Europa sigue con restricciones mientras trata de aliviar la crisis de vacunas

vacunas

Un sanitario prepara una dosis de la vacunas contra la covid-19 en la residencia de mayores Vallecas, en diciembre de 2020. [EFE-EPA]

Redacción Internacional (EuroEFE).- Un buen número de países europeos prosiguen, e incluso incrementan, las restricciones para intentar frenar la expansión del coronavirus, mientras la Unión Europea intenta solucionar la crisis generada por la falta de vacunas suficientes con las que contrarrestar de manera eficaz la enfermedad, en cuya incidencia se aprecia una muy ligera tendencia a la baja.

PORTUGAL BLINDA SUS FRONTERAS TRAS EL ENERO MÁS TRÁGICO DESDE EL COMIENZO DE LA PANDEMIA

Portugal, blindado en sus fronteras y a la espera de ayuda de profesionales de salud de otros países, ha concluido el mes de enero con los datos más trágicos desde el inicio de la pandemia: 5.576 muertos (el 44,6 % del total) y 306.838 contagiados (42,6 %).

La frontera con España, con paso restringido solo a puntos autorizados, presentaba este lunes largas filas de trabajadores trasnacionales y vehículos de transporte de mercancías. En los aeropuertos, la exigencia de una PCR negativa vigente desde el domingo obligó a decenas de pasajeros que llegaron al país sin el test a pasar la noche en las instalaciones aeroportuarias a la espera del resultado de las pruebas que les realizaron tras aterrizar.

Los hospitales siguen colapsados, y Alemania y Austria han respondido a la petición de ayuda de Portugal, que espera la llegada de un equipo médico alemán y prepara la evacuación de varios pacientes graves a hospitales austriacos. Mientras, la campaña de vacunación inicia hoy su segunda fase marcada por la polémica decisión de incluir a políticos entre los grupos prioritarios.

FRANCIA AUMENTA LAS RESTRICCIONES FRONTERIZAS

Las autoridades francesas han recibido el encargo de hacer respetar las nuevas restricciones a los viajes desde el extranjero por la covid, que se vienen a añadir a los controles en las fronteras con sus vecinos europeos que a inicios de noviembre Francia había reforzado por el riesgo terrorista. Desde ayer, domingo, están prohibidos con carácter general los desplazamientos entre Francia y cualquier país exterior al Espacio Económico Europeo (los de la UE, Andorra, Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega, San Marino, Suiza y el Vaticano) en uno u otro sentido.

Las únicas excepciones son para los que puedan justificar un “motivo imperioso de carácter personal o familiar, por motivo sanitario urgente o por razones profesionales que no se pueden aplazar”.

Los que puedan justificarlo tendrán además que presentar un test PCR negativo realizado como máximo hasta 72 horas antes del embarque que las compañías aéreas tendrán que verificar.

Al llegar a Francia, hay que ponerse en cuarentena durante siete días y al cabo de ese periodo someterse a un nuevo test de covid.

ESPAÑA PRESENTA UNA MUY LEVE TENDENCIA DESCENDENTE

El número de fallecidos por covid-19 en España aumentó en 762, con 79.686 nuevos contagios desde el pasado viernes.Los datos ofrecidos este lunes por el Ministerio español de Sanidad muestran una incidencia acumulada aún alta, de unos 865 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos catorce días, pero con una tendencia descendente. Los datos ofrecidos este lunes por el Ministerio de Sanidad del país muestran 59.081 muertos por coronavirus desde el inicio de la pandemia en España desde marzo del año pasado, con un total de 2.822.805 casos positivos del virus.

Estas cifras reflejan una incidencia acumulada aún alta, de unos 865 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos catorce días, pero con una tendencia descendente respecto a la semana pasada, con cerca de 20 puntos menos respecto al viernes. No obstante, este indicador sigue por encima del triple de los 250 casos por cada 100.000 habitantes considerado como nivel de riesgo alto en el país.

ITALIA INTENTA UN LEVE RELAJAMIENTO PERO SIN BAJAR LA GUARDIA

La mayor parte de los italianos ha podido hoy tomarse sentados y sin prisas un capuchino en el bar y almorzar tranquilamente en un restaurante al haberse aligerado las restricciones de movilidad por la mejoría de los datos epidemiológicos, aunque las aglomeraciones del fin de semana han llevado a las autoridades a pedir que no se baje la guardia, o se perderá “el control de la pandemia”.

“Si volvemos a fingir que no ha pasado nada y presenciamos las escenas de aglomeraciones que hemos visto, perderemos nuevamente el control de la epidemia”, dijo el comisionado nombrado por el Gobierno para la emergencia, Domenico Arcuri, quien subrayó que el “el virus sigue circulando”.

NORUEGA LEVANTA PARCIALMENTE LAS RESTRICCIONES EN OSLO

Las autoridades noruegas anunciaron hoy que levantarán parcialmente desde el miércoles las restricciones decretadas hace diez días en Oslo y varios de sus municipios colindantes tras la aparición de la variante británica del coronavirus. Las tiendas no esenciales, centros comerciales, restaurantes, gimnasios, piscinas, bibliotecas y cines, entre otros, fueron cerrados, al igual que los centros de educación superior, mientras las escuelas permanecieron clausuradas de forma parcial y se desaconsejaron los desplazamientos innecesarios.

Desde este miércoles, en Oslo y otros ayuntamientos próximos reabrirán las tiendas, piscinas, restaurantes (aunque no podrán vender alcohol) y bibliotecas, y se relajarán las restricciones en las escuelas e institutos.

Noruega, cuyas fronteras están cerradas en la práctica desde hace una semana, es uno de los países menos castigados en Europa por la pandemia, con 63.119 casos, 567 muertos, una tasa de mortalidad de 10,61 por 100.000 habitantes y una incidencia en los últimos 14 días de 105,27 casos, la quinta más baja del continente.