El cambio de posición de EEUU hacia las vacunas genera esperanzas en la OMS y la OMC, y cautela en Bruselas

Un sanitario prepara una dosis de la vacuna contra la covid-10 de AstraZeneca. EFE/EPA/AHMAD YUSNI

Bruselas/Ginebra (EuroEFE).- El anunciado apoyo de Washington a una suspensión de las patentes de las vacunas anticovid generó hoy esperanza en los organismos rectores de la salud y el comercio mundial, que lo ven como un paso hacia una mayor producción de dosis, mientras las farmacéuticas fueron muy críticas con EEUU.

AHORA A NEGOCIAR

En la Organización Mundial del Comercio (OMC), donde esta suspensión de patentes se debate desde octubre, la directora general Ngozi Okonjo-Iweala dio la bienvenida al anuncio de la Administración de Joe Biden, y señaló que el siguiente paso es tener un texto desde el que comenzar las negociaciones.

Éste ha de ser presentado por India y Sudáfrica, que apadrinan la propuesta desde 2020 y el miércoles, horas antes del anuncio de Biden, ya indicaron que presentarían una versión revisada, posiblemente antes de finales de este mes, cuando podría celebrarse una reunión informal en la OMC al respecto.

“Les urjo a que la pongan sobre la mesa lo antes posible para que las negociaciones puedan comenzar”, destacó en un comunicado la directora general, en alusión a India y Sudáfrica.

El portavoz de la OMC, Keith Rockwell, añadió en rueda de prensa que en las reuniones hoy del Consejo General de la organización, tras el anuncio estadounidense, fue patente un “cambio en la atmósfera”, en contraste con meses de bloqueo por la oposición de muchos países desarrollados a la propuesta indo-sudafricana.

“Eso no garantiza la firma de un acuerdo, pero sin este cambio no podría lograrse”, subrayó el portavoz, quien afirmó que la delegación de otro país durante meses opuesto a la suspensión de patentes, Nueva Zelanda, también manifestó hoy su apertura a negociarla.

Aunque Rockwell no quiso hablar de plazos para las negociaciones, señaló que la directora general (muy implicada en la cuestión, ya que hasta el año pasado fue presidenta de la junta directiva de la Alianza para las Vacunas GAVI), busca tener resultados antes de la conferencia ministerial de la OMC en noviembre.

“Debemos responder urgentemente a la COVID-19, porque el mundo está observando y mucha gente está muriendo”, subrayó hoy la política nigeriana.

ENORME PASO PARA LA OMS

Horas antes y también desde Ginebra, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reaccionó con entusiasmo al anuncio estadounidense, y su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, lo consideró “un enorme paso en la lucha contra la COVID-19” en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter.

“No me sorprende el anuncio, es lo que esperaba de la Administración del presidente Biden”, afirmó el máximo responsable de la OMS, organización que el anterior ocupante de la Casa Blanca, Donald Trump, había amenazado con abandonar el pasado año pero que con el cambio presidencial ha mejorado ostensiblemente sus lazos con Washington.

“Felicito a Estados Unidos en esta decisión histórica para conseguir una igualdad en las vacunas y dar prioridad al bienestar de todos en momentos críticos”, insistió Tedros.

Reacciones opuestas generó el anuncio de Washington a las farmacéuticas, que, agrupadas en la Federación Internacional de Fabricantes y Asociaciones Farmacéuticas (IFPMA), lo calificaron a través de un comunicado de “decepcionante”.

LA INDUSTRIA NO CREE QUE TRAIGA MÁS VACUNAS

También advirtieron que una suspensión de las patentes que algunas de ellas tienen para la producción de vacunas anticovid no supondrá un aumento de la producción de dosis, sino que “muy al contrario, puede llevar a la desorganización”.

Afirmaron que deben solucionarse más bien otras limitaciones a la producción de dosis “como la eliminación de barreras comerciales o de cuellos de botella en el suministro de materias primas y otros ingredientes”.

“La única forma de garantizar un rápido aumento de las vacunas y un acceso equitativo de ellas para todos sigue siendo un diálogo pragmático y constructivo con el sector privado”, añadió la IFPMA.

El anuncio de la Administración Biden fue acogido con fuertes caídas de las acciones de las farmacéuticas Pfizer y BioNTech, además de Moderna y Novavax en la bolsa de Wall Street.

Gran parte de los países en desarrollo han apoyado la propuesta en los últimos meses de debates en la OMC, pero numerosas economías desarrolladas, muchas de ellas sedes de grandes farmacéuticas (UE, Reino Unido, Suiza, Japón, etc) han manifestado su oposición, aunque coinciden en la necesidad de cambios para aumentar la producción.

Los contrarios a la suspensión de patentes señalan que la protección de la propiedad intelectual es clave para fomentar la innovación tecnológica, y que sin ella no se habría logrado, por ejemplo, el desarrollo de vacunas anticovid en un tiempo récord de menos de un año.

CAUTELA DE BRUSELAS

La Comisión Europea reaccionó con cautela al apoyo a la liberalización de las patentes de vacunas contra el coronavirus anunciado por EE.UU.

“La UE está a la vanguardia de las entregas de vacunas eficaces al resto del mundo: ¡hasta ahora, más de 200 millones de dosis! Tanto como se han entregado a los europeos”, publicó en Twitter la presidenta del Ejecutivo Comunitario, Ursula Von der Leyen, quien agregó que Bruselas está dispuesta a debatir esa y otras propuestas.

Pero a “corto plazo”, Von der Leyen llamó “a todos los países productores de vacunas para que permitan la exportación de inmediato y eviten medidas que interrumpan las cadenas de suministro”, en una referencia velada a las casi inexistentes entregas de dosis de Estados Unidos a otros países.

Fuentes europeas explicaron que una liberalización de patentes tardaría al menos dos años en hacerse efectiva a través de la Organización Mundial del Comercio, y apuntaron que los grandes beneficiados serían dos grandes potencias como China e India, ya que se aprovecharían de la tecnología “revolucionaria” del ARN mensajero (ARNm), que supone una “ventaja competitiva” que hay que “preservar”.

La maniobra de la Administración Biden, en la que subyace una lucha por el relato entre grandes potencias, ha pillado por sorpresa a la Unión Europea.

Washington no avisó de antemano a Bruselas, según se deducía de la elusiva respuesta que ofreció y reiteró en rueda de prensa la viceportavoz de la Comisión Europea, Dana Spinant (“No tengo constancia”, dijo) y confirmaron después las citadas fuentes comunitarias.

En todo caso, las fuentes mantienen que liberalizar las patentes no es la “varita mágica” que resuelva el problema, sino que es necesario aumentar las donaciones de dosis, reducir las restricciones a la exportación y aumentar la producción mundial.

Bruselas ha facilitado datos -parciales- sobre entregas a terceros países de vacunas producidas en la UE por empresas como Pfizer-BionTech, Moderna, AstraZeneca o Janssen.

El desglose de los datos ofrecidos muestra que el grueso no ha ido destinado a países pobres: entre el 30 de enero y el 3 de mayo, la UE autorizó la exportación de 178 millones de dosis a 45 países. Los destinos conocidos, el 82 % del total, corresponden a Japón, Reino Unido, Canadá, México, Arabia Saudí, Turquía, Suiza, Singapur, Colombia y Corea del Sur.

Los veintisiete Estados miembros de la UE y asociados como Andorra o Islandia han recibido entre tanto 190.619.971 millones de dosis, según el último recuento del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), mientras que Washington ha tenido prácticamente secuestrada su producción y ha administrado unas 250 millones de dosis a sus ciudadanos.

Además, la UE y sus Estados miembros han destinado 2.470 millones de dólares a la plataforma internacional de vacunas COVAX, mientras que Biden ha anunciado que EE.UU. elevará su contribución a 4.000 millones de dólares.

LAS PATENTES EN EL DEBATE EUROPEO

Desde que los científicos empezaron a buscar la vacuna contra la Covid-19, la liberalización de patentes ha sido parte del debate, alentada por organizaciones humanitarias y países en desarrollo. Hasta ahora, la Comisión se había mostrado contraria a esa medida.

El anuncio de Washington, que no es una decisión en firme pero que ha llevado a las farmacéuticas a caer en Bolsa, no ha gustado a la industria de las medicinas. La Federación Internacional de Fabricantes y Asociaciones Farmacéuticas lo ha calificado “decepcionante” y aboga por otras medidas, como “la eliminación de barreras comerciales o de cuellos de botella en el suministro de materias primas”.

Los líderes de las instituciones y los países de la UE abordarán el asunto en la cumbre informal que se celebrará este viernes y sábado en Oporto, foro que dedicará una parte de la agenda a la relación entre la UE y la India, país que actualmente es el epicentro mundial de la Covid-19.

Las patentes no estaban en la agenda, pero el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha dicho este jueves en Twitter que sí formará parte del menú político de la cita portuguesa.

VON DER LEYEN: LA UE ESTÁ DISPUESTA A DEBATIR

Durante la inauguración de la conferencia sobre “El estado de la Unión” en Florencia (Italia), Von der Leyen afirmó que Europa está preparada para debatir la propuesta del presidente Biden para una exención de la protección de la propiedad intelectual para las vacunas contra la covid.

Aseguró, por videoconferencia, que la CE está dispuesta a “debatir cualquier propuesta que aborde la crisis de manera eficaz y pragmática” y adelantó que en breve se hará un llamamiento “a todos los países productores de vacunas para que permitan la exportación y eviten medidas que interrumpan las cadenas de suministro”.

Además, calificó de éxito la campaña de vacunaciones en Europa, al afirmar que “hasta ahora, se han distribuido alrededor de 200 millones de dosis” dentro de la Unión Europea (UE), que “son suficientes para vacunar a más de la mitad de la población adulta europea al menos una vez” y que “ni China ni Rusia se acercan siquiera a estas cifras”.

“En este momento, mientras hablo, estamos vacunando a 30 europeos por segundo. Esto significa que, desde el comienzo de este discurso, más de 12.000 europeos han recibido una dosis (…) y cerca tres millones de europeos al día”, agregó.

Adelantó que en Europa se llegará al objetivo de “administrar las dosis suficientes para que el 70 % de los adultos europeos se vacunen ya en julio” y explicó que “Estados Unidos tiene un objetivo similar”, lo que esto demuestra “cuánto se han alineado” las campañas de vacunación de ambos países.

Y dejó claro que este objetivo se ha logrado en Europa incluso “sin dejar de estar abierta al mundo”, pues la UE “es el principal exportador de vacunas en todo el mundo y hasta ahora, se han enviado al resto del planeta más de 200 millones de dosis de vacunas producidas en Europa”.

Anunció además que la UE está cerca de firmar un nuevo contrato con BioNTech-Pfizer para 1.800 millones de dosis de vacunas entre finales de año y 2023.

EUROLAT SE SUMA AL APOYO

Mientras, los presidentes de la Asamblea Parlamentaria EuroLat -que reúne a 150 diputados de la Eurocámara y de varios parlamentos latinoamericanos- pidieron a los gobiernos de ambas regiones que “impulsen” la liberalización de las patentes.

“Damos la bienvenida a la posición manifestada por el presidente Joe Biden de Estados Unidos y exhortamos a los gobiernos de ambas regiones a impulsar el levantamiento con carácter excepcional y temporal de las patentes para las vacunas y medicamentos para tratar la COVID-19”, dijeron el eurodiputado Javi López y el diputado colombiano Oscar Darío Pérez Pineda.

“Salir de la crisis requiere un esfuerzo conjunto y solidario, garantizando que las vacunas se distribuyan de forma justa y equitativa, universal y gratuitamente por todo el planeta”, manifestaron.

En una declaración que puso fin a cuatro jornadas en las que los diputados se centraron en la necesidad de la cooperación internacional para afrontar la crisis sanitaria, los coopresidentes de EuroLat dijeron que “para lograr una solución real de la pandemia no basta con la inmunización de la población de unos pocos países”.

“Mientras el virus se mantenga y siga circulando por los demás, aparecerán nuevas variantes con el riesgo de que no puedan ser combatidas por las vacunas”, añadieron.

CONTROL DE EXPORTACIONES

Pese a que el control de las exportaciones que ejerce la Comisión Europea sobre las vacunas producidas en su territorio excluye a los fármacos que se ceden bajo la iniciativa COVAX, López y Darío Pérez pidieron a Bruselas que no renueve la vigencia de este mecanismo cuando concluya en junio.

Y es que aunque la UE ha autorizado la exportación de “alrededor de 6 millones de dosis a 11 países latinoamericanos y caribeños”, COVAX tiene inyecciones “para apenas el 20 % de la población mundial”, dijeron.

Además, “también hay una cuestión geopolítica de fondo”, subrayó López en declaraciones a EFE, pidiendo a la UE “estar presente en el proceso de vacunación” en Latinoamérica.

“Aunque la declaración rechaza el uso político que hacen algunos (países) del proceso de vacunación, cabe reconocer la importancia que tiene ayudar en momentos traumáticos, porque queda marcado en las sociedades” quién les echa una mano en una crisis sanitaria como esta, continuó el eurodiputado, señalando que el 70 % de las vacunas que se distribuyen hoy en Latinoamérica provienen de China.

Editado por Miriam Burgués y Virginia Hebrero