Sánchez y Scholz se alían para avanzar en una recuperación «digna» de Europa

Sánchez y Scholz se unen para una recuperación digna de Europa

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), junto al canciller alemán, Olaf Scholz (c), a su llegada a la rueda de prensa posterior a su reunión en el Palacio de la Moncloa. EFE/ Mariscal

Madrid (EuroEFE).- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el canciller alemán, Olaf Scholz, dieron por iniciada este lunes una etapa de colaboración con el fin de impulsar en la UE políticas socialdemócratas con las que lograr la recuperación del continente y avanzar en la «dignificación y respeto» de sus ciudadanos.

Ambos líderes mantuvieron en el Palacio de la Moncloa su primera reunión bilateral desde el relevo de Angela Merkel al frente de la Cancillería alemana y acordaron protagonizar una estrecha relación para seguir logrando éxitos que afirman que han sido posibles cuando ambos países han actuado conjuntamente.

En rueda de prensa conjunta resaltaron la necesidad de que los principios socialdemócratas sigan alimentando la actuación de las instituciones comunitarias.

«La revolución del respeto, de la dignidad, es la gran revolución pendiente en Europa y en España (…) Es lo que sintetiza la propuesta socialdemócrata para Europa, la dignificación de las condiciones de vida», dijo Sánchez.

Por su parte, y como prueba de esas políticas, Scholz citó la trascendencia de la aprobación de los fondos europeos para hacer frente a la pandemia de coronavirus.

La buena sintonía entre los dos jefes de Gobierno no impide que mantengan posiciones diferenciadas o con matices en algunas cuestiones, como reconoció Sánchez, pero ambos abogaron por el trabajo conjunto para avanzar en ellas, como es el caso de la energía.

DIVERGENCIAS SOBRE LAS REGLAS FISCALES

Sánchez señaló que los dos gobiernos coinciden en que las reglas fiscales actualmente suspendidas son «demasiado complejas y difícilmente cumplibles en el contexto de la pandemia» y que él defiende la necesidad de reformarlas.

Una reforma que cree que ha de tener en cuenta la respuesta al reto climático y a la transformación digital al tiempo que se garantiza la sostenibilidad de las finanzas a medio plazo.

El presidente del Gobierno español afirmó que aborda este debate con una posición «constructiva e integradora» porque cree que no es positivo que haya bloques de países sino que se trabaje de forma unida.

Al respecto, Scholz consideró que el pacto de estabilidad ha dado el marco necesario para los fondos europeos de recuperación, recordó que «la mayor parte de estos fondos todavía no se ha desembolsado» y destacó que Alemania quiere «seguir construyendo sobre las experiencias del pasado».

En cuanto al mercado energético, Sánchez asumió que hay visiones diferentes entre España y Alemania, pero apeló al diálogo e instó a no confundir los debates.

«No estamos hablando de un ‘mix’ energético, que efectivamente necesitamos, del gas, sino de qué inversiones vamos a considerar verdes para lograr esa neutralidad climática que nos hemos fijado», ha precisado.

El canciller alemán defendió actuaciones conjuntas: «Tanto España como Alemania queremos alcanzar rápidos progresos en la ampliación de las renovables», dijo.

El canciller alemán, Olaf Scholz, durante la rueda de prensa junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

EFE/ Mariscal

LLAMAMIENTO A LA DESESCALADA EN UCRANIA

Scholz aprovechó su comparecencia para reclamar a Rusia «pasos inequívocos» hacia la desescalada en la frontera con Ucrania, y advertir de la gravedad de la situación, e instó a «hacer lo posible» para evitar una intervención militar porque «cualquier amenaza a la integridad de Ucrania tendrá un alto coste».

El presidente del Gobierno suscribió las palabras del canciller e hizo igualmente un «llamamiento a la desescalada», así como al «respeto a las fronteras» y a la «integridad territorial» de Ucrania.

Respecto a la cumbre de la OTAN que se celebrará el próximo mes de junio en Madrid, en la que los aliados presentarán un nuevo proyecto estratégico, Scholz aseguró que «Alemania contribuirá al máximo al éxito» de esta reunión.

En el análisis de la pandemia, Sánchez consideró que ningún país puede dar lecciones a nadie, sino que todos han de aprender de todos, y reiteró que no pretende que se trate la covid-19 como una gripe «de la noche a la mañana», sino que habrá que hacerlo de acuerdo a criterios científicos «sin prisa pero sin pausa».

Por su parte, Scholz destacó que España «es un modelo en cuanto a la tasa de vacunación» y que ese es también el objetivo de Alemania.

La pandemia de coronavirus, el proceso de vacunación, la cumbre de la OTAN de Madrid en junio, el pacto migratorio de la UE, las amenazas de Rusia a Ucrania o la reforma de las reglas fiscales comunitarias fueron otros asuntos tratados en el encuentro.

Los dos jefes de Gobierno quedaron en verse próximamente y acordaron retomar en el primer semestre de este año la cumbre bilateral entre ambos países, que le corresponde organizar a España.

Editado por Sandra Municio