Europa se acerca a los 190.000 muertos por coronavirus

Una terraza vacía ean la ciudad holandesa de Haarlem. En Holanda los casos de coronavirus han aumentado mucho en los últimos catorce días. [EFE/EPA/Remko de Waal]

Madrid (EuroEFE).- Europa se acerca a los 190.000 muertos por coronavirus. La Unión Europea (UE), el Reino Unido y los países del Espacio Económico Europeo suman, a 29 de septiembre, un total de 189.190 muertos, según la contabilidad del Centro Europeo para la Prevención de las enfermedades. Las restricciones van en aumento.

En total, son 3.251.403 los casos diagnosticados de coronavirus en la UE, el Reino Unido y los países del Espacio Económico Europeo (Suiza, Noruega, Islandia). Y de todos ellos España, con 748.266 casos, es el país más afectado, con una media de 329,2 casos por cada cien mil habitantes en los últimos catorce días.

Según el mapa del coronavirus en Europa, a 20 de septiembre todas las regiones españolas, con la excepción de Galicia y Asturias, superan la horquilla de “más de 120 casos por cada cien mil habitantes en los últimos catorce días”, según la estadística del Centro Europeo.  Situación en la que está toda la República Checa, Luxemburgo, parte de Holanda y el sur de Francia.

A España le sigue Francia por número de casos: 542.639, con 231,9 casos por habitante en los últimos catorce días. Y después están el Reino Unido (439.013, con 101,9 casos por cada 100.00 habitantes) e Italia (311.364, con 37,4 casos por cada 100.00 habitantes).

El mapa del coronavirus en Europa. Fuente:Centro Europeo para el Control y la Prevención de las Enfermedades.

Pero además de España y Francia, hay otros países donde las cifras han comenzado a dispararse en las últimas dos semanas: La Repúblcia checa, con 269,1 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos catorce días; Países Bajos (179,9), Bélgica (175), Islandia (138,7) y Hungría (127).

Por número de muertos, el Reino Unido ha superado ya los 42.000, Italia (35.851), España (31.411) y Francia (31.808).

Pero si se atiende a la media del número de muertes por cada cien mil habitantes en los últimos catorce días, España vuelve a encabezar la lista con 3,3; seguido de Malta (3,2), Rumanía (2,9). El resto de países no supera los 1,5 muertos por cada cien mil habitantes en los últimos catorce días.

España: puede restringirse la movilidad en ciudades de más de 100.000 habitantes

El Ministerio de Sanidad propone restringir la movilidad en ciudades de más de 100.000 habitantes para tratar de frenar la expansión de coronavirus, después de un principio de acuerdo con la Comunidad de Madrid, que es el centro de la pandemia en Europa.

Madrid, la región más afectada por la pandemia de COVID-19, pedía que las limitaciones que el Ministerio le proponía se aplicaran en todas las regiones si tenían las mismas condiciones.

Según los últimos datos oficiales, España registró 9.905 nuevos casos de coronavirus, 2.586 en las últimas 24 horas, y alcanza un total de 758.172 casos, mientras que el número de fallecidos es de 31.614, 203 en las últimas 24 horas.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, propuso que se restrinja la movilidad en aquellas ciudades españolas de más de 100.000 habitantes si tienen una incidencia acumulada de 500 casos por cada 100.000 habitantes; si las pruebas PCR positivas superan el 10%; y si tienen más del 35 % de plazas ocupadas en la Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

En las ciudades más pequeñas, serán los gobiernos regionales, que tienen las competencias en sanidad, las que tomen las decisiones que consideren oportunas.

Merkel: hay que evitar el segundo confinamiento

La canciller alemana, Angela Merkel, instó este miércoles a la ciudadanía a cumplir las restricciones impuestas por la crisis del coronavirus y subrayó que su objetivo es “hacer todo lo posible para evitar un segundo confinamiento”.

Merkel hizo estas declaraciones al intervenir en el debate general y presupuestario del Bundestag (cámara baja alemana). Subrayó lo “incómodo” que resulta no saber “cuándo acabará” la pandemia y se mostró convencida de que las sociedad que más abiertamente hablan de los riesgos que supone el coronavirus saldrán de esta crisis fortalecidas.

Los presupuestos han llevado a que Alemania asuma deudas por valor de 96.200 millones de euros.

“La austeridad presupuestaria de los años anteriores nos ha permitido reaccionar y seguir teniendo la deuda más baja de los países de la OECDE”, dijo Merkel.

Merkel destacó las inversiones proyectadas en el sistema sanitario, 4.000 millones de euros hasta 2026, y el apoyo a las personas más golpeadas por las consecuencias económicas de la pandemia pero añadió que no todo podrá ser resuelto con medidas estatales.

“Nuestro sistema federal es fuerte, incluso creo que es una de nuestras principales fortalezas. Nos ha permitido reaccionar de forma diferenciada en esta crisis teniendo en cuenta particularidades regionales pero no es suficiente. Necesitamos que la población asuma y acepte las medidas”, dijo.

Las restricciones en Alemania consisten en restricciones para las reuniones en espacios cerrados o al aire libre, solo en aquellos distritos o regiones que superen un determinado nivel de contagios. En un primer nivel -35 contagios semanales por 100.000 habitantes-, no se permitirán fiestas o reuniones en locales cerrados con más de 50 asistentes; a partir de 50 contagios semanales por 100.000 habitantes, el listón baja a 25 asistentes.

Merkel y los poderes regionales acordaron, asimismo, imponer multas de al menos 50 euros a quienes den datos falsos sobre su identidad en bares o restaurantes. Con ello se busca optimizar este instrumento, destinado a seguir las cadenas de contagios a través de las listas de clientes que pasan por cada local y que deben dejar su nombre, apellido y teléfono.

La nuevas medidas se han consensuado en medio de la alarma general por el aumento continuado de nuevos contagios. El pico de infecciones se alcanzó entre marzo y abril, con unas 6.000 diarias; en las semanas siguientes bajaron a los 300 o 350, pero entre julio y agosto volvieron a subir hasta superarse ahora los 2.000 diarios.

Merkel ha alertado de que, de persistir esta dinámica, en tres meses -es decir, coincidiendo con las Navidades- se podría llegar a los 19.200 contagios diarios.

Bélgica llega ya a los 10.000 muertos

El virus Sars-CoV-2 ha causado la muerte de al menos 10.001 personas en Bélgica desde el inicio de la pandemia, según cifras provisionales de la última actualización de datos publicada este miércoles por las autoridades sanitarias.

Además, según el Instituto de Salud Pública Sciensano, al menos 117.115 belgas se han infectado con este nuevo coronavirus.

El número promedio de infecciones por coronavirus aumentó a 1.550 por día entre el 20 y el 26 de septiembre (+ 9% en comparación con el período de siete días anterior), una tendencia cuyo aumento se ha ido, no obstante, desacelerando durante varios días.

El número de contaminaciones por 100.000 habitantes calculado para el período del 13 al 26 de septiembre es de 181,2 (+ 116%) para un país que cuenta con 11,46 millones de habitantes, según datos de la oficina de estadística comunitaria, Eurostat, de 2019.

El número de ingresos hospitalarios sigue siendo de 66 por día en promedio durante el mismo período de septiembre. Un total de 20.224 personas han ingresado en hospitales desde el inicio de la crisis y 716 continúan hospitalizadas, incluidas 150 en cuidados intensivos.

Holanda: nuevas medidas frente al aumento importante de los contagios

Este martes entraron en vigor nuevas medidas nacionales para frenar los contagios, que se han disparado en las últimas dos semanas, lo que incluye el cierre en la hostelería antes de las 22.00 horas, la prohibición de público en los eventos deportivos, el límite de tres invitados para las casas particulares, y el consejo de usar mascarillas en las tiendas de las grandes ciudades.

El Gobierno presentó el uso de las mascarillas como “una recomendación urgente” en La Haya, Ámsterdam y Róterdam -las grandes ciudades y las más afectadas por los brotes-. Estas medidas le han parecido insuficientes a los alcaldes de las grandes ciudades, por lo que optaron por ir más allá y anunciar la necesidad de usar mascarilla en todos los espacios interiores abiertos al público, lo que no solo incluye las tiendas, sino también los museos, restaurantes, cines, bibliotecas o edificios gubernamentales, entre otros.

A esta decisión se han unido otros municipios, como Eindhoven, cuyo alcalde, John Jorritsma, se sumó al “llamamiento moral a la sociedad”, aunque aseguró que hubiera preferido una “obligación nacional” de usar mascarilla, y no una simple recomendación.

En medio de las críticas, el ministro de Sanidad, Hugo de Jonge, anunció en una carta al Parlamento que el Gobierno central “no descarta” la posibilidad de establecer un toque de queda regional y nocturno “en un momento dado”, si el número de contagios no se reduce lo suficiente, una medida que el equipo de expertos que aconseja al Gobierno en esta crisis hubiera “preferido” aplicar a partir de este mismo martes.

Edición: Luis Alonso