de la Moncloa

En el plano interno, Sánchez ha anunciado este sábado que convocará a los partidos para trabajar en unos nuevos pactos de La Moncloa, como ocurrió al comienzo de la Transición, para reconstruir la economía y el tejido social una vez que se supere la pandemia.

“Todos los partidos, con independencia de su ideología, vamos a trabajar en unos nuevos pactos de la Moncloa para relanzar y reconstruir la economía y el tejido social y para que nuestro país no quede bloqueado”, ha afirmado el jefe del Ejecutivo.

Según Sánchez, cuando se derrote al coronavirus, va a ser necesario “tomar decisiones trascendentales que condicionarán el futuro de los más jóvenes”, por lo que será precisa “una unidad mucho más fuerte y compacta”.

“Estamos ante la gran crisis de nuestras vidas”, ha proclamado el presidente del Gobierno para hacer ver la necesidad de actuar juntos.

Una unidad, ha añadido, que tendrá que ser “en todos los frentes, en el social, el institucional, de las fuerzas políticas y del ámbito europeo”.

Sánchez ha hecho hincapié en que igual que los ciudadanos “están remando en la misma dirección” con el confinamiento, también “se tiene que dar en las fuerzas políticas” para abordar la tarea de reconstrucción.

Sánchez da por superado el pico de contagios en España

En cuanto a la pandemia, Sánchez, ha afirmado que, de acuerdo con los datos de los expertos, España ha “superado” el pico de propagación del coronavirus y se está “en condiciones de doblegar la curva” de expansión de la epidemia.

Con “la prudencia exigible en medio de una guerra nunca antes librada”, Sánchez ha trasladado este mensaje de confianza.

“La victoria es posible y está cada día más próxima”, ha afirmado el presidente del Gobierno, quien ha pedido a los ciudadanos “sacrificio y moral de victoria” para derrotar el coronavirus.

Sánchez ha pronosticado que el momento en que se doblegará la curva de contagios por coronavirus está cerca, y a partir de entonces comenzará una transición.

Un plan para la “desescalada” 

En ese sentido avanzó que un equipo de epidemiólogos y científicos está preparando ya el plan que aplicar para la “desescalada”, pero advirtió de que en esa nueva etapa no cabrá la relajación y no será “más suave”.

“Relajarnos ahora, desunirnos”, indicó, podría suponer el retorno a un “punto de partida” que, a su vez, podría desencadenar “una segunda ola” de contagios que “sería peor” incluso que la primera, pues las resistencias están “mermadas”.

España se acerca los 12.000 fallecidos por coronavirus

Los fallecidos por coronavirus en España han alcanzao la cifra de 11.744, que son 809 más que hace veinticuatro horas, con un aumento del 7,3 %, pero es la más baja en una semana, según informó este sábado el Ministerio de Sanidad.

Se han contabilizado además 7.026 nuevos contagiados, que ya alcanzan la cifra de 124.736 después de incrementarse la cifra en un 5,9 %, el porcentaje más bajo desde la extensión de la pandemia.

Los enfermos ingresados en unidades de cuidados intensivos (UCI) ascienden a 6.532 pacientes, 116 más (un 1,8 % superior al día anterior), lo que supone un significativo descenso, ya que el día antes el incremento fue del 5,31 %.

Estas cifras dan un respiro a estos servicios, muy saturados, sobre todo en las regiones más afectadas por la pandemia, ya que van acumulando los pacientes hospitalizados que van empeorando, a lo que se une la larga estancia en esos servicios, que puede llegar a las tres semanas.

Las autoridades sanitarias ponen su foco en estas UCI y todos los esfuerzos materiales y de personal van dirigidos a evitar que colapsen.