Puigdemont y Junqueras denunciarán al Estado español por espionaje con Pegasus

Puigdemont y Junqueras denunciarán al Estado español por espionaje con Pegasus

El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont, junto al líder de ERC Oriol Junqueras, este martes. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET

Bruselas (EuroEFE).- El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont anunció este martes, junto al líder de ERC Oriol Junqueras, que llevará ante la justicia al Estado español por los casos de espionaje de más de 60 dirigentes independentistas con el sistema de ciberespionaje Pegasus.

 

 

El caso fue desvelado este lunes por The New Yorker, que asegura que es un sistema que solo pueden comprar gobiernos.

«A nivel legal denunciaremos a varios niveles y en varios países europeos el espionaje masivo contra la sociedad civil, miembros del Gobierno, representantes políticos, abogados, periodistas, activistas y sus seres queridos», dijo Puigdemont en una rueda de prensa en el Parlamento Europeo en Bruselas.

La denuncia será ante un tribunal de Barcelona y también ante las autoridades judiciales de Bélgica, Suiza, Alemania, Francia y Luxemburgo, si bien no se aportaron detalles exactos sobre a qué entidad estará dirigida la querella que previsiblemente se presentará a partir de la próxima semana.

Puigdemont anunció asimismo querellas contra la empresa israelí NSO, que desarrolló el programa, y su subsidiaria luxemburguesa, y señaló que también que pedirán que se investigue al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y a «todas las entidades españolas» vinculadas a este caso.

Junqueras, por su parte, anunció que llevarán el caso al Parlamento Europeo y pedirán un debate urgente sobre el tema en el siguiente pleno de la institución, que se celebrará a principios de mayo en Estrasburgo (Francia), y se ofreció a aportar la información necesaria a la comisión de investigación sobre Pegasus creada en la Eurocámara antes de que este caso saliera a la luz.

«Este uso ilegal y sin control (del ‘spyware’) ha de combatirse porque pone en peligro los derechos fundamentales de toda la ciudadanía. Es necesaria una protección más estricta a nivel internacional contra este uso abusivo de la tecnología», señaló Junqueras.

Junto a Puigdemont y Junqueras comparecieron al investigador de CitizenLab John-Scott Railton, que ha llevado a cabo la investigación, y el exrelator especial de la ONU sobre liberad de expresión David Kaye, así como los líderes de las entidades civiles ANC y Ómnium Cultural y un diputado de la CUP.

Railton explicó cómo se ha llevado a cabo, a lo largo de algo más de dos años, la investigación que ha desvelado cómo más de 60 líderes independentistas fueron objetivo de este software que toma el control del dispositivo infectado, en muchas ocasiones sin que la víctima tenga conocimiento de ello.

Esta herramienta de ciberespionaje infecta dispositivos móviles y es capaz de usarlos como micrófonos, de grabar vídeos, leer mensajes o modificar archivos almacenados.

El investigador señaló cómo, en ocasiones, el ‘spyware’ entraba en el dispositivo a través de mensajes de texto que aparentemente procedían de aerolíneas -tras comprar un vuelo- o de Hacienda o la Seguridad Social españolas, con «mensajes muy convincentes» y que en ocasiones contenían datos específicos de la víctima.

Railton apuntó a que, pese a que la investigación no ha podido determinar con seguridad quién está detrás de este espionaje, hay detalles que «apuntan a varias entidades dentro del Estado español».

Son, por ejemplo, el hecho de que las víctimas eran «de interés obvio» para España y que las fechas en las que se infectaron los dispositivos encajan con fechas clave en el «procés» independentista catalán, cuando las autoridades catalanas impulsaban un referéndum de secesión en 2017 declarado ilegal por el Tribunal Constitucional español.

Kaye, por su parte, instó a una moratoria del uso de este tipo de programas y a que la comunidad internacional aborde «cuestiones serias», como si el ‘spyware’ puede usarse en línea con la legislación internacional de derechos humanos, si existen reglas apropiadas sobre su uso, si las víctimas reciben compensación y si los Estados controlan su uso.

METSOLA CONFÍA EN UNA INVESTIGACIÓN «EXAHUSTIVA»

Por su parte, el portavoz de la presidenta del Parlamento Europeo, Jüri Laas, dijo este martes a Efe que Roberta Metsola, se toma «muy en serio» las acusaciones relacionadas con el espionaje mediante el software Pegasus y tiene confianza «plena» en que serán investigadas de forma «exhaustiva» por la nueva comisión de la Eurocámara.

«La Presidenta se toma muy en serio todas las acusaciones relacionadas con el programa espía Pegasus, y el Parlamento Europeo se asegurará de que todo sea debidamente investigado», manifestó Laas.

Metsola se «congratula» de que la nueva comisión parlamentaria de investigación sobre el programa espía Pegasus haya comenzado sus trabajos, lo cual es «muy oportuno», según el portavoz.

Añadió que la política maltesa tiene «plena confianza» en que esta comisión pueda llevar a cabo una «investigación exhaustiva de las acusaciones» sobre el uso del software Pegasus para fines de espionaje.

La decisión de establecer esta comisión parlamentaria ya se tomó en febrero de este año tras las primeras revelaciones de espionaje masivo en el verano de 2021 por parte de gobiernos hacia periodistas, opositores, activistas y empresarios.

El presidente de esta comisión será el popular holandés Jeroen Lenaers, mientras que una de sus vicepresidentas será la eurodiputada de ERC Diana Riba, una de las líderes independentistas cuyo dispositivo fue supuestamente infectado por Pegasus.

Editado por M.Moya