Europa aplica medidas en Navidad para evitar la extensión del virus

Una enfermera vacuna a un niño en Roma

Un enfermero pone una vacuna a un niño en Roma, en una imagen del pasado miércoles. EFE/EPA/GIUSEPPE LAMI

Redacción Internacional (EuroEFE).- Varios países europeos estudian nuevas medidas para detener el incremento de contagios por coronavirus en unas fechas clave como son las fiestas de Navidad, con un gran índice de desplazamientos y de actividades de ocio.

Este viernes se supo que las personas que viajen a Grecia durante las fiestas navideñas deberán aportar no solo un pasaporte covid, sino mostrar además una prueba negativa PCR realizada 72 horas antes de entrar en el país o un test rápido efectuado 24 horas antes.

Esta normativa, publicada este viernes en el «Boletín Oficial del Estado», se aplica a todos los ciudadanos de la Unión Europea y el Espacio Schengen, así como a la mayoría de los ciudadanos de los 42 países cuya entrada en Grecia está permitida.

Sin embargo, hay siete países (Argentina, México, Uruguay, Chile, la India, Omán y Rusia) que además de estos requisitos deberán someterse a un control obligatorio a su llegada al país.

Por su parte, Rusia ha impuesto restricciones para la entrada al país de extranjeros procedentes de Hong Kong y algunos países del sur de África. Además, han introducido una cuarentena de 14 días para los viajeros procedentes de Sudáfrica y los países vecinos, y ha reducido de 72 a 48 horas la validez de las pruebas PCR.

El presidente Vladímir Putin, calificó de «tensa» la situación epidémica en el país y pidió a los rusos más precauciones de cara a los festejos de Año Nuevo, que podrían disparar los contagios. En Rusia -dijo- la gente «se olvida de todas las precauciones tras el primer brindis», pero «ahora no debe suceder así».

EL POLÉMICO CRUCE DEL CANAL DE LA MANCHA

Miles de personas en el Reino Unido buscan este viernes adelantar sus viajes a Francia antes de la entrada en vigor de las nuevas restricciones impuestas por ese país a los viajeros británicos por la propagación de la variante ómicron de la covid-19.

A partir de las 23.00 GMT, Francia exigirá a los vacunados del Reino Unido un test negativo (PCR o antígenos) de menos de 24 horas, en lugar de las 48 actuales, algo que ya se exigía a los no vacunados, mientras que será necesario justificar el viaje, lo que implica limitar el acceso a los residentes en Francia y a sus familiares.

La medida afectará a miles de británicos que suelen pasar las vacaciones de fin de año en Francia, sobre todo en centros de esquí.

Mientras, en Francia, el Comité Consultivo de Ética se pronunció este viernes a favor de la vacunación de los niños contra la covid-19, pero pidió que sea voluntaria y que no se les imponga el pase sanitario.

De esta forma se abre la puerta a que el Gobierno lance una campaña de vacunación de los niños de entre 5 y 11 años.

ALEMANIA Y LOS NÓRDICOS

El gobierno alemán de Olaf Scholz ha acelerado la adquisición de millones de dosis adicionales de vacuna, ya que tras sucesivos apremios a la población a inmunizarse ha constatado que no dispone de suficientes reservas para hacer frente a la campaña de invierno.

En algunos países nórdicos se amplían las restricciones a los viajeros. Dinamarca, donde el jueves se registraron 10.000 casos, un récord absoluto de nuevos contagios, su primera ministra, Mette Frederiksen, avanzó que se preparan nuevas medidas en esa dirección, aunque sin concretar cuáles.

Finlandia exige desde este jueves una prueba PCR negativa reciente a los viajeros procedentes del Reino Unido, Noruega, Dinamarca y Nigeria, estén o no vacunados, una medida que se extenderá el próximo martes a todos los países que no pertenecen a la zona Schengen.

Un farmacéutico explica y supervisa la realización de autotests de antígenos en una imagen de archivo.

Un farmacéutico explica y supervisa la realización de autotests de antígenos en una imagen de archivo. EFE/Quique Garcia

Además, ha ampliado las restricciones a la hostelería a buena parte de las regiones del país, incluida Laponia, el principal destino turístico navideño de Finlandia.

Estas limitaciones incluyen la prohibición de servir bebidas alcohólicas a partir las 17:00 horas, a menos que los bares y restaurantes exijan a sus clientes el certificado covid europeo a la entrada del local.

ALIVIO PARA LOS NO VACUNADOS EN AUSTRIA

Austria relajará el confinamiento para los no vacunados durante las fiestas navideñas y la víspera del año nuevo, permitiendo así celebraciones de hasta diez personas.

El Gobierno austríaco levantó el pasado día 12 de diciembre un confinamiento general de 20 días, aunque ha seguido en vigor para los no vacunados, que, además, a partir de febrero se enfrentan a multas de hasta 3.600 euros si no se inmunizan.

En la actual situación las personas que no estén vacunadas solo pueden salir de sus hogares para ir al trabajo, realizar compras esenciales, pasear o ejercitarse. Y se les prohíbe la entrada a cualquier lugar de ocio o tiendas no esenciales.

Y en Países Bajos el actual confinamiento nocturno por el que toda la actividad no esencial cierra a las 17.00 hora local se ampliará hasta el 14 de enero, y se adelantará una semana el cierre por vacaciones de los colegios de primaria por la amenaza de la variante ómicron.

Además, el número máximo de invitados a una casa se limita a cuatro personas mayores de 13 años por día, y no se aplicarán excepciones a esta regla para las reuniones familiares de Navidad o Nochevieja.

Editado por María Moya