Von der Leyen: «La democracia no será perfecta, pero es perfeccionable»

Von der Leyen dice que la democracia no es perfecta, pero es perfeccionable

La cumbre virtual sobre la Democracia organizada por Estados Unidos. EFE/EPA/TASOS KATOPODIS / POOL

Washington/Roma (EuroEFE).- La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, defendió este jueves los regímenes democráticos frente a la autocracias y aseguró que, si bien la democracia no es un sistema perfecto, sí que es «perfeccionable», a diferencia de las dictaduras.

«La democracia no será perfecta, pero es perfeccionable. Esa es la diferencia entre la democracia y la autocracia«, dijo Von der Leyen en su intervención en la Cumbre de la Democracia, un evento virtual organizado por EE.UU. y que reúne a más de un centenar de países, con las destacadas ausencias de China y Rusia.

«La erosión de la democracia y la silenciosa propagación de las autocracias pueden darse muy rápidamente. El terreno más fértil para ello es aquel en el que la desinformación sesga la manera en cómo vemos la democracia y percibimos el mundo«, indicó la presidenta de la CE.

Para evitar que se produzca esta erosión de los valores democráticos, sugirió a los líderes mundiales trabajar para que la gente sienta que la democracia funciona para ellos y mejora su vida, algo en lo que aseguró que la Comisión Europea se está volcando.

Así, destacó como ejemplos del trabajo de la CE en esta línea la propuesta de inclusión de los crímenes y discursos de odio a la lista de delitos de la Comisión y la protección de los periodistas con una nueva ley de libertad en los medios.

Von der Leyen presidió en la mañana del jueves la sesión de líderes democráticos, un evento que se celebró a puerta cerrada.

EL «MEJOR ANTÍDOTO» CONTRA LA «DERIVA TOTALITARIA»

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, remarcó, por su parte, la importancia de reforzar «la confianza y credibilidad» del modelo democrático como el «mejor antídoto» contra «cualquier deriva totalitaria», durante su intervención en la primera jornada de la Cumbre de la Democracia.

«Esta cumbre es una excelente oportunidad para compartir nuestro compromiso en la defensa del modelo democrático, como alternativa contra cualquier deriva totalitaria», señaló el presidente del gobierno español en su discurso en este foro virtual.

Sánchez aseguró que «las amenazas del relativismo cultural, en la clave internacional, o de la desafección con las instituciones democráticas en nuestros propios países son reales».

Para combatirlas propuso un «nuevo contrato social» que «luche contra la desigualdad económica», que a su juicio es «uno de los factores que más debilita nuestras democracias», y busque «restablecer la confianza y credibilidad de las instituciones».

«En este sentido España está canalizando una transición verde, digital y sobre todo inclusiva, como el mejor antídoto frente a la tentación de aquellos movimientos totalitarios», dijo Sánchez.

Por último, recordó la necesidad «de proteger y fortalecer el legado de generaciones que nos precedieron y que lo dieron todo por la democracia y la libertad».

BIDEN: «LA DEMOCRACIA NO OCURRE POR ACCIDENTE»

Por su parte, el presidente estadounidense, Joe Biden, inauguró la cumbre desde la Casa Blanca a primera hora del jueves, con un discurso en que apuntó que «la democracia no ocurre por accidente», por lo que «cada generación» tiene que renovarla al alertar sobre la creciente amenaza de gobiernos autoritarios.

«La democracia no ocurre por accidente. Tenemos que renovarla cada generación», aseveró.

Biden, quien estaba a acompañado por el secretario de Estado, Antony Blinken, recalcó que «los sostenidos y alarmantes desafíos a la democracia y los derechos humanos en todo el mundo» por parte de gobiernos autoritarios «hacen que la democracia necesite defensores».

El mandatario reconoció, no obstante, que estos retos también se dan en su propio país.

«Aquí en Estados Unidos sabemos mejor que nadie que renovar nuestra democracia y fortalecer nuestras instituciones democráticas requiere un esfuerzo constante«, dijo Biden.

APOSTAR POR LAS GENERACIONES FUTURAS

En su intervención, el primer ministro italiano, Mario Draghi, pidió que las democracias apuesten por las generaciones futuras y defiendan los valores universales.

Draghi reconoció que durante la pandemia los gobiernos han tenido que «equilibrar las libertades individuales con la seguridad colectiva» y ahora trabajan para «garantizar la prosperidad durante una fuerte recesión».

Citó a la Unión Europea como «excelente ejemplo de la resistencia de las democracias» y mencionó como logro que los Veintisiete hayan lanzado el programa Next Generation EU. Con este programa la UE quiere respaldar la recuperación con ayudas y préstamos por valor total de 750.000 millones de euros.

Draghi animó a los países a hacer de la pandemia una oportunidad para dejar atrás «las desigualdades» y avanzar hacia «la sostenibilidad y la innovación». Y en clave nacional recordó que Italia «gastará en los próximos cinco años en total más de 235.000 millones de euros» para «impulsar las energías renovables, mejorar el transporte, la atención médica y la educación».

La Cumbre por la Democracia tiene como ejes fundamentales fortalecer la democracia frente al autoritarismo, la lucha contra la corrupción y promover los derechos humanos. La lista de los invitados al encuentro virtual, que se prolongará hasta el viernes, cuenta con otras destacadas ausencias, como es el caso de Hungría y Turquía.

Asimismo, de Latinoamérica no han sido invitados El Salvador, Guatemala y Honduras, países considerados claves por Washington para confrontar el masivo flujo migratorio hacia EEUU; y tampoco participarán Bolivia, Nicaragua y Cuba.

Editado por María Moya