Italia traslada su preocupación al sur, mientras el coronavirus avanza por Europa

Un camión de la policía italiana utiliza sus cañones de agua para desinfectar las calles. [EFE/EPA/LUCA ZENNARO]

Roma/Berlín/Londres/París/Lisboa (EuroEFE).- Los fallecidos en Italia por coronavirus alcanzaron este domingo los 10.779, lo que supone 756 muertes en las últimas 24 horas y se registró un pequeño aumento de los contagiados. Pero la preocupación se traslada ahora al sur del país, donde el impacto económico puede ser más grave y terreno fértil para las mafias. Mientras, en el Reino Unido se habla de hasta seis meses para volver a la normalidad y continúa el traslado de infectados entre algunos Estados miembros de la UE.

En Italia, el número total de personas infectadas actualmente es de 73.880 y se registran 3.851 más que ayer, mientras que el pasado día 27 el aumento había sido de 3.651 enfermos más y en total se ha llegado a los 97.689 contagiados desde el pasado 20 de febrero cuando se detectó el primer caso.

Y resultan curadas 13.030 personas, 643 en el último día, según informó el jefe de la Protección Civil italiana, Angelo Borrelli, en su rueda de prensa diaria. El dato de los contagios demuestran que la tendencia hoy no baja, pero se mantiene estable y mucho depende del número de pruebas que se han realizado.

Mejora la situación en Lombardía, la región italiana más afectada. La preocupación del Gobierno tras la alarma de algunos regidores se centra en el impacto económico que la pandemia está teniendo en el país y sobre todo la atención está en el sur.

«Tengo miedo de que las preocupaciones de amplias franjas de la población por la salud, la renta y el futuro, conforme se alargue la crisis se transformen en rabia y en odio. Hay áreas sociales y territorios frágiles», había advirtió el ministro para el Sur, Peppe Provenzano, en un entrevista.

Pocas horas después, el presidente del Gobierno italiano, Giuseppe Conte, anunciaba que anticiparía 4.300 millones de euros del fondo de solidaridad a los ayuntamientos y destinará otros 400 millones para que los municipios los dediquen a ayudar con vales de compra a las personas que debido a la pandemia están sufriendo problemas económicos.

«Hay una emergencia social, hay focos de sufrimiento con el riesgo de que la incomodidad se convierta en ira y la ira se convierta en violencia», afirmó el alcalde de Palermo, la capital siciliana, Leoluca Orlando.

El alcalde recordó que en los últimos días las familias pobres asistidas por la administración han pasado de 600 a 2200. «Es necesario que estos fondos se distribuyan inmediatamente a los municipios para no dejar a los alcaldes solos para enfrentar esta emergencia social», agregó.

Vista de la ciudad de Villafrati, cerca de Palermo. EFE/EPA/Igor Petyx

La crisis, terreno fértil para las mafias

El alcalde de Palermo, Leoluca Orlando, también advirtió hoy en una entrevista sobre el riesgo de que la mafia pudiera infiltrarse ante estos fenómenos y recordó «los tiempos en que los trabajadores despedidos de las compañías de la mafia salieron a las calles de Palermo alabando a la mafia que dio trabajo».

El jefe de la Policía italiana Franco Gabrielli y el director central anticrimen de dicha institución, Francesco Messina, ha enviado un informe en el que advierten de la posibilidad de que aumenten las infiltraciones de la mafia en la economía italiana en estos momentos en los que los empresarios se encuentran en dificultades.

En otros países de Europa

Alemania: Alemania registró este sábado más de 4.000 nuevas infecciones por el coronavirus, según datos difundidos este domingo por el centro competente en esta materia, el Instituto Robert Koch (RKI).

Con estadísticas de 13 de los 16 estados federados (los otros tres no remitieron sus datos al RKI), el sábado se consignaron 3.965 nuevos casos de coronavirus en Alemania. Los medios alemanes parten de la base de que la cifra total entonces excede los 4.000 casos.

La cifra total de infectados a medianoche del sábado ascendía a 52.547 personas y la de muertos, a 389, según los datos de este instituto, que lleva cierto retraso con los que proporciona la Universidad John Hopkins, debido a su proceso de verificación.

Según los datos de este centro universitario, Alemania es uno de los países más afectados por esta nueva enfermedad (58.247 infectados, 455 muertos y unos 6.800 nuevos infectados este sábado), tras Estados Unidos, Italia, China y España.

El Ejército ayuda a construir un hospital de campaña en el Excel Center de Londres.EFE/EPA/DAVE JENKINS / BRITISH MINISTRY OF DEFENCE /

Reino Unido: La asesora médica adjunta del gobierno británico, Jenny Harries, indicó este domingo que podrían hacer falta «seis meses o más» antes de que el Reino Unido recupere la normalidad tras la pandemia del coronavirus.

La experta médica agregó que cada tres semanas se realizarán «revisiones» sobre los efectos que están teniendo estas medidas de confinamiento impuestas por el Ejecutivo.

Harries señaló que podrían tener que pasar dos o tres meses antes de que pueda empezar a notarse el impacto a largo plazo de esos protocolos de actuación y alrededor de «entre tres a seis meses antes de ver en qué punto podemos volver a la normalidad».

«Y esto podría ir más allá», advirtió.

Según ella, «los números empeorarán en la próxima semana, posiblemente dos, y luego veremos si logramos bajar la curva y comenzar a ver un declive» (en el número de casos).

«Esto no quiere decir que estaremos en total confinamiento durante seis meses -aclaró- pero, como país tenemos que ser muy, muy responsables y seguir haciendo lo que nos dicen hasta estar seguros de que podemos empezar a, gradualmente, levantar varias intervenciones (…) hasta regresar a una manera de vida normal».

El Reino Unido ha registrado hasta ahora 1.228 muertos por la COVID-19, y 19.522 casos de infectados por la enfermedad, según las últimas cifras oficiales divulgadas hoy.

Portugal: El número de contagiados en Portugal subió hoy hasta los 5.962, mientras que los fallecidos son ya 119 (19 más que ayer), en una madrugada donde murió un joven de 14 años vecino de Ovar (norte), que dio positivo de coronavirus y que presentaba un cuadro de inmunodeficiencia previo.

En rueda de prensa, la ministra portuguesa de Sanidad, Marta Temido, dijo hoy que el caso del menor de momento no se ha contabilizado entre los fallecidos por COVID-19, ya que presentaba un cuadro de base con inmunodeficiencia que se está estudiando.

Mientras Lisboa registró en el último día un fallecido más (28), la situación más preocupante está en el norte de Portugal, donde se concentra el 60 % de los contagiados (3.550) y un total de 61 fallecidos, más de la mitad de todo el país.

La titular de Sanidad explicó que «la preocupación central» está en las residencias de mayores que hay en todo el territorio portugués, con diferentes casos de especial gravedad.

Pacienes con coronavirus son trasladados de Francia a Alemania. EFE/EPA/JOHANNES HEYN /

Alemania-Francia-Italia: Alemania recibe este domingo a enfermos de coronavirus procedentes de las regiones de Francia e Italia más afectadas por la epidemia con aeronaves militares, en una serie de operaciones de carácter simbólico por el número de personas, pero con una carga política.

Un portavoz del Ministerio francés de Defensa explicó a Efe que un avión alemán de transporte militar A400M aterrizó en Estrasburgo (noreste de Francia) para trasladar desde allí a dos enfermos a la ciudad alemana de Ulm.

El A400M había llegado a Estrasburgo después de realizar otra evacuación de personas con el COVID-19 desde la ciudad italiana de Bérgamo a Colonia.

En paralelo, helicópteros militares franceses de tipo NH90 continúan este domingo transfiriendo a pacientes desde la región francesa del Gran Este, la que más presión tiene en sus hospitales por el flujo de personas infectadas.

En un comunicado, el departamento francés de Defensa agradeció su receptividad a Alemania y a Suiza y les mostró su «más profundo reconocimiento». «Estas evacuaciones médicas encarnan la solidaridad europea cuando nuestros países se enfrentan a una gran crisis».