Máximo de contagios en España y endurecimiento de restricciones en Portugal y Alemania

Máximo contagios España endurecimiento restricciones Alemania Portugal

Una prueba PCR , en una imagen de archivo. EFE/Manu Reino

Madrid / Lisboa / Berlín (EuroEFE).- Los contagios diarios por coronavirus en España alcanzaron este martes la cifra más alta en lo que va de pandemia, con 49.823 nuevos casos en el último día. Mientras, Alemania y Portugal van a endurecer algunas restricciones ante el rápido avance de la variante ómicron.

En España se registró este martes un aumento de 86 puntos en la incidencia, hasta los 695 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, mientras la ocupación en las unidades de cuidados intensivos suben también hasta el 15,7 %.

Según los datos del Ministerio de Sanidad, 16 de las 17 regiones españolas se mantienen por encima de los 500 casos por cada 100.000 habitantes, es decir en el máximo indicador de riesgo, con la perspectiva de nuevas restricciones para frenar el avance de ómicron, en vísperas de las fiestas navideñas.

Aunque la media de incidencia esté en 695, hay regiones con el doble o casi, como es el caso de Navarra (1.488) y País Vasco (1.183), en el norte de España.

 

Este incremento de casos se refleja también en el aumento de la ocupación hospitalaria, tanto en cuidados intensivos, con una media del 15,7 %, como en camas normales (6,1 %).

Ante la alta incidencia, los técnicos del Ministerio de Sanidad recomendaron hoy limitar el número de personas en los eventos públicos y sociales de los próximos días, ya que el riesgo de expansión de la variante ómicron es «muy alto».

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunirá este miércoles con los presidentes regionales para abordar nuevas medidas que frenen la expansión de esta sexta ola de coronavirus en España, a escasos días de la Navidad, fecha en la que proliferan las reuniones familiares y sociales.

NO SERÁ UNA NAVIDAD NORMAL

Portugal endureció hoy las restricciones para las fiestas navideñas ante el avance de ómicron, que ya representa casi el 50 % de los contagios de covid, con test negativo para entrar en restaurantes los días señalados y el cierre del ocio nocturno a partir de este sábado.

«Esta todavía no es una Navidad normal», avisó el primer ministro, António Costa, al presentar en rueda de prensa las medidas que marcarán las segundas fiestas navideñas en pandemia.

La incidencia no ha dejado de crecer desde octubre y actualmente se encuentra en 558,5 casos por 100.000 habitantes en 14 días, con una presencia cada vez mayor de ómicron, que al cierre del año ya representará en torno al 90 % de los contagios, según las autoridades sanitarias.

Esta nueva variante «es muchísimo más transmisible que delta» y suscita todavía «muchas dudas», alertó Costa, por lo que el Gobierno luso ha decidido endurecer las restricciones.

«Debemos prevenir para no tener después que poner remedio», dijo el primer ministro de Portugal, donde el año pasado las navidades llevaron a una explosión de infecciones y a la ola más mortífera de la pandemia, con un confinamiento general de varios meses.

Portugal tenía previsto cerrar el ocio nocturno e imponer el teletrabajo obligatorio en la llamada «semana de contención», del 2 al 9 de enero, pero el Ejecutivo ha decidido adelantar estas medidas, que entrarán en vigor en la madrugada del día 25 de diciembre.

También se ampliará la obligación de presentar test con resultado negativo incluso para vacunados, que hasta ahora se aplicaba al ocio nocturno, los grandes eventos y las visitas a hospitales y residencias.

LÍMITE A LAS REUNIONES EN ALEMANIA

Alemania restringirá fiestas, reuniones o actos públicos también entre vacunados, ante la perspectiva de que la variante ómicron será la dominante en el país en cuestión de semanas y de que ante ésta solo ofrece «cierta protección» la dosis de refresco de la vacuna.

Las restricciones vigentes -orientadas a los no vacunados- se mantendrán en su nivel actual para el próximo fin de semana de Navidad. Pero a más tardar el 28 de diciembre habrá límites estrictos a las reuniones, los grandes acontecimientos -como el fútbol-, serán sin público y cerrarán las discotecas, clubes y salas de baile.

Es «cuestión de semanas» que Alemania quede bajo el dominio de ómicron, tal como ocurre ya en el Reino Unido o Dinamarca, advirtió el canciller, Olaf Scholz, tras la reunión mantenida hoy con los líderes de los poderes regionales -los «Länder» o estados federados-.

Ante esa perspectiva, y mientras los expertos de referencia del país apremian a acelerar la campaña de la vacuna de refresco, toda reunión quedará limitada a un máximo de diez personas -aunque sin contar los menores de catorce años-.

No habrá fútbol ni eventos culturales con público, no se podrá bailar ni habrá grandes fiestas entre personas inmunizadas en cualquiera de sus categorías -personas con la pauta completa, la booster o sanadas-, ni siquiera presentando además un test negativo.

Las medidas adoptadas hace unas semanas, por las que los no vacunados quedaron excluidos de los comercios no esenciales, restauración y vida cultural, «han surtido efecto», afirmó Scholz. Se ha logrado reducir la incidencia de nuevos contagios y se ha distendido la situación en los hospitales.

Del máximo de incidencia de 485 casos en siete días por 100.000 habitantes de noviembre se había bajado este martes a 306 infecciones, tras un descenso lento, pero consolidado.

Scholz teme, sin embargo, un escenario como en Dinamarca, donde hoy se marcó un nuevo récord de contagios en un día -13.558, en un país con 5,8 millones de habitantes-. En ese país vecino, un 44 % de los casos son debidos a la variante ómicron y su incidencia es la más alta de toda la Unión Europea: 2.036 casos en 14 días.

El virus «no descansa en Navidad», recordó Scholz. Pero para el canciller, en el cargo desde principios de diciembre, no es preciso adoptar esas restricciones para los no vacunados con carácter inmediato.

«El comportamiento responsable de la mayoría de las familias» ha demostrado que en estas festividades «no se aceleran los contagios», sostuvo el jefe del Gobierno socialdemócrata.

Editado por Miriam Burgués

 

EMA: Si hay que adaptar las vacunas a ómicron, no será "empezar de cero"

La Haya/Bruselas (EuroEFE).- La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aseguró hoy que afrontar la variante ómicron no supondrá “empezar de cero” contra la pandemia y recordó: “Sabemos más”, tenemos más herramientas y “estamos preparados” para adaptar las vacunas, aunque -aclaró- …