Los europeos llamaron 1.500 millones de veces a emergencias 112 en la última década

Una ambulancia entra en un hospital de Brescia. [EFE/EPA/FILIPPO VENEZIA]

Bruselas (EFE).- Los ciudadanos de la Unión Europea (UE) llamaron al número 112 más de 150 millones de veces en 2019 y unas 1.500 millones en los últimos diez años, según datos publicados este jueves por la Comisión Europea (CE), coincidiendo con el 30 aniversario de ese número comunitario de emergencias.

“El 112 ha mantenido a los europeos seguros, permitiéndoles llegar fácilmente a los servicios de emergencia en cualquier lugar de la UE. Todos los ciudadanos deben conocer el número y los países deben asegurarse de que se utiliza la última tecnología disponible para responder de manera eficiente a las personas que llaman”, declaró el eurocomisario de Mercado Interior, Thierry Breton.

En 2019, el 56 % de todas las llamadas de emergencia en la UE se cursaron a través del teléfono único 112, precisó la Comisión Europea.

El tiempo de respuesta máximo lo marca Austria, con 12 segundos de media para dar respuesta, y el mínimo Irlanda, que reacciona en 0,1 segundos, mientras que España se situó en 5,6.

La Comisión subrayó que para mejorar la respuesta a emergencias, Bruselas trabaja en la implementación en toda la Unión de la llamada “solución de ubicación móvil avanzada” (Advance Mobile Location, AML).

Ese sistema permite que, en caso de una llamada de emergencia, un teléfono inteligente tanto con sistema operativo Android como iOS envíe automáticamente información precisa sobre la ubicación de quien pide ayuda gracias a los datos de ubicación del teléfono por satélite (GNSS) o por dirección de la red inalámbrica (wifi).

“En 10 años, AML podría salvar potencialmente más de 10.000 vidas en la UE al identificar con mayor precisión la ubicación de la persona que llama”, señaló la Comisión.

Según el último informe de progreso del Ejecutivo comunitario sobre esa tecnología, publicado en febrero de 2020, la solución AML funciona en Bélgica, Estonia, Finlandia, Irlanda, Lituania, Malta, Eslovenia y Países Bajos, además del Reino Unido, el precursor, Islandia y Noruega.

Además, Bruselas contribuye financieramente al despliegue de esa tecnología en Alemania, Dinamarca, Francia, Croacia, Hungría, Portugal y Suecia.

El sistema AML, según el Ejecutivo comunitario, ahorra entre 14 y 45 segundos el tiempo de cada llamada de emergencia y mejora su exactitud entre 4,6 y 17,9 veces.

Editado por Virginia Hebrero