Media España reanuda algunas actividades, Italia piensa en el verano y Alemania reabre museos

Efectivos de la Policía Municipal aconsejan al dueño del bar La Olla de Pamplona (España) la distancia de seguridad en la que se tienen que encontrar las mesas de la terraza que desde este lunes podrán acoger a clientes. EFE/Jesús Diges

Redacción Internacional (EuroEFE).- Con la epidemia de COVID-19 en retroceso, la mitad de la población de España avanzará gradualemente hacia la normalidad desde este lunes con la reanudación limitada de algunas actividades. Mientras, Italia ya piensa en cómo será su verano, Alemania reabre sus principales museos y Francia se prepara para salir del confinamiento.

La evolución de la enfermedad sigue un “camino favorable” en toda España, resaltó este domingo el portavoz del Ministerio de Sanidad, el doctor Fernando Simón, en una conferencia de prensa.

Sin embargo, 6 de las 17 regiones españolas solo podrán pasar este lunes parcialmente a la fase 1 del plan de transición previsto por el Ejecutivo, en la que se alivian algunas de las restricciones económicas y de movimiento de personas impestas desde el inicio del estado de alarma, el 14 de marzo pasado.

Las tres ciudades españolas más habitadas y sus áreas de influencia (Madrid, Barcelona y Valencia) tendrán que esperar. Sus respectivas regiones (Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana) no cumplen aún todos los requisitos de refuerzo sanitario o control epidémico establecidos por el Ejecutivo.

Madrid, con 6,7 millones de habitantes, será la única región cuyo territorio permanecerá al completo en la etapa previa (fase 0), pendiente de afianzar la atención sanitaria primaria.

En el último día, el número de fallecidos en España por coronavirus fue de 143 (es decir, 36 menos que una jornada antes), que es la cantidad más baja desde el 18 de marzo, y el total de defunciones llegó a 26.621 desde que comenzó la epidemia.

Los contagiados notificados en un día por pruebas PCR repuntaron ligeramente a 621, hasta alcanzar los 224.390 casos, informó este domingo el Ministerio de Sanidad, aunque los fines de semana suelen conllevar un retraso de datos, que se actualizan los días siguientes.

El Gobierno español, que sigue recomendando el teletrabajo, autoriza en esta nueva etapa la reanudación y reapertura de numerosas actividades, instalaciones y servicios, aunque con condiciones como límite de asistencia, distancia de seguridad entre personas, medidas de higiene, protección personal y desinfección frecuente de instalaciones y puestos laborales.

En la fase 1 se permite visitar a la familia, las reuniones de hasta 10 personas, desplazarse a segundas residencias y hoteles de la misma provincia donde se vive, comprar en comercios de hasta 400 metros cuadrados, salvo excepciones, o asistir a iglesias y museos.

Entre esas actividades figuran las de alojamiento y consumo de bebida y comida al aire libre en terrazas.

Italia reduce sus nuevos contagios a niveles de marzo

Italia ha registrado en las últimas 24 horas solo 165 nuevos fallecimientos y 802 nuevos casos de contagio por coronavirus, las cifras más bajas desde hace dos meses, y piensa ya en cómo será su verano, en el que los italianos podrán ir a las playas y a la montaña, aunque con ciertas precauciones.

Según los últimos datos de Protección Civil, Italia contabiliza 219.070 casos totales de contagios y 30.560 fallecidos desde que comenzó la emergencia el 21 de febrero.

En las últimas 24 horas ha habido 2.155 nuevos curados y se sigue reduciendo el número de hospitalizados y de ingresados en unidades de cuidados intensivos.

Ante este panorama, Italia empieza a pensar en cómo será su verano.

“Este verano no seguiremos en los balcones y la belleza de Italia no permanecerá en cuarentena. Podremos ir al mar, a las montañas y disfrutar de nuestras ciudades”, ha asegurado Conte en una entrevista publicada por el diario “Corriere della Sera”.

Y ha matizado que espera conocer más datos para observar cómo evoluciona la curva de contagios antes de ofrecer indicaciones claras sobre cómo se desarrollarán este año las vacaciones de verano en el país.

Además, ha argumentado que “sería bueno” que los italianos pasaran sus vacaciones en Italia, incluso si lo deben hacer “con reglas y precauciones”, para poder ayudar al sector del turismo que representa el 13 % del producto interior bruto (PIB) y que se está viendo duramente afectado por esta pandemia del coronavirus.

Alemania reabre sus principales museos

En Alemania los museos, entre ellos algunos de los principales de Berlín, se disponen a reabrir a partir de esta semana con medidas especiales dentro del plan de levantamiento gradual de las medidas restrictivas introducidas para contener el coronavirus.

En la emblemática Isla de los Museos de Berlín, una de las principales atracciones culturales de la capital alemana con alrededor de tres millones de visitantes al año, el martes volverán a recibir al público la Antigua Galería Nacional, el Museo Antiguo y el de Pérgamo, con la recreación panorámica de 360 grados de esta antigua ciudad griega, obra de Yadegar Asisi.

También el martes abrirán en el Fórum de la Cultura, junto a la plaza Potsdamer Platz, tanto la pinacoteca como la exposición especial “Pop on Paper. De Warhol a Lichtenstein”, en la que el Kupferstichkabinett, el museo de grabados e ilustraciones, presenta por primera vez las obras estrella de su colección de arte pop.

El uso de mascarillas será obligatorio para acceder a esos lugares y el número de visitantes quedará limitado y se controlará por franjas horarias en los billetes de entrada.

Mientras, el número de nuevos contagios por coronavirus causados por una persona infectada volvió a subir en el país por encima de 1, después de que en los últimos días cayera incluso hasta el 0,65, según el último informe publicado por el Instituto Robert Koch (RKI) de virología.

Así, con un índice de reproducción o factor R de 1,1 según datos del 9 de mayo, un individuo infectado contagia en la actualidad a otra persona, cuando el objetivo es mantener esa tasa por debajo de 1 para poder hablar de una remisión de la epidemia.

No obstante, el RKI recuerda que a la hora de interpretar los datos siempre hay que tener el cuenta el factor de inseguridad ligada al cálculo.

Francia se prepara para salir del confinamiento

Francia se prepara para salir este lunes del confinamiento, instaurado el pasado 17 de marzo para frenar el avance del coronavirus. Tras 55 días, la intención del Ejecutivo es relanzar la economía, con lo que mantiene las medidas de distancia social pero permite la reapertura de la mayoría de los comercios.

El territorio ha sido dividido en dos clasificaciones, rojo y verde, para organizar la salida del confinamiento según la presión sanitaria y la circulación del virus.

Las cuatro regiones del noreste del país, la de París incluida, y la isla de Mayotte, el equivalente al 40 % de la población, se llevan la peor parte y la desescalada tendrá allí más limitaciones.

En las zonas rojas, parques y jardines permanecerán cerrados al igual que las escuelas de enseñanza secundaria; para utilizar el transporte público en horas punta habrá que llevar una declaración del empleador u otro tipo de justificante si se trata de razones imperativas.

El uso de mascarillas en el transporte será obligatorio en todo el país a partir de los 11 años y no llevarla supondrá un riesgo de multa de 135 euros.

Para garantizar su utilización, en ciudades como Cannes (sureste), donde usarla en el espacio público ya es obligatorio, los autobuses han sido equipados con cámaras y un sistema capaz de reconocer cuando las personas no llevan mascarillas o no guardan la distancia mínima de 1 metro.

Los franceses podrán salir a la calle sin declaración jurada a no ser que se trate de un desplazamiento de más de 100 kilómetros, únicamente permitidos en casos de necesidad, y podrán reunirse en grupos máximos de 10 personas.

Johnson permite el regreso al trabajo en el Reino Unido

Por su parte, el primer ministro británico, Boris Johnson, autorizó este domingo el regreso al trabajo de las personas que no puedan hacerlo desde su casa y salidas “ilimitadas” con precaución en Inglaterra, mientras que Escocia, Gales e Irlanda del Norte mantendrán el confinamiento por el coronavirus.

En un discurso televisado, el líder conservador presentó “un primer esbozo de hoja de ruta” para ir levantando las restricciones impuestas el 23 de marzo contra la pandemia, así como un “Sistema de alerta Covid” con cinco niveles para controlar la evolución del virus.

Las nuevas medidas, que se suspenderán si se detecta un rebrote, se aplicarán en Inglaterra -la región más poblada del Reino Unido, con 56 millones de habitantes de un total de 66,6 millones-, pues los Gobiernos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte tienen sus propias competencias y ya han avisado de que mantendrán el confinamiento, aunque con algún ajuste.

Los líderes de los Ejecutivos autónomos han indicado que conservarán el mensaje de “quedarse en casa” en lugar de adoptar el promovido ahora por el Gobierno central, que insta a “estar alerta”, y solo permitirán pequeños cambios como flexibilizar el ejercicio diario.

Como parte de su plan, que presentará este lunes ante la Cámara de los Comunes, Johnson anticipó que, si la pandemia sigue controlada, en junio podrán reabrir parcialmente escuelas primarias y comercios, y en “un segundo paso” en julio podrían hacerlo la secundaria y la hostelería.

El jefe del Gobierno también adelantó que se prepara para imponer “pronto” una cuarentena obligatoria de 14 días para las personas que lleguen por avión al Reino Unido, aunque no precisó más detalles.

Sin embargo, se emitió un comunicado conjunto con el Gobierno de la vecina Francia en el que se indica que los viajeros franceses no estarían sujetos a tal cuarentena y que cualquier medida fronteriza se negociaría bilateralmente.

Rusia supera los 200.000 casos

Mientras, Rusia superó este domingo los 200.000 casos de COVID-19 al duplicar el número de contagios en apenas diez días, a lo que hay que sumar al menos 1.915 muertos desde el inicio local de la pandemia, según datos divulgados por las autoridades sanitarias.

En las últimas 24 horas se detectaron otros 11.012 casos de coronavirus, un 42 % de ellos sin síntomas, con lo que la cifra de contagios alcanzó los 209.688, a escasa distancia del Reino Unido (215.800).

Moscú sigue siendo el epicentro de la pandemia en Rusia y uno de los mayores focos mundiales del virus. Con los 5.551 casos registrados desde ayer, ya son 109.740 los contagios.

Los otros dos lugares donde el COVID-19 se propaga más rápido son la región moscovita y la segunda ciudad del país, San Petersburgo, que hoy sumó otros 414 nuevos enfermos.

Según esas cifras, más del 80 por ciento de los nuevos casos corresponden a personas menores de 65 años.

Además, 152 miembros del personal médico habrían perdido la vida en la batalla contra la pandemia en este país, según una lista elaborada por un grupo de médicos independientes.

Rusia alcanzó los 100.000 casos el pasado 30 de abril y desde entonces ha sumado más de 10.000 casos diarios, por lo que se calcula que en las próximas semanas podría convertirse en el segundo país del mundo con más casos.

Mientras las principales capitales europeas iniciaron o están a punto de embarcarse en una desescalada gradual, las autoridades de Moscú aplazaron esa medida, aunque ya existe una hoja de ruta de desconfinamiento avalada por el Gobierno central.

Editado por Miriam Burgués