Merkel: «Solo una Europa unida es una Europa fuerte»

Alt=El rey Felipe VI entrega a la canciller alemana, Angela Merkel, el XIV Premio Europeo Carlos V. EFE/Ballesteros

El rey Felipe VI entrega a la canciller alemana, Angela Merkel, el XIV Premio Europeo Carlos V. EFE/Ballesteros

Cuacos de Yuste (Cáceres) (EuroEFE).- La canciller alemana saliente, Angela Merkel, ha proclamado este jueves que «solo una Europa unida es una Europa fuerte» y ha avisado de que si no se frenan «las fuerzas centrífugas» surgidas en algunos países, la UE «acabará teniendo problemas».

Merkel ha recibido de manos de Felipe VI el XIV Premio Europeo Carlos V en el Monasterio de Yuste (Cáceres) como reconocimiento a su compromiso con Europa, en una ceremonia que ha contado con la presencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y del PP, Pablo Casado, entre otras autoridades.

La política alemana, de 67 años, ha apostado por «más soberanía europea» para garantizar y fortalecer la cohesión de la UE y evitar que se antepongan los intereses nacionales a corto y medio plazo.

«Solo una Europa unida es una Europa fuerte, y eso nos viene de los valores comunes. Unidos hacia adentro, fuertes hacia afuera. Este es el lema de la coexistencia de la UE. Una cohesión estrecha, la confianza y el respeto son los requisitos indispensables», ha subrayado.

En uno de sus últimos actos institucionales como canciller tras 16 años en el poder, Merkel ha admitido que Europa hace frente a «fuerzas centrífugas» surgidas cuando «el poder de cohesión se vuelve frágil, cuando las expectativas de la UE no se cumplen o cuando los cambios en la sociedad se hacen a varias velocidades».

«Cuando los intereses nacionales a corto y medio plazo se anteponen al reto común europeo o la base jurídica, acabaremos teniendo problemas», ha advertido.

El único «método eficaz» para contrarrestar este fenómeno, ha añadido, es mantener un diálogo «sincero» y resaltar los valores europeos».

Merkel ha hecho un llamamiento a los líderes europeos para apostar, además de por mayor soberanía colectiva, por «ser más proactivos, mejorar la coordinación y que Europa sea más independiente» frente a otras potencias, entre las que ha citado China.

«No significa aislarnos, sino defender nuestros intereses y actuar de forma estratégica sobre la base de nuestros valores (…) Una Europa soberana, innovadora y capaz de actuar es lo que necesitamos para hacer valer nuestros valores e intereses en el mundo», ha puntualizado.

Para ganar influencia frente a otros bloques y abordar problemas como el de la inmigración, la canciller ha reclamado «actuar con una sola voz».

También hacer valer los principios europeos, al ser «la base de su credibilidad»: «la cooperación, el respeto y la tolerancia llevan a la paz, la libertad y el bienestar».

«En tiempos en los que el multilateralismo es objeto de presiones y viejos conflictos amenazan con volver abrirse, este mensaje es más importante que nunca», ha abundado.

En su recta final como canciller, ha alertado de las amenazas que representan para la democracia «los extremismos, el terrorismo, el racismo o el antisemitismo» y ha animado a «combatirlas con la mayor determinación», desde «la cohesión estrecha, la confianza y el respeto».

También ha defendido la igualdad y el respeto a las minorías consagradas en los tratados europeos, en alusión a la ley aprobada en Hungría contra el colectivo homosexual.

Ha recordado que en el proyecto europeo «no siempre se hacen grandes saltos», por lo que ha recomendado ser «perseverantes y saber mediar».

De España, la dirigente alemana ha agradecido a Sánchez su empeño por fraguar una política migratoria común.

También ha transmitido su gratitud al presidente del Gobierno por contribuir a «garantizar y fortalecer la cohesión de Europa».

Ha admitido que Europa «parece sufrir por su propio éxito» al comprobar los ciudadanos que se han visto cumplidas sus promesas de estabilidad, pero ha insistido en que «la paz y la historia no se pueden dar por sentadas».

«Al contrario, hay que protegerlas y defenderlas. No tenemos la garantía de tener la libertad y la paz de forma duradera (…)», ha incidido.

Para la dirigente de la CDU, «Europa es una suerte para todos que se debe preservar y seguir diseñando» y su diversidad es «un recurso valioso que hay que aprovechar por el bien de todos».

«Las últimas décadas nos dan ánimo porque cada vez que las cosas se ponían difíciles, la UE se mantuvo unida. Y lo seguirá haciendo, estoy convencida, si mantenemos buenas relaciones amistosas, estrechas, más allá de la política», ha señalado.

En su discurso, ha abordado otros retos que la UE tiene pendientes, como la lucha contra el cambio climático.

A su juicio, la economía y la defensa del medioambiente «deben ir de la mano» y Europa tiene que asumir una «mayor soberanía digital» para «diseñar la globalización según los valores europeos», sin que eso suponga «limitar la cooperación con otros socios».

Merkel es la tercera mujer que recibe el premio que concede la Fundación Academia Europea e Iberoamericana de Yuste desde 1995 en memoria quien fue rey de España y emperador europeo (1500-1558).

Antes lo lograron la que fue presidenta del Parlamento Europeo, Simone Veil (2008) y la impulsora del programa Erasmus, Sofia Corradi (2016).

Además, es la segunda vez que el premio recae en un canciller alemán tras el ya fallecido Helmut Kohl (2006).

MERKEL PASARÁ A «LA HISTORIA DE LA UE CON MAYÚSCULAS»

Felipe VI ha asegurado este jueves que la canciller alemana saliente, Angela Merkel, pasará a «la historia con mayúsculas de la UE» por haber representado «el espíritu de la mejor Europa unida» y por su búsqueda del acuerdo «alejada de protagonismos y de los extremos».

«Su pragmatismo y fiabilidad han sido símbolo de solidez en Europa y en el mundo», ha ensalzado el monarca de la política alemana, en puertas de dejar el cargo tras 16 años.

Durante este periodo, según don Felipe, la política alemana ha «antepuesto el compromiso al enfrentamiento» y con su coherencia y su capacidad «alejada de protagonismos y de los extremos», ha propiciado «consensos y soluciones equilibradas» desde el europeísmo y el multilateralismo.

 

 

«Estos son los motivos que la dotan hoy de un gran respeto y autoridad política», ha rematado en su loa a la política germana.

A juicio del jefe del Estado, «pocas personas pueden representar mejor el espíritu de la unidad de Europa» que la dirigente de la CDU por «simbolizar y personificar la historia europea de los últimos años».

Entre sus virtudes, el rey ha destacado el «tesón y perseverancia» para mantener a la UE unida en las distintas crisis vividas en los últimos años, desde la económica de 2008, hasta el «brexit» o la pandemia.

«Estos últimos 16 años de liderazgo tan personal, tan especial, pasarán a la historia con mayúsculas de la UE y del orden internacional. Pocas personas pueden representar mejor el espíritu de la unidad de Europa», ha proclamado Felipe VI.

La entrega del galardón que concede desde 1995 la Fundación Academia Europea e Iberoamericana de Yuste (FAEY), ha proseguido el monarca, es un reconocimiento a «una mujer excepcional» que aspiró «a hacer cambios de gran profundidad, a quien no adoptó posiciones conformistas, a quien buscó siempre soluciones constructivas»,

«A quien ha dejado, sin duda alguna, un importante legado europeo. Si hoy hubiese que hablar de una ‘doctrina Merkel’, estas serían solo algunas de sus señas de identidad.», ha sentenciado don Felipe.

En su elogio a Merkel, le ha agradecido asimismo su contribución a que España y Alemania tengan relaciones «muy sólidas, intensas y positivas, de amistad y de cooperación estrecha.

Al acto se han sumado el expresidente del Gobierno Felipe González y el exministro Javier Solana, quienes también obtuvieron el galardón.

También el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, el del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, y el del CGPJ, Carlos Lesmes, entre otras autoridades.

Felipe VI se ha felicitado de que la ceremonia vuelva a celebrarse, después de que el pasado año tuviera que suspenderse por la pandemia.

A su entender, el galardón es una ocasión para «honrar, ensalzar y reivindicar este proyecto compartido que es la UE».

Para el jefe del Estado, «una solución integradora y cooperativa» que ha contribuido a superar, «no sin dificultades», numerosos obstáculos a lo largo de su historia «gracias a la unidad, la solidaridad y a los principios y valores».

También ha puesto el acento en lo que la UE ha representado para España, por lo que ha abogado por la vigencia del proyecto europeo y de sus valores.

«Sin ellos, no sería posible entender nuestro presente y nuestro futuro», ha apostillado.

El monarca ha tenido un recuerdo para las víctimas de la pandemia y también por quienes han visto afectados su salud o su trabajo, pero se ha felicitado de la respuesta que la UE para afrontar la recuperación.

SÁNCHEZ ALABA A MERKEL

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha elogiado este jueves la trayectoria de la canciller alemana saliente, Angela Merkel, y su tarea en favor de una UE «más unida y solidaria».

Sánchez ha transmitido este mensaje a través de Twitter tras asistir a la entrega a Merkel del XIV Premio Europeo Carlos V.

«Alemania cierra un ciclo y despide a Angela Merkel. Hoy reconocemos su trayectoria. Gracias, Angela por tu trabajo estos años, por tu apoyo y esfuerzo para construir una UE más unida y solidaria», ha asegurado el jefe del Gobierno en su felicitación por el galardón.

En su recta final como canciller tras 16 años al frente de Alemania, Sánchez le ha transmitido sus «mejores deseos» ante su nueva etapa.

Al término del acto, el jefe del Ejecutivo y la canciller en funciones han mantenido un almuerzo privado en el Monasterio de Yuste.

A la enhorabuena a Merkel por el premio que concede la Fundación Academia Europea e Iberoamericana de Yuste desde 1995 se ha unido el presidente del PP, Pablo Casado.

A juicio de Casado, que también se ha pronunciado mediante un tuit, la gestión de la canciller «ha sido fundamental para Alemania y el Partido Popular Europeo, y también para España por impulsar los fondos de recuperación como presidenta de turno de la UE».

Sánchez y Casado han coincidido en Yuste, donde se han saludado y charlado junto a otras autoridades, en paralelo al anuncio de la renovación de algunos órganos constitucionales, salvo el poder judicial.

Editado por Sandra Municio