Países Bajos explora opciones de gobierno en un parlamento fragmentado

El liberal Mark Rutte habla con un grupo de periodistas junto a su bicicleta en La Haya. EFE/Imane Rachidi

La Haya (EuroEFE).- Con 17 partidos con escaños confirmados en el Parlamento, Países Bajos abrió este viernes una fase clave después de que el liberal VVD y el progresista D66 hayan nombrado a sus “exploradores” para tratar de identificar posibilidades de formación de una futura coalición y determinar a quién sentar a la mesa de negociación.

Las encargadas de tantear el terreno ya tienen nombre: la senadora liberal Annemarie Jorritsma y la ministra de Interior en funciones, la progresista Kajsa Ollongren. En general, el partido ganador suele confiarle la tarea a una persona de confianza, pero dado que VVD y D66 han obtenido 35 y 23 escaños cada uno, era más práctico tener a sus respectivos negociadores.

Ambas han mantenido hoy su primer encuentro para hablar de la estrategia de trabajo, y el lunes tendrán sus primeras reuniones con los presidentes parlamentarios de cada partido, aunque no está claro con quién van a empezar.

Que haya dos personas es solo señal del rompecabezas que se les viene encima a ambos partidos: el liberal Mark Rutte quiere seguir siendo primer ministro, y tiene los escaños suficientes para exigir el cargo, pero al no tener mayoría suficiente, necesita a los progresistas, que también exigen un giro hacia el centroizquierda.

Pero los dos partidos -que ya gobiernan en coalición con los democristianos CDA y Unión Cristiana- suman 58 escaños, lejos de la mitad del Parlamento, que tiene 150 diputados.

Pueden volver a contar ellos, pero no está claro que liberales y progresistas estén dispuestos a renunciar otra vez a debatir cuestiones de ética, como nuevas leyes de aborto y la eutanasia, como hasta ahora.

“El primer paso obvio será que los dos ganadores, VVD y D66, convenzan a los demócratas cristianos a permanecer en el gobierno. Entonces necesitarían un cuarto partido, y esa es la parte más difícil”, asegura a Efe Nick Ottens, especialista en política neerlandesa.

Podrían gobernar con los tres partidos de ultraderecha, que suman 28 escaños, pero esa opción ya la han descartado por incompatibilidades.

Si miran a la izquierda, puede buscar el respaldo del socialdemócrata PvdA (9) y los verdes GroenLinks (8), o incluso al Partido Socialista (9), pero no está claro si alguno quiere estar en coalición con CDA o los liberales.

El partido proeuropeo Volt, que entra por primera vez a un parlamento nacional en la Unión Europea, puede ser una clave interesante para la futura coalición, si acepta apoyar con sus tres escaños al VVD (35), D66 (23) y CDA (15), porque sumarían todos los 76 diputados de una mayoría parlamentaria.

Pero Volt no tiene claro si quiere tener un papel en las negociaciones del futuro gobierno. “Nos conviene modestia”, dijo su líder, Laurens Dassen, que quiere antes familiarizarse con la vida parlamentaria. En una entrevista con Efe, dijo que se veía haciendo acuerdos con D66, un partido también proeuropeo.

“El VVD y CDA preferirían seguir en la coalición cuatripartita con la centrista Unión Cristiana, y D66 preferiría un socio más de izquierdas, como los socialdemócratas o los verdes, pero el laborismo no quiere ser el único partido de izquierdas en un gobierno. Además, las propuestas energéticas y agrícolas de los Verdes son demasiado radicales para el VVD y CDA”, añade Ottens.

Los liberales de Rutte ganan las elecciones en Holanda pero sin mayoría suficiente

La Haya (EuroEFE).- El partido liberal VVD, liderado en las urnas por Mark Rutte, ganó este miércoles las elecciones generales celebradas en Países Bajos, y obtendría 35 escaños de los 150 que tiene el Parlamento, dos más que ahora, según …

El presidente de CDA, Rutger Ploum, presentó hoy su dimisión al frente del partido porque el resultado electoral “fue una gran decepción”, dijo, tras pasar de 19 a 15 escaños.

El otro problema está en el Senado, una Cámara imprescindible en la aprobación de proyectos de ley y cuya composición se elige en las elecciones regionales, que se celebraron en 2019, dando una victoria al ultraderechista Foro para la Democracia, y dividiendo la Cámara de 75 senadores en grupos que difícilmente suman mayoría.

La coalición en funciones perdió la mayoría en esos comicios y terminó la legislatura en minoría en el Senado, buscando respaldos puntuales.

Y esta es la otra complicación que ve este analista: “Casi ninguna combinación de cuatro partidos en el Parlamento tiene mayoría también en el Senado, por lo que, incluso si D66 accediera a una coalición de centroderecha, necesitaría hacer acuerdos con los socialdemócratas y los verdes, para que sus propuestas pasen por el Senado”.

Mientras las “exploradoras” tratan de acelerar las negociaciones, con el 30 de marzo como objetivo para presentar un informe con sus conclusiones, el Gobierno actual seguirá gestionando la pandemia mientras siga en funciones, ante un nuevo disparo de contagios: el Instituto de Salud Pública (RIVM) registró 7.425 nuevos casos en las últimas 24 horas, la confirmación de que Países Bajos se dirige hacia una tercera ola.

Editado por Virginia Hebrero