Las estrategias contra la covid-19, arma de la UE ante los nuevos retos en salud

EFE/Archivo

Bruselas (EuroEFE).- Los avances científicos generados en el desarrollo de las vacunas contra el covid-19 y la estrategia de cooperación puesta en marcha por la Unión Europea sentarán las bases para una mejor respuesta, médica y política, ante futuras pandemias y otros desafíos sanitarios.

Esta es la conclusión principal de una conferencia sobre salud que reunió virtualmente a varios comisarios europeos, eurodiputados y representantes de los laboratorios Pfizer, BioNTech, CureVac y Moderna para debatir sobre los esfuerzos emprendidos por la UE frente a la covid-19 y sus posibles aplicaciones en otros ámbitos.

Durante la misma, los directivos de Pfizer y Moderna, cuyas vacunas son de momento las únicas autorizadas en la UE, se mostraron confiados en que estas protegerán también frente a nuevas variantes del coronavirus.

INVERSIÓN Y COOPERACIÓN

La inversión durante años en investigación e innovación, la colaboración entre el sector público y el privado y la cooperación entre Estados miembros han sido ingredientes clave para permitir el desarrollo rápido de vacunas contra el coronavirus y su despliegue en toda la UE, a tenor de lo expresado por los ponentes.

La comisaria europea de Innovación e Investigación, Mariya Gabriel, destacó la importancia de que la UE cuente con instrumentos para financiar proyectos punteros y recordó que tanto BioNTech como CureVac habían recibido financiación comunitaria para desarrollar la tecnología de ARN mensajero en que se basan las vacunas.

La pandemia, por otra parte, ha mostrado la importancia de la cooperación entre el mundo académico e industrial, algo que Bruselas quiere potenciar de aquí en adelante, según explicó.

“Hemos visto la cooperación entre industria y ciencia, cómo la innovación y la ciencia son cruciales. Ahora es momento de simplificar el acceso, diversificar los medios que tienen a su disposición y continuar la cooperación internacional”, dijo Gabriel.

 

En este sentido, el consejero delegado de la firma alemana BioNTech, Ugur Sahin, recordó que en los veinte años que llevan trabajando en la tecnología del ARN mensajero han recibido en varias ocasiones financiación comunitaria y que la cooperación internacional en el desarrollo de la vacuna no se ha limitado a su trabajo con Pfizer, sino que ha implicado a la Agencia Europea del Medicamento, los reguladores o las protectoras de animales, entre otros.

Para el consejero delegado de su socio estadounidense, Albert Bourla, la pandemia ha mostrado además “lo que un sector farmacéutico privado basado en la ciencia puede dar a la sociedad” y abogó por mantener “un vibrante sector privado sanitario”.

A nivel político, se puso de relieve la utilidad de la estrategia comunitaria de negociar la adquisición de vacunas de forma conjunta, lo que le ha permitido asegurarse una cartera de 2.000 millones de dosis de vacunas, si todos los laboratorios con los que ha firmado contratos tienen éxito, según recordó la comisaria de Sanidad, Stella Kyriakides.

“La pandemia ha dejado claro que nuestros marcos de sanidad no estaban preparados para esto (…). Somos más fuertes juntos. Debemos anticiparnos a futuras situaciones como esta, necesitamos un marco legal con una acción de la UE más coherente”, un objetivo que, dijo, se perseguirá con la llamada Unión de la Salud.

La UE espera tener tres vacunas en enero: Pfizer, Moderna y AstraZeneca

Bruselas (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) espera tener a partir del 29 de enero, un mes después de haber iniciado la campaña de vacunación, la autorización para suministrar tres vacunas diferentes contra la Covid-19, tras las aprobaciones de los fármacos …

SALTO CIENTÍFICO

En el capítulo científico, el impulso sin precedentes que ha recibido la tecnología del ARN mensajero y las investigaciones hechas para crear la vacuna serán cruciales en el desarrollo de vacunas o tratamientos para otras enfermedades.

“Para la próxima pandemia estaremos mucho mejor, porque todo lo que estamos fabricando, el producto ARNm, toda la capacidad que se va a construir globalmente, estarán ahí”, dijo el consejero delegado de la empresa alemana CureVac, Franz-Werner Haas, que también trabaja en una vacuna.

En este sentido, el director médico de Moderna, Tal Zaks, destacó que esta tecnología dará la oportunidad de “abordar otros virus difíciles”, al tiempo que se explorará su uso frente a enfermedades no infecciosas, como el cáncer.

VACUNAS EFICACES ANTE LAS NUEVAS CEPAS

En cuanto a covid-19 y sus nuevas variantes, el consejero delegado de Pfizer dijo que, a la luz de los experimentos “in vitro” realizados hasta ahora, “parece que hay una eficacia muy, muy alta” de su vacuna tanto frente a la cepa del Reino Unido como a la sudafricana.

“Esta es una indicación muy clara, pero tenemos que medir también resultados clínicos para estar seguros. Pero, en mi opinión, creo que los resultados serán muy positivos”, añadió.

En la misma línea, el director médico de Moderna afirmó que esperan que las vacunas proporcionen protección frente a estas variantes puesto que no se han dado “significativas” infecciones con estas cepas en personas que hubiesen tenido ya la anterior versión del virus, es decir, que estas cepas no escaparían a la inmunidad generada por la anterior.

En todo caso, anticipó Zaks, “si emergiese una nueva cepa capaz de escapar, entonces probablemente la llamaríamos covid-21” y tanto Moderna como Pfizer/BioNTech podrían proporcionar una nueva versión de la vacuna “en semanas, y no meses”, puesto que ya disponen de la tecnología y han establecido los procesos para producirla.

Editado por Miriam Burgués