Sánchez se pone como meta «un nuevo proyecto de país» moderno y consensuado

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, saluda a la vicepresidenta de la Comisión Europea, Dubravka Suica, durante la clausura los "Diálogos sobre el futuro".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, saluda a la vicepresidenta de la Comisión Europea, Dubravka Suica, durante la clausura los "Diálogos sobre el futuro". EFE/ Emilio Naranjo

Madrid (EuroEFE).- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha puesto como uno de los objetivos principales de su mandato construir «un nuevo proyecto de país» moderno, consensuado, con más entendimiento y menos crispación y en el que tengan un protagonismo especial los jóvenes.

Sánchez se ha fijado ese meta en la clausura de los «Diálogos sobre el futuro» que, en el marco de la agenda España 2050 impulsada por el Gobierno, han propiciado una serie de debates y mesas redondas durante varios meses para analizar las expectativas de futuro del país.

Acompañado por sus vicepresidentas segunda y tercera, Yolanda Díaz y Teresa Ribera, la vicepresidenta de la Comisión Europea, Dubravka Suica, y los presidentes del Congreso y el Senado, Meritxell Batet y Ander Gil, respectivamente, el jefe de Ejecutivo ha hecho hincapié en que España «tiene que mirar hacia adelante».

A su juicio, España vivió un momento exitoso con la Transición tras unir a todos los ciudadanos el sueño de un país democrático, pacífico y plenamente integrado en la comunidad internacional.

«Se aunaron esfuerzos a pesar de las diferencias y progresaron a una velocidad vertiginosa», ha añadido.

Ahora cree que se vuelve a estar en un punto de inflexión y en los próximos diez años se va a definir en buena medida la España y la Unión Europea de las próximas décadas.

«Necesitamos construir una nueva visión, un nuevo proyecto de país que tiene que ser moderno, consensuado y que permita alcanzar derechos y libertades a la vez que se logran nuevas cuotas de prosperidad económica y bienestar social aprovechando la digitalización o la transición ecológica», ha explicado Sánchez.

Por ello ha insistido en que uno de los principales objetivos de su Gobierno es construir esa nueva visión de España. Algo que cree que debe hacerse con rigor científico, no sólo prometiendo o «inventando falsos futuros», apelando a la participación de todos los ciudadanos y dando protagonismo a los jóvenes.

ESPACIOS DE ENTENDIMIENTO

Para Sánchez, no todo puede ser discrepancia y hay espacios de entendimiento y de colaboración que deben ayudar a construir ese nuevo proyecto de país. El presidente del Gobierno ha afirmado que todos los integrantes de su Ejecutivo de coalición han querido trabajar no sólo para hacer frente a lo urgente, sino también al futuro.

Gracias a esa mirada conjunta ha dicho que se puede estar orgullosos de que España se haya convertido en país líder en vacunación nacional y en vacunación solidaria.

En ese contexto, ha mostrado su convencimiento de que la vacunación infantil que empieza esta semana en España va a ser «un nuevo éxito».

El presidente del Gobierno ha destacado que España sea también el país que ha recibido la primera transferencia de los fondos europeos «Next Generation» y ha resaltado el proceso de recuperación de la economía española.

«Hemos encarado con valentía y con eficacia los problemas que acucian a los españoles, pero el deber del Gobierno es hacer mucho más y trabajar a fondo para un mañana diferente», ha subrayado.

En ese contexto ha enmarcado el trabajo de la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia 2050 creada por el Gobierno para analizar los retos del futuro. Frente a las críticas recibidas desde la oposición por intentar trabajar con un plazo tan largo de tiempo, Sánchez ha resaltado los elogios recibidos por ello por parte de las instituciones europeas, de la comunidad latinoamericana y de muchos sectores y organizaciones.

«Estamos viendo qué podemos hacer para que ese 2050 sea mucho mejor para las generaciones que están sufriendo hoy la falta de oportunidades y las dudas sobre el futuro», ha añadido antes de llamar a combatir el pesimismo y alertar de que el mayor peligro de España y de la Unión Europea es «el miedo al futuro».

Para fijar las prioridades de actuación hasta 2050, el jefe del Gobierno ha recordado que ha habido actos en todas las comunidades autónomas, se han celebrado 100 mesas redondas, 37 talleres y multitud de reuniones en las que han participado 25.000 ciudadanos de forma presencial o remota.

Previamente, la vicepresidenta de la Comisión Europea ha alabado el trabajo de prospectiva del Gobierno español y ha resaltado la trascendencia de que los ciudadanos se impliquen con la democracia y confíen en sus instituciones facilitando su participación.

«Los ciudadanos -ha dicho- no son un objeto de la democracia, sino participantes activos de ella».

Previamente, el periodista Iñaki Gabilondo ha moderado una mesa redonda con cinco jóvenes que han coincidido en que las nuevas generaciones tienen futuro pero necesitan ayuda para conseguir sus metas.

A ellos se ha dirigido Sánchez para pedirles que tengan fe en el futuro de España y de Europa y confíen en sus instituciones.

Editado por María Moya

El futuro de Europa, la salud o la defensa, retos para una UE pospandémica

Madrid (EuroEFE).- La democracia, la Conferencia sobre el Futuro de Europa (CoFoE), la gestión de los fondos Next Generation EU y otras cuestiones como el sistema de migración y asilo, la creación de una Europa de la salud o la …