La variante ómicron avanza poco a poco por Europa

variante ómicron covid Europa

Dos pasajeros cruzan una de las terminales del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, en una imagen de archivo. EFE/Emilio Naranjo

Redacción Internacional (EuroEFE).- La nueva variante ómicron de la covid, detectada en Sudáfrica, se está extendiendo poco a poco por los países europeos, mientras que la OMS ya ha calificado de «muy elevado» el riesgo global que plantea. 

Este mismo lunes se está celebrando una reunión técnica entre los países de la UE, a través del mecanismo de crisis de la IPCR (respuesta política integrada a la crisis, en sus siglas en inglés) en la que se analiza tanto la nueva variante como la situación general de la pandemia. 

Mientras, los ministros de Sanidad del G7, las economías más desarrolladas, se reúnen, a convocatoria de la presidencia británica, para analizar estrategias ante la variante ómicron del coronavirus.

PRIMER CASO EN ESPAÑA Y TRECE EN PORTUGAL

El servicio de microbiología del hospital Gregorio Marañón de Madrid comunicó este lunes el primer caso de variante ómicron en España.

Según apuntó este servicio en su cuenta en Twitter, se trata de un viajero procedente de Sudáfrica, que según la Comunidad de Madrid tiene 51 años y regresó el pasado 28 de noviembre con sintomatología leve.

En Portugal, el Instituto Nacional de Salud «Ricardo Jorge» (INSA) confirmó este lunes trece nuevos casos de esta variante. Se trata de trece jugadores de fútbol del equipo del Belenenses, que milita en la Primera División lusa, según confirmaron a EFE fuentes del INSA.

El futbolista sudafricano Cafú Phete, que pertenece a esta plantilla, regresó el pasado domingo 22 de noviembre a Portugal tras jugar dos partidos con la selección de su país, pero no fue hasta este domingo, 28 de noviembre, cuando se analizaron las muestras.  

En los primeros resultados obtenidos hay muestras claras de que los trece casos están «relacionados con la variante Ómicron», aunque para que haya una evidencia científica en su totalidad, en las próximas horas harán la «secuenciación» de las muestras para garantizar al cien por cien que se trata de dicha variante, explicaron a EFE fuentes del INSA.

UN POSITIVO POR ÓMICRON EN AUSTRIA

Por su parte, el ministerio de Sanidad de Austria informó este lunes del primer caso de infección con la variante ómicron del coronavirus confirmado en su territorio, en una persona que había regresado de un viaje a Sudáfrica.

Las autoridades del Estado federado del Tirol, en el oeste del país, habían anunciado el sábado pasado el caso «sospechoso» detectado en un test de PCR, pero no ha sido hasta este lunes cuando se han obtenido «todos los resultados necesarios para su confirmación».

Hasta el momento, la persona contagiada no presenta ningún síntoma de la enfermedad.

ESCOCIA DETECTA CASOS SIN VÍNCULOS CON ÁFRICA

También este lunes, el Gobierno escocés anunció que se han identificado seis nuevos casos de la variante ómicron en diferentes áreas de Escocia, de los cuales, cuatro han sido hallados en la zona de Lanarkshire y dos en Greater Glasgow y en Clyde.

No obstante, la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, reveló este lunes en una comparecencia en la sede del Parlamento escocés que algunos de los seis infectados con la variante ómicron no habían viajado al sur de África ni habían tenido contacto con personas que sí hubieran estado en esa zona al infectarse.

«Esto sugiere que podría ya haber algún tipo de transmisión entre la comunidad de esta variante en Escocia», subrayó Sturgeon, aunque faltan evidencias para confirmar hasta qué punto estaría extendida.

Esos casos elevan a un total de 9 los registrados en el conjunto del Reino Unido, teniendo en cuenta que en Inglaterra se han detectado ya otros tres, en Nottingham y Essex y en Westminster, este último de un individuo con vínculos con el sur de África que había visitado ese barrio -aunque no el Parlamento de Londres- antes de abandonar este país.

Por su parte, en la República Checa se ha confirmado este lunes que la variante ómicron ha sido detectada por primera vez en territorio checo en una prueba de una mujer que regresó de un viaje a Namibia, según informó a la cadena pública CT24 el hospital de Liberec donde se le realizaron las pruebas.

LA OMS ACTÚA

El riesgo que supone a nivel global la nueva variante ómicron del coronavirus es «muy alto», advirtió hoy la Organización Mundial de la Salud en un informe técnico sobre esta nueva cepa del SARS-CoV-2.

Teniendo en cuenta las elevadas mutaciones de ómicron, con potencial de ser más resistentes a la inmunización y más contagiosas, el riesgo de que la variante se transmita en todo el mundo es «alto», afirmó el documento, redactado este domingo pero hecho público hoy por la OMS.

Ante estos riesgos, la OMS pide a sus Estados miembros que tomen determinadas acciones prioritarias, entre ellas «acelerar la vacunación, especialmente entre población de riesgo que siga sin vacunar».

CIERRE DE FRONTERAS

Pese a que varios países ya han optado por blindarse ante la propagación de ómicron, la Comisión Europea (CE) señaló este lunes que los países de la Unión Europea (UE) no deben aplicar restricciones adicionales de viaje a los ciudadanos que cuenten con un certificado de vacunación en regla.

«En principio, los Estados miembros tienen que contenerse de imponer restricciones de viaje a quienes tengan el certificado digital covid y deben informar a la Comisión y al resto de Estados miembros si tienen intención de introducir nuevas restricciones», declaró en rueda de prensa el portavoz comunitario de Justicia, Christian Wigand.

Por su parte, el secretario de Estado francés de Asuntos Europeos, Clément Beaune, afirmó que no se cerrarán las fronteras interiores de la UE pese al aumento de la presión epidémica y a la aparición de la nueva variante del coronavirus identificada en el sur de África.

«Nuestra arma es el certificado sanitario» que ya es necesario para pasar de uno a otro país, dijo Beaune quien, respecto a las fronteras exteriores de la UE, dijo que Francia apuesta por «un dispositivo coordinado» con los otros socios comunitarios.

Editado por María Moya